Sara Carbonero (37 años) e Iker Casillas (39) han confirmado su separación sentimental tras once años de amor, cinco de ellos como marido y mujer, y dos hijos en común: Martín, el primogénito, de 7 años, y el pequeño, Lucas, que cumplió 4 el pasado mes de junio.

Noticias relacionadas

La periodista y el exportero de fútbol y excapitán del Real Madrid han utilizado sus redes sociales, donde, junto a una foto en blanco y negro de ellos mismos, han explicado que su amor de pareja tomará "caminos distintos, pero no lejanos". 

El comunicado íntegro con el que anuncian su quiebre sentimental dice así:

Tanto Iker / Tanto Sara como yo nos sentimos enormemente orgullosos de la familia que somos y de haber podido compartir un amor que nos ha llenado de felicidad durante todos estos años de unión.

Hoy nuestro amor de pareja toma caminos distintos pero no lejanos puesto que seguiremos juntos en la maravillosa tarea de seguir siendo padres dedicados como hasta ahora lo hemos hecho. Es una decisión muy meditada y que tomamos de mutuo acuerdo.

El respeto, el afecto y la amistad permanecerán siempre. Nuestra prioridad es desde el cariño y el compromiso, compartir el bienestar y la educación de nuestros hijos y protegerlos para que crezcan en un entorno estable y saludable.

Con estas palabras pedimos que por favor se respete nuestra intimidad en este momento de cambio. Estas serán las únicas palabras públicas que realizaremos en el presente y en el futuro. Muchas gracias por vuestra comprensión.

Era este pasado miércoles cuando veía la luz una de las noticias más relevantes del universo del corazón en los últimos tiempos. Por desgracia, una noticia que sorprendió a pocos. Los rumores de ruptura entre Sara e Iker llevaban meses sonando con fuerza en las diferentes redacciones, no sólo de España, sino de Portugal, el país donde el matrimonio vivió un lustro mientras él militaba en las filas del FC Porto.

Fue este pasado 10 de marzo cuando la revista Lecturas confirmaba el fin de su historia de amor. Sara Carbonero e Iker Casillas se divorcian y ya hacen vidas separadas. Además, el deportista ha alquilado una casa próxima al hogar familiar, por lo que la cercanía y el contacto con sus hijos es permanente. 

Beso de Iker Casillas a Sara Carbonero después de que España ganase el Mundial de Sudáfrica

Sara Carbonero e Iker Casillas se conocieron en la Copa Confederaciones en el año 2009, pero empezaron su relación sentimental en el segundo trimestre de 2010, poco tiempo antes de que viajasen juntos con la Selección Española de Fútbol hasta Sudáfrica. En el exótico país africano, ella como periodista de Mediaset y él como estrella de la absoluta, se convertían en testigos y protagonistas de un momento histórico: España lograba su primera -y hasta hoy única- victoria en un mundial de fútbol.

Iker Casillas o San Iker, como se le apodó cariñosamente entonces por sus increíbles paradas bajo la portería, celebraba el oro patrio llorando de emoción y besando a su novia mientras ésta lo entrevistaba en directo. 3.897 días después del beso que enterneció a toda una generación y dio la vuelta al mundo, la pareja formada por Sara e Iker se desvanece. Aunque en sus propias palabras, "el respeto, el afecto y la amistad permanecerán siempre".

[Más información: Sara Carbonero e Iker Casillas: 11 años de amor, dos hijos en común y una fortuna millonaria]