Quedan justo nueve días para que Julia Janeiro Campanario (17 años), la hija mayor del matrimonio formado por Jesulín de Ubrique (47) y María José Campanario (41), cumpla 18 años. Una mayoría de edad que, entre otras consecuencias, conllevará el interés y el seguimiento mediático. Su rostro ya no estará pixelado, como tampoco cuidada ni preservada su vida personal. Con la única salvedad de que, como hizo su hermana por parte de padre, Andrea (21), emita un comunicado en el que solicite vivir en el más estricto de los anonimatos. Según la información que maneja JALEOS en la actualidad, caben pocas posibilidades de que ese comunicado vea la luz

Noticias relacionadas

Julia y Brayan, que viven juntos en Madrid, no están "ni agobiados ni nerviosos" ante ese inminente 18 de abril que todo lo cambiará. Otro cantar son los padres de ella, que sí viven con cierta congoja el momento. Tal y como detallan dos personas cercanas al jugador de fútbol, este "apoyará en todo" a su pareja, decida lo que decida. No se descarta una exclusiva en la que la joven se presente ante la sociedad, aclare algunos puntos o reclame, vía couché, privacidad. Le consta a este medio que se está estudiando la forma de proceder más correcta

Julia Janeiro, en una imagen colgada en sus redes sociales. Redes Sociales

"A Brayan no le molesta ser famoso y conocido. Verse en revistas no es algo que le quite el sueño ni que le enfade. De hecho, vive con normalidad verse en algunos medios ya. Ellos no comentan con nosotros sus planes ni lo que vayan a hacer, pero no sería nada raro, conociéndolo, que se hiciera una portada con Julia", confía alguien cercano al joven. Siempre según estas versiones, de momento Julia tiene claro que se dedicará a estudiar una carrera y a formarse, pero con matices: "Eso no quita para que ella haga cosas de influencer, le encanta ese mundo y lo mismo se ayuda de su apellido para conseguirlo".

En otras palabras, los informantes con los que se contacta, arrojan un ejemplo claro: "Tiene mucha pinta de que Julia sea más una Alejandra (21) que una Andrea. Lo mismo descubre la tele y le gusta. Es una forma de tener independencia económica". La pareja continúa viviendo su historia de amor y se desliza que la madre de Brayan está muy encima de ellos, muy pendiente de su día a día. La mujer es como una segunda madre para Julia Janeiro. Como cierre, un compañero de balón explica a este medio la razón por la que Brayan descendió de categoría, del Getafe al Aranjuez: "Es un tío muy válido, que entiende y se le da bien, pero no es constante. Se distrae con facilidad", en la misma línea que se apuntaba hace un tiempo en Esdiario

La nueva fotografía de perfil de Julia Janeiro en Instagram. Redes Sociales

En otro orden de cosas, parece que la joven ya está preparando ese momento de su mayoría de edad. La adolescente decidió aprovechar el escaparate de las redes sociales para demostrar su potencial como influencer y no paró de compartir nuevas fotografías. Pero desde hace unas semanas ha decidido frenar en seco su actividad. Quizá preparando su próximo contenido de cara a lo que quiere mostrar una vez alcanzada la mayoría de edad. En ese sentido, Julia sí que ha dado estos días un sutil paso, una pequeña modificación pero que dice mucho más de lo que parece. La joven ha decidido cambiar su foto de perfil en Instagram. Mientras antes se presentaba al mundo con una imagen en blanco y negro, un selfie en el que posaba con un maquillaje muy al estilo Kardashian y dejando ver sus largas uñas siguiendo la tendencia de Rosalía (27), ahora ha apostado por una instantánea más 'natural'. Julia ha escogido esta vez una fotografía a color, que también es un primer plano recortado de una publicación que ya tenía en su cuenta. En la imagen posa con coleta, la cual sostiene con una de sus manos y deja ver que han desaparecido sus llamativas uñas. Mantiene el contouring en su rostro, así como los delineados de cejas y labios, pero resultan más sutiles que en su carta de presentación anterior. 

Celebración y un seguimiento sospechoso

Julia no celebrará su ansiada mayoría de edad como ella soñaba debido a la crisis sanitaria. Por tanto, su festejo nada tendrá que ver con la macrofiesta que preparó su hermana Andrea en la famosa discoteca Kapital el 20 de julio de 2017 por su especial aniversario. En aquella ruidosa tarde en la madrileña calle de Atocha, la cumpleañera llegaba a las puertas del local aferrada a su madre para poder caminar entre la multitud de fotógrafos de prensa que se agolpaban en el lugar. Ahora mismo, en plena pandemia, eventos como este son imposibles de realizar, por lo que la celebración de Julia nada tendrá que ver con la que tuvo su hermana mayor.

Julia Janeiro en una imagen de sus redes sociales.

Pero existen muchas más diferencias entre las jóvenes que se acentuarán más con la mayoría de edad de la menor. Y es que en cuanto al modo de afrontar la expectación que suscita su apellido, se muestran con perfiles muy dispares. Solo hay que recordar cómo Andrea se dejaba ver en el día de su especial cumpleaños ante los periodistas: tímida, ocultando su rostro con el cabello y manteniendo la mirada hacia el suelo. La actitud de la hija de Belén Esteban tenía todo el sentido del mundo pues siempre se ha mantenido oculta en los perfiles sociales y en las redes, con el fin de llevar una vida lo más anónima posible. Sin embargo, su hermana Julia se ha abierto recientemente al mundo y se presenta con unas notorias dotes para ser influencer y bastante preparada para encarar la fama más mediática.

De hecho, como dato curioso, la cuenta oficial de Instagram de la revista ¡HOLA! -publicación de cabecera de Jesulín y María José Campanario- sigue en las redes a Julia, cuando ninguna otra cabecera rosa lo hace. ¿Se gestará una exclusiva de cara a su mayoría de edad como ya hizo en su momento Terelu Campos (55) con Alejandra Rubio (21) que posó para la revista despixelando su rostro dos semanas antes de cumplir los 18 años?

[Más información: El joyero de Julia Janeiro: su 'obsesión' por dos marcas catalanas de prestigio]