Si la semana pasada traíamos a esta sección el caso de Adara Molinero (27 años), en esta ocasión también echamos la vista atrás para hablar de nuevo de la séptima edición de Gran Hermano VIP. Y más concretamente de una de las personas que ha aprovechado su paso por la televisión para instalarse en el mundo de la fama, un tren que pasó por delante de su puerta y no dudó un segundo en cogerlo.

Noticias relacionadas

Describir a Noemí Salazar (29) en pocas palabras resulta harto complicado: influencer, concursante de varios realities, empresaria… Parece difícil quedarse con una sola faceta de todas las que la caracterizan. Es cierto que su paso por GH VIP acabó por abrirle las pocas puertas a las que aún no había llamado, pero su luz ya brilló en otro espacio televisivo: Los Gipsy Kings.

Noemí Salazar y Jordi González en una de las galas de 'Gran Hermano VIP'. Gtres

La influencer contó recientemente en su popular perfil de Instagram que padece una enfermedad relacionada con el oído. Entre una y otra experiencia, Salazar ha ido dibujando una trayectoria que ha completado con su faceta empresarial (comercializa, entre otras cosas, unos cosméticos de su propia marca) y su rol de influencer, especialmente en Instagram, donde su perfil cuenta ya con más de 860.000 seguidores. Ante tanta audiencia, no es extraño que sus comentarios tengan una gran repercusión.

El ejercicio de sinceridad continuo que ha hecho Noemí Salazar, tanto en las redes sociales como en la pequeña pantalla, ha servido, entre otras cosas, para que conozcamos muchos aspectos de su vida, incluso los que tienen que ver con el ámbito de la salud. Es más, la que fuera concursante de GH VIP también ha publicado detalles de la enfermedad que padece su hija. Esa tendencia por airear aspectos íntimos parece ir en los genes, ya que la madre de la propia Noemí, Raquel Salazar, llegó a reconocer que sufría una depresión cuando su hija estaba en la popular casa de Guadalix de la Sierra.

A tener en cuenta

Sin embargo, este no es el tema que tratamos hoy. Las stories de Noemí Salazar dan para mucho. Raro es el día en el que su perfil de Instagram no se llena de pequeños vídeos donde se puede conocer su día a día. Y, entre píldora y píldora, apareció la noticia: nuestra protagonista de hoy afirmó que padece otosclerosis.

Pero ¿qué hay detrás de ese problema de salud con nombre propio de un trabalenguas? Pues una patología que se caracteriza por el crecimiento anormal del hueso esponjoso que crece en la cavidad del oído medio. El asunto no es para tomárselo a broma. Según los expertos en otorrinolaringología, es la causa más frecuente de pérdida de audición en el oído medio en adultos jóvenes.

No es la primera vez que Noemí Salazar visita a los médicos por un problema con sus oídos. Ella misma le contó a su amiga Alba Carrillo (34), durante su participación en GH VIP, que de pequeña tuvo que someterse a una operación en las orejas, una intervención que se complicó más de lo esperado y que hizo que nuestra protagonista de hoy estuviese "al borde de la muerte".

Volviendo a la otosclerosis, este asunto podría hacer que Salazar pasara de nuevo por el quirófano, aunque en esta ocasión no tendría nada que ver con sus operaciones estéticas, ya que es una de las vías para tratar esta enfermedad, aunque no la única. El tratamiento médico y la colocación de una prótesis son las otras alternativas.

Sea como fuere, habrá que permanecer atentos a su Instagram para ir conociendo la evolución de un problema de salud que podría tener importantes consecuencias.

[Más información: La enfermedad de Adara Molinero que le produce dolores desesperantes]