Horas antes de que Kiko Matamoros (64 años) desvelase en Sálvame que Makoke (51) y Javier Tudela (27) le han denunciado por amenazas - después de que señalase que disponía de dos horas de grabación que dejaría en muy mal lugar a ambos - y que su exmujer quiere verle en el calabozo, pudimos hablar con el hermano de Anita Matamoros (20) y preguntarle por una de las últimas polémicas en las que se ha visto envuelta su madre.

Noticias relacionadas

Y es que, al parecer, Makoke habría organizado fiestas ilegales en su casa de La Finquilla con futbolistas famosos incluidos, y ante el incumplimiento del toque de queda y el escándalo que estaban armando, una vecina habría llamado a la Policía, que se habría personado en casa de la colaboradora.

Ahora, Javier Tudela confirma, con matices y negando que cometiesen ninguna ilegalidad, la presencia de la Policía en su casa a las 22 horas porque una vecina está "amargada" y no permite que cenen en familia con la música puesta.

Tudela junto a su novia, Marina Romero, en una imagen de su última fiesta de cumpleaños. Instagram.

Son noticia por las fiestas en casa de su madre ¿Tiene algo que decir?

A ver, es falso. O sea, es falso. ¿Qué pasa? Que a nosotros lo que nos gusta, tanto a mi novia, como a mí, mi hermana, mi madre... es hacer una cena habitualmente, que es algo normal, y ponemos música. Sólo que hay gente que vive muy amargada y por poner una música a las diez de la noche llama a la Policía cómo si estuviésemos cometiendo un delito. Es totalmente falso y totalmente mentira. Es más, os invito cuando queráis a cenar a mi casa para que veáis que no hacemos nada.

El número de personas era correcto, ¿no?

Es que no hay número correcto. Somos convivientes más tres animales: mi gato y mis dos perros. Es totalmente falso, totalmente mentira. Lo que pasa es que vivimos en estas circunstancias... Ahora mismo tenemos unas circunstancias muy complicadas tanto esta persona, usted y todo el mundo. Lo único que queremos es salir un poquito de todo lo que está pasando. Si ponemos un poquito de música y lo pasamos bien... Además, es que es la vecina.

Javier Tudela junto a Makoke, su madre, en una imagen de archivo. Gtres.

Es la vecina la que se puso en contacto con la Policía, ¿verdad?

Era la vecina. Que cene con nosotros, porque de verdad, no hacemos ascos a nadie. Lo único que intentamos es olvidar un poco, cenar y pasárnoslo bien, pero te prometo que a las once y media estaba quitada la música, que es el típico altavoz que tiene cualquiera en el baño de su casa.

Entonces no hubo Policía ni nada...

Vino la Policía porque llamaron como si fuese eso una fiesta de 300 personas. Le dije a la Policía: "Por favor, pasad". Se asomaron perfectamente y dijeron: "Lo sentimos, no podemos hacer nada". Y se fueron. Mi hermana se fue al día siguiente y cenamos. ¿Sabes qué pasa? Que hay gente que vive como quiere vivir y nosotros lo que intentamos es desconectar, poner musiquita, cenar de buen rollo... Algo totalmente lícito, porque queremos pasarlo un poco bien.

¿Y su hermana Anita está en Milán ya?

Está en Milán ya y está todo muy bien. La despedimos ese día, lo pasamos muy bien y ya está. Aclarar que vino la Policía a las diez y cuarto de la noche, que no vino a las cuatro de la mañana. Que la música era a las diez y cuarto de la noche y el toque de queda es a las once. Por favor, hay que dejar un poquito vivir a la gente. Y por favor, a la vecina, que venga un día y se tome algo. Hay que ser feliz e intentar desconectar un poco de vez en cuando.

[Más información: Kiko y Makoke se destrozan en directo: de los abortos a las condenas de prisión]