Con motivo de la celebración de la feria internacional ARCO, Paloma Cuevas (48 años) colgaba hace unos días en sus redes sociales una imagen que está dando mucho de qué hablar en las últimas horas. En ella, la todavía mujer de Enrique Ponce (49) aparece, sonriente, posando junto a un desconocido hombre. Hasta ahora. Sabemos de quién se trata. Él es Eugenio López Alonso, un millonario mexicano y principal accionista del imperio Jumex, centrado en la producción de bebidas y zumos de frutas. López Alonso tiene su propio museo en Ciudad de México y es un apasionado del arte, motivo por el cual creó la fundación Jumex Arte Contemporáneo

Noticias relacionadas

Su nombre, pues, es muy reconocido y respetado en México. No en vano, aparece en la prestigiosa lista Art New, entre los 100 apellidos más importantes en el mundo de arte. Con estos antecedentes, su asistencia a ARCO, una de las citas culturales más importantes del mundo, estaba más que asegurada. Ahora bien, ¿cuál es el vínculo que lo relaciona con Paloma Cuevas? Según se ha deslizado en las últimas horas en el programa de Federico Jiménez Losantos (69), existe entre ambos una profunda amistad de años. Esa fotografía que se tomó Cuevas pertenece a una cena entre amigos. 

Paloma Cuevas y Eugenio López Alonso.

No estaban solos. Los acompañaban otros rostros conocidos como Naty Abascal (78) o Nieves Álvarez (47). Así pues, entre Eugenio López Alonso y Paloma Cuevas tan solo existe una bonita y sólida relación de amistad. Nada de carácter amoroso. Fue Paloma Cuevas quien aprovechó la última visita de López Alonso a España para organizarle una comida en un restaurante de la zona de Aravaca, Madrid, como avanza VanitatisTan buenos amigos y conocidos son que López Alonso es uno más en la familia Cuevas, y antes Ponce-Cuevas. De hecho, sus visitas a la finca de Ponce, La Cetrina, eran muy habituales antes de la pandemia y la separación matrimonial. 

No solo Enrique y Paloma fraguaron amistad con el empresario azteca, sino también los padres de Cuevas, Victoriano Valencia (88) y Paloma Díaz, también presumen de su buena relación. Se desliza, además, en el citado medio que tal ha sido la hermandad y camaradería entre Eugenio y el todavía matrimonio que cuando Ponce toreada en tierras latinoamericanas el mexicano nunca se perdía su cita en la plaza de toros de la Ciudad de México

Cabe puntualizar que Eugenio nació en 1967 en Ciudad de México. Su familia siempre ha estado estrechamente ligada al mundo de la alimentación. Fue su padre quien fundó una de las empresas más longevas y fructíferas en América Latina. Más allá de este sector, el amigo de Paloma Cuevas, que estudió Derecho, pronto se interesó por el arte y creó la fundación Jumex Arte Contemporáneo

Los proyectos de Paloma y el 'no divorcio'

Ponce y Cuevas en una imagen fechada en junio de 2014. Gtres

La empresaria afronta un verano que se prevé ajetreado. Lo hace llena de ilusión debido a los nuevos proyectos que la acompañarán durante este periodo estival, como el que está fraguando junto a la firma nupcial Rosa Clará. Paloma se ha sumergido de lleno en el diseño de moda junto a la reputada marca experta en la materia y ya promociona en sus redes sociales la colección de vestidos de fiesta que ha creado en colaboración con la empresa catalana. Esta colección supone un importante espaldarazo para la carrera de Paloma en la industria textil, ya que estará disponible en nada menos que 4.000 puntos de venta en 86 países diferentes. En otro orden de cosas, el divorcio entre Paloma y Enrique sigue sin firmar. Solo está estampada la rúbrica de Paloma Cuevas. La de Ponce, no. Se resiste. Hace poco, el torero de Chiva manifestó que ese momento de la oficialización del divorcio llegaría en breve, pero el tiempo pasa y ningún cambio se produce en ese despacho de abogadosLa finca La Cetrina sería la hipotenusa de todos los problemas

Más allá de lo económico y sentimental de esta repartición que parece no llegar nunca, a este medio se deslizó hace unas semanas que se ha sumado un nuevo punto conflictivo entre el todavía matrimonio, que lo aleja más de la concordia. Un extremo que parecía más que aclarado desde el minuto uno: la manutención de las hijas que tienen en común. Ponce dijo sí a pasar una pensión mensual, pero algo ha debido pasar en ese seno familiar para que ahora la situación sea otra. 

[Más información: La última decisión de Paloma Cuevas: su verano repleto de proyectos tras la retirada de Enrique Ponce]