Este martes 13 de octubre se cumplen cinco meses de la muerte de Álex Lequio. Una trágica fecha en la que Ana Obregón (65 años) ha vuelto a utilizar las redes sociales para transmitir su dolor y dirigirse a su hijo.

Noticias relacionadas

La actriz ha publicado una fotografía en la que aparece meditando junto a un lago rodeado de vegetación. Junto a la imagen, la exmujer de Alessandro Lequio ha escrito una extensa reflexión. "Estos cinco meses sin ti no sabía quién era, lo que era o ni siquiera si era. Simplemente estaba allí, como una percepción singular en medio de una nada sombría, carente de principio y final", lamenta.

La actriz no especifica el lugar en el que se encuentra, aunque desvela que lleva más de un mes fuera de Madrid. "Meditando en calma para encontrar la paz en este viaje hacia mi interior. Conectando con mi conciencia espiritual o el alma, porque las almas son eternas y de esta forma me acerco más a ti. Siguiendo tu ejemplo, iluminada por tu luz".

Ana aprovecha para lanzar una crítica a los políticos por la gestión de la pandemia del coronavirus. "Jugando a ser médicos y midiendo constantemente su ego y su poder, conseguirán tener en su currículum un montón de vidas de españoles", escribe, enviando su pésame a las familias de los fallecidos.

"Tenéis que perdonarme", prosigue la actriz. "Siento muchísimo compartir con vosotros mi dolor porque siempre a lo largo de 40 años en mis trabajos mi intención era contagiaros felicidad, haceros reír, soñar, que olvidarais los problemas".

Ana Obregón ha agradecido el apoyo recibido en estos cinco meses. Gtres

A pesar del dolor, Ana ha vuelto a transmitir su profundo agradecimiento a todas las personas que le han mostrado apoyo desde aquel fatídico 13 de mayo. "Necesito que me entendáis, he perdido todo, mi único hijo. Y no tengo ganas de reír, ni de bailar, ni de ponerme modelitos y por ahora no puedo trabajar. Sé que vuestra mano anónima me acompaña y me sujeta fuerte para que no caiga más hondo. Os estoy infinitamente agradecida".

La actriz dedica tambien unas palabras a sus hermanas, Celia y Amalia. "No me han soltado la mano ni un segundo", relata. Finalmente, se dirige a su hijo, Álex Lequio: "Sé que me mandas ese inmenso amor desde la eternidad y que si algún día vuelvo a vivir será por ti.

[Más información: Celia Vega, sobrina de Ana Obregón, recuerda a su primo #lex Lequio cinco meses después de su muerte]