Paloma Cuevas (48 años) lleva meses dedicada únicamente a su felicidad y a la de sus dos hijas. El próximo mes se cumplirá un año desde que se hiciera pública su separación de Enrique Ponce (49) y la empresaria combate las polémicas y el foco mediático sobre su persona centrándose en su proyecto profesional más especial.

Noticias relacionadas

Fue en la víspera de las festividades navideñas cuando se conoció el nuevo reto laboral de la exesposa del torero. Cuevas siempre ha sido una de las figuras femeninas más elegantes de nuestro país, una mujer que derrocha estilo en cada photocall pero también con sus estilismos de diario. Su gusto a la hora de vestir nunca pasa desapercibido en los eventos de la jet set, y ni siquiera entre las gradas de las plazas de toros. Su pasión por la moda es evidente, pero desde el pasado invierno lo vive con mayor fervor gracias a una de sus mejores amigas con la que ahora trabaja codo con codo.

Paloma Cuevas vistió de Rosa Clará para la boda de su hermana, Verónica. Gtres

Rosa Clará, a la que Paloma considera una "hermana", es la diseñadora con la que lleva meses colaborando. Cuevas está inmersa en la nueva propuesta de la colección de fiesta de la firma catalana, uno de sus sueños más ambiciosos y que no dudó en aceptar cuando la directora creativa de la marca nupcial se lo planteó. 

La idea se configuró tras un verano en pandemia y después de la sorprendente noticia de su ruptura con Ponce, por lo que Paloma tomó este proyecto laboral como una vía de escape perfecta para los problemas del corazón. Y a JALEOS le consta que la implicación ha sido máxima desde el principio. Según ha podido conocer este periódico por medio de una fuente que atestigua el trabajo de Paloma, la empresaria ha dejado "impresionados" a los profesionales de la firma. "Es muy trabajadora y muy creativa. No para de dar ideas. Se estudia muchísimos catálogos de moda de las pasarelas internacionales para intentar captar detalles innovadores y crear diseños novedosos adaptándose a las tendencias, pero dejando su sello de elegancia. Está demostrando tener mucho talento para ello. ¡Hasta el personal técnico de los talleres y las costureras están alucinando!", relatan.

Tal es el grado de inmersión de Paloma Cuevas en la colaboración de la firma que están adelantándose los plazos previstos. Así lo deslizan a este medio, pues en el calendario de Rosa Clará figuraba primeramente poder lanzar la colección en 2022, pero su desembarco podría llegar por sorpresa mucho antes y así conocerse el resultado en los próximos meses. De hecho, la propia cordobesa ya ha mostrado algún avance en sus redes sociales a modo de discreto Story -historia que desaparece a las 24 horas de publicarse-.

Paloma Cuevas ha mostrado brevemente uno de los diseños que ha creado en su colaboración con Rosa Clará. RRSS

En una de las imágenes filtradas por Cuevas, se la puede ver luciendo un diseño con capa fluida de un color azul muy favorecedor. Apenas un vídeo de tres segundos de duración desvela parte de la propuesta de Paloma, y promete ser todo un culto a la elegancia y a las noches de verano más glamurosas.

Ya el pasado otoño se conoció que Paloma había viajado junto a Rosa Clará a dos de las sedes más importantes que posee la firma en Estados Unidos y México. Este movimiento escondía el interés de la diseñadora de que su amiga conociera los mercados americanos y latinos antes de proponer ideas, diseños y bocetos de su colección de fiesta. Y es que el catálogo de Cuevas se pondrá a la venta en todo el mundo, en los 86 países en los que tiene presencia la marca, lo que justifica la exquisita atención que ha puesto la exmujer de Enrique Ponce estos meses en la elaboración del potente proyecto.

Será cuestión de tiempo ver la colección de la empresaria en los escaparates, y sobre todo, en su propio cuerpo, ya que no cabe duda de que los lucirá en sus próximos eventos públicos y privados. Y es que la etiqueta de Rosa Clará ya estaba muy presente en el vestidor de Paloma muchos años antes de esta colaboración. De hecho, fue la firma con la que deslumbró en la boda de su hermana Verónica Cuevas en 2014, convirtiéndose en la mejor vestida del evento incluso haciendo sombra a la mismísima novia -según varios medios especializados en moda y belleza-.

Además, tal y como la andaluza ha mostrado brevemente en sus redes sociales, el atelier catalán también es el encargado de crear el estilismo más especial de su hija pequeña, Bianca (8): su vestido de Primera Comunión, un acto que tendrá lugar en los próximos días cuando los invitados más directos estén vacunados. Será una cita muy especial en la que celebrarán el amor y servirá de reencuentro entre Paloma y Enrique Ponce.

[Más información: Todos los detalles de la comunión de la hija de Paloma Cuevas y Enrique Ponce]