El pasado octubre el juez desestimó la filiación de los cuatro hijos de Miguel Bosé (64 años) y Nacho Palau debido a que la gestación subrogada es ilegal en España, sin embargo, se probó la existencia de un núcleo familiar. Ahora, esos menores se encuentran separados siguiendo el factor biológico de cada progenitor, Bosé se encuentra con los mayores, Tadeo y Diego, mientras que Nacho Palau vive con Telmo e Ivo en Chelva, Valencia.

Noticias relacionadas

Con la situación más tensa que nunca, la madre de Nacho Palau y exsuegra de Bosé, Lola Medina, ha acudido a Sábado Deluxe para desvelar los aspectos más desconocidos de la expareja y ser tajante con sus opiniones: "Estoy decepcionada con Miguel Bosé, nunca pensé que esto sucediese".

Los cuatros hijos de Nacho Palau y Miguel Bosé, juntos en Chelva. RRSS

"No he venido a dar pena a nadie. He venido porque quería contar la verdad. Tampoco he venido a criticar a Miguel Bosé, porque conmigo siempre fue cariñoso y amable. Nacho no quería que viniese, pero he callado mucho tiempo", confesaba en su primera intervención. Respecto a la larga relación de su hijo con el cantante, lo primera que ha querido puntualizar es lo importante que fueron el uno para el otro: "Han sido una pareja durante 26 años. Donde iba uno iba el otro. Y los primeros años fueron una pareja maravillosa. Pero de pronto todo cambió. Se volvió diferente, más huraño. Me da mucha rabia, pero yo no le odio, aunque ahora otra idea de él". Además, Lola tiene claro un detalle: "Si Miguel le llamara, estoy segura de que Nacho se iría corriendo".

"Pienso que Miguel ha hecho mal las cosas, separar a cuatro niños que son hermanos… Ellos tenían un proyecto en común, eran pareja y quería tener niños. No es verdad que ellos no quisieran ser familia, fueron como las parejas que quieren adoptar a un niño y les quieren desde que lo tienen. Fueron una familia hasta que empezaron a ir mal las cosas entre ellos. Nacho considera hijos a sus cuatro hijos pero Miguel ha dicho que no, que solo a dos", declaró ante Jorge Javier Vázquez (50).

Según Lola, "podrían haber llegado a un acuerdo pero si tú no das opción a que eso ocurra pasa lo que ha pasado", al mismo tiempo que ha revelado que la relación entre Miguel y Nacho "acabó muy mal".

Al ser preguntada por la razón por la que Bosé ocultaba la relación, Lola no ha sabido responder: "Miguel jugaba a la ambigüedad, aunque Nacho también es una persona discreta". Pero lo que ha aclarado en directo es que el artista tenía el poder de la relación: "Nacho ha estado un poco sometido a Miguel Bosé".

Miguel Bosé junto a sus dos hijos mayores. RRSS

La exsuegra de Miguel Bosé también desveló cómo el cantante "estaba obsesionado con no salir de Somosaguas (…) Cuando los niños eran pequeños no quería que salieran de casa". En ese sentido, declaró un detalle muy sorprendente: "La niñera y yo nos llevábamos a los niños a escondidas a un parque para que jugaran".

Lo que más le duele a Lola es que los cuatro niños estén actualmente separados: "Un día cogió a los niños y se los llevó: no sé qué le pasa por la mente aunque creo que sabe que se equivocó, pero ya no quiere dar un paso atrás. Dices que tienes cuatro hijos, te llevas dos y dejas a dos con una mano delante y otra detrás".

La extraña actitud de Lola

Lola Medina, madre de Nacho Palau, se sentó en Sábado Deluxe para defender los intereses de sus nietos. El escultor se ha quedado desamparado en los brazos de su madre desde que Miguel Bosé cruzó el océano sin él y lo cierto es que ahora se tiene que buscar la vida para poder vivir como quisiera, pero sobre todo para sacar adelante a esos dos niños que están separados de sus hermanos.

La entrevistada dejó claro todo lo que pensaba sobre Miguel Bosé y aunque no dio detalles sorprendentes, lo único que repitió en más de una ocasión es que el cantante tenía que haber llegado a un acuerdo con su hijo para no separar a sus cuatro nietos. En definitiva, defendía que si los cuatro hijos habían sido un proyecto en común de la pareja, tenían que velar por ellos aun estando separados.

Lo que sí que ha sorprendido es la actitud que ha tenido Lola Medina con la prensa antes y después de entrar en el programa para hablar sobre la relación de Miguel y Nacho. La madre del valenciano no quiso abrir la boca ni antes, ni después, y es que cabe recordar que estaba muy nerviosa y que iba sin el beneplácito de su hijo.

Aún así, después de dar esta entrevista que era una de las más esperadas en estos meses, Lola hacía un gesto con la cabeza dejando entrever que esperaba que se la hubiera entendido. Lo cierto es que anoche vimos a una abuela que defendía a sus cuatro nietos a capa y espada, con la única finalidad de que estuvieran juntos o tomaran alguna medida para que no sufrieran el anhelo de estar con sus hermanos.

[Más información: Nacho Palau pierde contra Miguel Bosé: sus hijos no pueden considerarse legalmente hermanos]