El 1 de junio de 2018, la vida de Mariano Rajoy (65 años) viraba de una manera radicalmente inesperada. Aquella mañana de primavera, el líder del Partido Popular era despojado de la presidencia del Gobierno tras una histórica moción de censura que lo condenó, a la postre y a tenor de los acontecimientos, a un destino mejor.

Noticias relacionadas

Dos años y medio después, y mientras que la España que gobernó se debate entre confinamientos parciales o domiciliarios a causa de la Covid-19, Rajoy Brey, retirado por completo de la política, pega un bocado de lujo al desgustar un tenderloin de wagyu chileno en un exclusivo restaurante de Madrid con la Puerta de Alcalá como testigo.

Mariano Rajoy junto a algunos amigos en el restaurante Aarde. EL ESPAÑOL

JALEOS de EL ESPAÑOL ha conseguido en exclusiva las imágenes del expresidente del Gobierno disfrutando de un almuerzo con cinco grandes amigos en Aarde, uno de los espacios gastronómicos más elitistas de la capital. Máxima discreción y altísima prudencia para los clientes de uno de los sitios de moda: el lugar al que acuden desde políticos hasta influencers.

Alrededor de las 14:30 horas del pasado lunes 2 de noviembre llegaba Mariano Rajoy Brey con cinco amigos para gozar del día festivo que como funcionario público le corresponde. La mesa del expresidente llevaba horas preparada, no con menos mimo que las del resto de comensables, pero sí en un lugar estratégico.

A sabiendas de que quien ahí iba a comer era uno de los hombres más poderosos de España, los responsables del local le brindaron el sitio más discreto de la terraza y, por supuesto, una silla que daba la espalda a la calle. A su alrededor, todo tipo de plantas. Naturaleza viva con la que se aseguraban el anonimato del expolítico.

El que fuera ministro de Administraciones Públicas durante la primera legislatura de José María Aznar (67) aparecía sin escolta -aparentemente-, vestido con un look sport, con jersey azul klein de la firma Lacoste y saludando a quien, tímidamente, le esbozaba una sonrisa evitando, cómo no, el contacto físico por la situación de pandemia. 

Según apuntan testigos presenciales a este diario, los hombres de Rajoy no escatimaron en nada. Pidieron entrantes compuestos por ensaladas de persea con papaya verde y maní, ensaladas de burrata con tomate de huerta y también ostras piri-piri. Como platos principales, arroces de dos tipos: eco con kimmchi blanco y secreto ibérico y jollof de carabinero. No faltaron las carnes: desde el tenderloin de wagyu chileno hasta el rack de vaca vieja. Los precios de estos dos últimos platos oscilan entre los 78 y los 85 euros. Por supuesto, vino. Varias botellas de vino tinto. 

El expresidente Rajoy tomando una copa de vino en Madrid. EL ESPAÑOL

Todavía a las 17:30 de la tarde, el expresidente del Gobierno y los suyos seguían gozando de las bondades que les entregaba Aarde, el sexto restaurante del grupo Paraguas -conjunto de restaurantes de reconocido éxito nacional e internacional con presencia en Madrid desde 2004-. 

Tal y como consta en la página web del citado establecimiento, "Aarde es un homenaje a la tierra y a todas las riquezas brindadas a lo largo de la historia. Es la exaltación de la pureza y el respeto máximo por el producto". Con este concepto, Sandro Silva y Marta Seco, creadores y prescriptores de Aarde, han mirado al continente más misterioso, África, y han vuelto al origen en tiempos, materiales, formas y recetas.

La completa y original propuesta gastronómica que se define como "orgánica con guiños africanos" está protagonizada por verduras asadas, cereales milenarios y arroces integrales, aunque acompañadas de pescados del Estrecho y carnes ecológicas. Papel protagonista tienen también en sus fogones las mieles, los cafés y las especias. El precio por persona en este restaurante -dependiendo de la comanda y el maridaje de vinos- puede bailar entre los 100 y los 150 euros.

La nueva vida de Rajoy

Mariano Rajoy y su mujer, Elvira Fernández-Balboa. Gtres

Mariano Rajoy fue el presidente del Gobierno en España desde diciembre de 2011 hasta junio de 2018. Tan sólo cinco días después de dejar su escaño en el Congreso de los Diputados, el 20 de junio de aquel año, el exlíder popular volvió a su puesto de trabajo como registrador de la propiedad en Santa Pola -Alicante-.

Su mujer, Elvira Fernández Balboa (55), y sus hijos, Mariano Jr. (20) y Juan Rajoy (14), abandonaron el palacio de la Moncloa y se instalaron en el dúplex de 280 metros cuadrados que la familia tiene en propiedad en el municipio capitalino de Aravaca. En la actualidad, Rajoy tiene su despacho en la segunda planta del Registro Mercantil 5 del Paseo de la Castellana, número 44, en Madrid. 

Por su labor, según pudo saber EL ESPAÑOL a pesar del oscurantismo, Mariano Rajoy cobra un sueldo variable de entre un millón y 1,2 millones de euros brutos anuales. Una cantidad muy alejada -en concreto 15 veces más- de lo que se embolsaba como jefe del Ejecutivo: 70.756,68 euros.

[Más información: El accidente por el que Viri, la mujer de Mariano Rajoy, estará un mes inmovilizada en casa]