Se ha cumplido ya un año desde que Enrique Ponce (49 años) y Paloma Cuevas (48) anunciaran su separación. Aunque el divorcio todavía se está dirimiendo, ahora, cada uno ha tomado su camino y sus veranos se plantean de manera muy diferente. El diestro comunicaba hace solo una semana su adiós a los ruedos y, con su agenda vacía de compromisos laborales, ponía rumbo a unas vacaciones en el mar junto a su actual pareja, Ana Soria (21).

Noticias relacionadas

En cambio, el futuro más próximo Paloma Cuevas poco tiene que ver con el que fuera su marido. La empresaria afronta un verano que se prevé ajetreado. Lo hace llena de ilusión debido a los nuevos proyectos que la acompañarán durante este periodo estival, como el que está fraguando junto a la firma nupcial Rosa Clará.

Paloma se ha sumergido de lleno en el diseño de moda junto a la reputada marca experta en la materia y ya promociona en sus redes sociales la colección de vestidos de fiesta que ha creado en colaboración con la empresa catalana. Esta colección supone un importante espaldarazo para la carrera de Paloma en la industria textil ya que estará disponible en nada menos que 4.000 puntos de venta en 86 países diferentes.

Una de las imágenes de la colección que Paloma Cuevas ha creado para Rosa Clará. Redes sociales

La cordobesa se ha involucrado al cien por cien en el proyecto y prueba de ello es que ella misma es la imagen de esta colección. Bella, elegante y serena posa con sus creaciones en las pequeñas píldoras de la colección que ella misma ofrece en su cuenta de Instagram. Allí también escribe: "Proyectos que ilusionan. Gracias, mi queridísima Rosa Clará. ¡Trabajar con vosotros es siempre una maravilla!", unas palabras que evidencian lo que ha supuesto esta colección para ella.

No es nada extraño que Paloma se haya focalizado tanto en su colección de fiesta, ya que esta marca también está unida a un gran detalle muy personal. Y es que junto a la diseñadora catalana también ha diseñado el vestido que llevará su hija Bianca (9) en su Primera Comunión. Se trata de una prenda de plumeti que incorpora bordados artesanales. Paloma está preparando todo lo que concierne a esta celebración familiar, que tendrá lugar en la finca La Cetrina, personalmente y con mucho mimo. Este acto, además supondrá el reencuentro entre la empresaria y el torero, pues sus hijas son y serán uno de los vínculos más importantes que les unirán de por vida.

Pero no todo es trabajo en el intenso verano de Paloma. La noche del pasado 7 de julio compartía en sus Stories una publicación en la que aparecía compartiendo velada con dos de las personas en las que más se está apoyando en este momento crucial de su vida. Con una amplia sonrisa, la andaluza aparecía flanqueada por Luis Alfonso de Borbón (46) y Margarita Vargas (37) y les dedicaba unas cariñosas palabras: "Amigos que son hermanos. La familia que uno elige. ¡Cuánto os quiero!".

La imagen compartida por Paloma, junto a Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas. RRSS

A la empresaria le une una estrecha relación de amistad con el matrimonio. Una relación que se extiende también a los hijos de ambos matrimonios. Y es sus vástagos tienen como afición común la hípica, un deporte del que tanto Margarita como Luis Alfonso pueden impartir grandes lecciones. De hecho, Margarita es la responsable de que una de las hijas de Paloma se haya iniciado ya en esta práctica. Y es que la pequeña Ponce Cuevas ha comenzado a entrenar en el club de polo propiedad de Víctor Vargas, padre de la esposa de Luis Alfonso. 

El multimillonario empresario es propietario del holding venezolano Grupo Financiero B.O.D., cuyo buque insignia es el Banco Occidental de Descuento, el sexto banco de Venezuela y posee el Lechuza Caracas, un club de polo que tiene presencia en competiciones ecuestres en todo el mundo y que ha ganado algunos de los más importantes galardones del sector. Por lo que las pequeñas Paloma y Bianca no podrían ser instruídas como amazonas en ningún lugar mejor.

Con estos estos planes anotados en su agenda, Cuevas afronta el verano con gran ilusión y tomando una decisión clave para su vida: vivirla al máximo junto a los que más quiere y no dejar pasar las oportunidades que el destino le tiene preparadas.

[Más información: El polémico gesto de Enrique Ponce hacia Paloma Cuevas días antes del reencuentro familiar]