Lydia Lozano (60 años) está feliz y emocionada porque, por fin, va a vacunarse contra la Covid-19. Así lo ha anunciado durante la emisión del programa Sálvame este lunes festivo. Nada más comenzar el espacio, Lozano no ha podido disimular su felicidad. "Estoy feliz, mañana me vacunan", ha asegurado ante la alegría de sus compañeros. No obstante, dos de los colaboradores, más allá de darle la enhorabuena, se han mostrado algo críticos con la gestión del Gobierno. El primero, Kiko Matamoros (64). 

Noticias relacionadas

"Pero, tú, ¿cuántos años tienes?", le ha interpelado. "Tengo 60", ha respondido Lydia Lozano, a lo que Kiko no se ha quedado callado: "Pues no entiendo por qué aún no me han llamado a mí antes que a ti". En ese momento, y para sorpresa de los allí presentes, ha tomado la palabra Belén Esteban (47), quien, mirando a cámara, no ha dudado en expresar lo que siente: "Yo me alegro mucho por Lydia, y se lo he dicho en el camerino, pero los que somos de riesgo, igual que estuvimos confinados en su momento por ese motivo, ¿qué pasa con nuestra vacuna? Ni nos han avisado aún, por lo menos que nos digan algo. Porque seguimos siendo de riesgo". 

Lydia Lozano en una imagen reciente. Gtres

Sea como fuere, no cabe duda de que se trata de una buena noticia para Lydia Lozano, después de haber perdido a su hermano el pasado mes de marzo. Jorge perdía la vida tras un mes ingresado en el hospital aquejado de coronavirus. En los últimos días se había informado sobre la preocupación de Lydia por la salud de su hermano. Sobre todo, por no poder estar a su lado. Lozano, según relataba su entorno, se encontraba triste ante la imposibilidad de brindarle el apoyo que a ella le hubiese gustado en esos momentos en los que fue empeorando hasta llegar a este triste final.

En su regreso al programa Sálvame, tras unos días fuera de la tele, Lozano se rompía: "Mi hermano ha estado 45 días ingresado por Covid, aquí lo sabían todos mis compañeros, todo Telecinco. Nunca dijimos nada porque pensábamos que iba a salir de esta. Me llamó mi hermana y me dijo: 'Nos han llamado del hospital, voy a ir a ver a Jorge. Tú vete con mamá". Así recordaba cómo fue avisada el pasado lunes 22 de marzo, tan solo un día después de que Lydia ocupase su silla en el debate durante la emisión de los dos primeros capítulos de Rocío: contar la verdad para seguir viva.

Lydia Lozano, rota en llanto, en su vuelta a 'Sálvame' tras la muerte de su hermano. Mediaset

"Va a hacer un año desde que empezó la pandemia, y lo ves en las noticias y oyes... Y he perdido amigos por el coronavirus, pero no piensas que te va a tocar de cerca. Ves las noticias y dices: 'Dios mío, la gente no se da cuenta de lo que estamos viviendo'. Porque te puede tocar un cáncer, un accidente, un infarto... pero es que en esto están tan perdidos, porque ningún caso es igual. Ves las noticias y que la gente no tenga la capacidad de quedarse en casa o de darse cuenta de que no", aseguró entonces en Telecinco. 

"No es solo la tristeza de la muerte, son los 45 días de lucha en la UCI... Jorge, hoy sí voy a hablar de ti. Es muy triste ver en el tanatorio ese cartel de que tan solo podían juntarse 25 personas. Porque hubiesen ido cientos y cientos de personas al tanatorio, porque era una persona tan querida...", continuaba con ese desahogo antes de comenzar con los agradecimientos a todos los que han estado a su lado durante ese duro mes y medio: "Quiero dar las gracias a mi ángel de la guarda, Javier, que no nos conocemos... Y, tengo que decirlo, al marido de Belén Esteban, que ha sido "otro ángel de la guarda". A todo el mundo de Telecinco que ha estado pendiente, porque es muy complicado tener noticias cuando alguien está en la UCI... Y a todos los artículos tan bonitos que le han dedicado a mi hermano, porque era alguien tan grande...".

Jorge, hermano de Lydia Lozano, en una imagen de las redes sociales.

Con mucho cariño, Lozano explicaba cómo Jorge, tras 25 años como catedrático en la Universidad Complutense de Madrid, se iba a jubilar. Y cómo "es muy bonito la cantidad de gente que trabaja en Telecinco y que me han hablado de que mi hermano les había dado clase". Tratando de darle un tono menos dramático, Lozano recordaba: "Como decía un alumno suyo, eran muy divertidas las discusiones que teníamos por Sálvame. Decía en casa que yo era una niña adoptada, que no teníamos el mismo ADN. Cuando empecé en Tómbola le decía a mi madre: 'Dime que es adoptada. ¿Ha estudiado periodismo para acabar en ese programa?'".

[Más información: Las lágrimas de Lydia Lozano tras la muerte su hermano: "Pensábamos que iba a salir de esta"]