Anita (21 años), la hija de Kiko Matamoros (64) y Makoke (51), está de nuevo ilusionada. Justo en el momento más convulso y complicado a nivel familiar tras la relación inexistente con su padre, la joven se ha mostrado feliz, relajada y enamorada en las playas de Cádiz. La hija de Laura Matamoros (28) vive un buen momento sentimental tras descubrirse su nueva relación amorosa. 

Noticias relacionadas

Tal y como informa Semana, Anita vive una historia de amor con un empresario llamado Nacho Santandreu. Él es 16 años mayor que ella y gestiona diversos negocios, uno de ellos vinculado a las cremas para pieles tatuadas. Santandreu hace vida en Milán, donde Anita también estudia Moda.

Anita, portada de la revista 'Semana'.

La pareja se encuentra disfrutando de unos días de descanso y relax en las playas de Cádiz. La hija de Kiko vive esta historia sentimental con mucha ilusión. Esta flamante relación llega meses después de que Anita rompiera su relación con David Salvador, el pasado mes de abril. "David y yo ya no somos pareja, lo que no quita que nos queramos mucho y nos llevemos bien. Es una persona muy especial para mí. He aprendido y crecido con él. Guardamos el mejor recuerdo de nuestra relación", fueron las palabras que utilizó la joven para dar por finiquitada aquella historia. Apunta la citada publicación que esta nueva ilusión ha sido un bálsamo para Anita en medio de la guerra con su padre

Sus supuestas fiestas ilegales 

Pese a que ella pide a sus padres no participar ni aparecer en televisión, lo cierto es que Anita Matamoros ha dado mucho de qué hablar en estos meses atrás. Más allá de su distanciamiento con su padre Kiko, la joven se ha visto envuelta en otro escándalo: las supuestas fiestas ilegales en la que habría participado. Tanto ella como su madre. Al parecer, Makoke habría organizado fiestas clandestinas en su casa de La Finquilla con futbolistas famosos incluidos, y ante el incumplimiento del toque de queda y el escándalo que estaban armando, una vecina habría llamado a la Policía, que se habría personado en casa de la colaboradora.

Javier Tudela (27) confirmó entonces, con matices y negando que cometiesen ninguna ilegalidad, la presencia de la Policía en su casa a las 22 horas porque una vecina está "amargada" y no permite que cenen en familia con la música puesta, según sostuvo él mismo. "Vino la Policía porque llamaron como si fuese eso una fiesta de 300 personas. Le dije a la Policía: 'Por favor, pasad'. Se asomaron perfectamente y dijeron: 'Lo sentimos, no podemos hacer nada'. Y se fueron. Mi hermana se fue al día siguiente y cenamos. ¿Sabes qué pasa? Que hay gente que vive como quiere vivir y nosotros lo que intentamos es desconectar, poner musiquita, cenar de buen rollo... Algo totalmente lícito, porque queremos pasarlo un poco bien". 

También habló entonces de la vida de su hermana en Milán: "Está en Milán ya y está todo muy bien. La despedimos ese día, lo pasamos muy bien y ya está. Aclarar que vino la Policía a las diez y cuarto de la noche, que no vino a las cuatro de la mañana. Que la música era a las diez y cuarto de la noche y el toque de queda es a las once".

[Más información: Javier Tudela se pronuncia sobre las supuestas fiestas ilegales en casa de su madre con Anita Matamoros]