El emblemático hogar de Lucía Bosé es el atractivo turístico por excelencia del pequeño pueblo de Brieva, en Segovia. En este humilde enclave todos se conocen y no hay vecino que no haya pasado alguna vez por la mítica puerta de color azul intenso a la que cada día se asomaba su famosa dueña dispuesta a saludar a sus amigos y conocidos locales. Sin embargo, desde el 23 de marzo de 2020 su acento italiano ya no está presente en la pedanía que tantas alegrías le dio. La carismática actriz falleció a los 89 años por una neumonía y doce meses después su familia decidió poner a la venta su icónica casa.

Noticias relacionadas

En pasado mes de abril el inmueble colgaba el cartel de 'se vende' por casi medio millón de euros. Tras varias rebajas en el precio, finalmente, este verano podía adquirirse por 405.000 euros. Así constaba en el anuncio de la web Idealista, sin embargo, las cosas han cambiado.

Lucía era una vecina más en Brieva a la que le gustaba asomarse por su emblemática puerta azul. RRSS

La familia ha realizado un movimiento revelador esta última semana. Este lunes 16 de agosto, los Bosé eliminaron la publicación de la página de venta de viviendas y ya no queda rastro de la 'casa azul' entre sus ofertas. Puestos en contacto con la inmobiliaria que gestionaba el inmueble se insiste en que "no pueden facilitar ninguna información al respecto" ni siquiera confirmar si el gesto llevado a cabo por la familia responde a que la venta de la casa ya sería efectiva.

Llama la atención esta decisión de eliminar el anuncio, porque exactamente un mes antes, el 16 de julio, Alma Sofía Villalta (24), nieta de la fallecida actriz y heredera de la emblemática vivienda también se deshacía de las ofertas de alquiler de la misma.

Tal y como desveló JALEOS el pasado 27 de abril, mientras los familiares de la italiana aún intentaban encontrar el comprador más adecuado para la casa, decidieron que el lugar debería seguir llenándose de vida con la presencia de todos aquellos inquilinos que desearan alquilarla durante sus vacaciones. Así que fue Alma, hija de Paola Dominguín (60) y el compositor Manuel Villalta, la que se encargó de la gestión de las reservas del mítico chalet. Lo hizo desde la plataforma TripAdvisor donde publicó un anuncio y puso a disposición de todos su contacto directo.

Tras casi tres meses ofertándose para los potenciales inquilinos por 459 euros la noche, finalmente, Villalta, como responsable del inmueble, quitó el anuncio de la citada web de alquileres. Este movimiento unido a la decisión de eliminar también la oferta de venta en Idealista hace que cobre mayor peso la teoría de que la compraventa podría estar cerrada.

De ser así, la gran saga de los Dominguín Bosé tendrá que deshacerse de un lugar repleto de recuerdos. Cuatro paredes en la que han vivido grandes momentos en familia y envueltos de emoción que se reflejaban en la descripción que la nieta redactó en la web dedicada a ofertar el alquiler vacacional: "La Casa Azul es un precioso espacio donde disfrutar con los amigos o la familia en el pueblo de Brieva. Es una original y artística casa con el inconfundible estilo de Lucía Bosé, antigua dueña. Tanto en el pueblo como a sus alrededores se puede disfrutar de la naturaleza y de una gastronomía espectacular. La casa incluye wifi y gran televisor; lavadora, secadora y lavavajillas; microondas; chimenea. Dispone de patio exterior e interior; cinco habitaciones dobles (cuatro de ellas con baño independiente) y una habitación con dos camas individuales en la buhardilla; gran cocina con un pequeño comedor para desayunar, salón con chimenea, comedor, salón de juegos y TV; y pared decorada con un fresco de Emilio Farina".

Dos importantes rebajas

A mediados del pasado mes abril, tras cumplirse un año de la muerte de la matriarca de los Bosé, la familia decidió poner a la venta su mítica casa de puertas y ventanas azules. Entonces, el precio de salida de la vivienda se estipuló en 430.000 euros, pero la expectación fue tal que solo cinco días después, la cifra se incrementó en un 15 por ciento hasta alcanzar los 495.000 euros.

A Lucía Bosé le encantaba recibir a su familia en su hogar de Brieva, y sobre todo a sus nietos. RRSS

Pero esa cifra no parecía un precio de mercado aceptable. Por este motivo, justo cuando se cumplía un mes desde que colgaron el cartel de 'se vende', el clan decidió rebajar su precio en 45.000 euros. Por lo que el emblemático inmueble podía adquirirse hasta hace solo unas horas desembolsando 450.000 euros.

Sin embargo, al cumplirse el segundo mes de búsqueda de un posible comprador, los Bosé volvieron a rebajar el precio de la vivienda y lo redujeron en la misma cifra, otros 45.000 euros. De este modo, desde el pasado 11 de junio la mítica 'casa azul' de Lucía Bosé podía comprarse por 405.000 euros.

[Más información: Alma Sofía Villalta, nieta de Lucía Bosé, elimina los anuncios de alquiler vacacional de la 'casa azul']