Nacho Palau ha compartido este sábado 31 de octubre a través de sus redes sociales la sentencia de su juicio contra Miguel Bosé (64 años). En el comunicado firmado por el bufete de abogados que lleva su caso se detalla que el juez ha desestimado sus peticiones, por lo que sus deseos de que sus cuatro hijos sean declarados legalmente hermanos, pese a que los dos mayores sean hijos biológicos del cantante y los dos menores del escultor, no se han podido cumplir. No obstante, se trata de su primera batalla judicial y Palau recurrirá.

Noticias relacionadas

El valenciano ha publicado el texto en su perfil de Instagram sin dejar comentario o mención alguna al respecto. En el comunicado se redacta lo siguiente:

A petición de D. Ignacio Palau, y en relación al contencioso que mantiene con D. Miguel Bosé, informamos de la resolución recaída en primera instancia judicial.

La sentencia ha resuelto desestimar las pretensiones principales de filiación y estimar la pretensión subsidiaria de establecimiento de un régimen de visitas de los hijos de D. Ignacio Palau y D. Miguel Bosé entre sí y para con sus padres respectivos.

En cuanto a las acciones principales de filiación, la sentencia, pese a considerar que concurre la posesión de estado y que ha quedado probado el propósito compartido de D. Ignacio y D. Miguel de tener hijos para fundar una única familia en la que los hijos serían hermanos y ambos serían padres, entiende que nuestro actual sistema jurídico no permite efectuar formalmente la declaración de filiación solicitada.

D. Ignacio Palau sigue confiando en que se haga justicia a todos sus hijos y para ello se dispone a presentar recurso de apelación frente a dicha sentencia.

Valencia, a 31 de octubre de 2020

A pesar de la resolución del juez, y tal y como detalla el comunicado, Nacho no va a rendirse y recurrirá la sentencia para seguir luchando por el bienestar de sus cuatro hijos. En esa intención, desea que puedan vivir unidos, sin embargo, este primer golpe judicial lo que se expresa es que existe un régimen de visitas entre los menores, algo que no convence al de Chelva.

Desde hace dos años Palau reclama justicia para sus pequeños. Los niños fueron separados tras la ruptura sentimental de sus padres en función de quién de ellos era su padre biológico. Entonces, Ivo y Telmo volaron a España, y Tadeo y Diego, los mayores, se quedaron en México con el cantante.

Por el momento, Miguel Bosé ha ganado la primera batalla y mantiene su postura de seguir únicamente a cargo de sus dos vástagos biológicos. No cede ante las peticiones de Palau pese a que el valenciano está dispuesto a llegar a un acuerdo para que los cuatro hermanos vivan juntos. Eso sí, sería fuera de México. Un país que por su distancia con España considera inviable. 

La lucha de Palau

"Hermanos para siempre". Con este hashtag Nacho Palau describió la fotografía de sus cuatro hijos que compartió en Instagram horas antes de verse las caras en el juzgado con Miguel Bosé. Esta imagen era todo una declaración de intenciones, pues siempre ha buscado que sus hijos, que vivieron juntos como una familia desde su nacimiento hasta hace solo dos años, fueran declarados legalmente hermanos porque así ha sido la mayor parte de sus vidas.

Aunque no comparten genética ni apellidos, Nacho Palau defiende que entre ellos existe una filiación afectiva e intencional. Lo que significa que fueron concebidos con el objetivo de vivir en un mismo entorno familiar. Y esa intención ha quedado totalmente probada en el juicio y admitida por el juez. Sin embargo, la Ley actual no parece avalar el vínculo que se solicita.

[Más información: Miguel Bosé y Nacho, los detalles desconocidos de su ruptura y por qué Palau se volvió a España]