Shakira (43 años) y Gerard Piqué (33) forman parte del grupo de vips que se han visto afectados por la crisis del coronavirus, en cuanto a su economía se refiere. Si bien el catalán ha podido retomar su trabajo dentro de las canchas de fútbol y la cantante ha seguido generando ingresos por las reproducciones de sus más grandes éxitos, la pareja se encuentra a la espera de continuar con un proyecto que iniciaron hace dos años y que entonces mantuvieron en la más estricta intimidad. Se trata, nada menos, que de un negocio de hostelería, el sector más golpeado por la pandemia. 

Noticias relacionadas

Fue a comienzos del verano de 2018 cuando se inauguró Blue Spot, el restaurante en el que la artista colombiana y el futbolista figuran como socios y que el 13 de marzo cerró sus puertas como consecuencia de la crisis sanitaria. Así lo hicieron saber en su perfil de Instagram, con un mensaje firmado por Tomás Tarruella, fundador de En compañía de Lobos, el grupo del que forma parte el local. "Queridos clientes, amigos y equipo, hemos decidido cerrar Blue Spot Barcelona. Desde hoy día 13 de marzo y hasta que la situación mejore y las autoridades sanitarias lo aconsejen. Estamos en una situación extraña y muy seria. Hemos de colaborar en todo lo que podamos y es nuestra responsabilidad ayudar a frenar la propagación del virus cuanto antes", decía parte del texto.

Desde entonces han pasado seis meses y, aunque muchos establecimientos de Barcelona ya han reabierto sus puertas, la situación del Blue Spot sigue siendo un secreto. Al menos para sus clientes, que a día de hoy están a la espera de noticias.

La última vez que el Blue Spot publicó en su perfil de Instagram fue el pasado 16 de abril. En ese momento colgaron una imagen del mar, junto al siguiente texto en forma de hashtag: "No estás solo, estás en compañía". En la instantánea, de hecho, comentó un seguidor hace tres semanas, preguntando por la fecha de regreso. Una interrogante que aún no ha sido respondida. En su página web, el local tampoco ofrece muchas pistas. "¡Nos vemos pronto!", es el único mensaje que se lee. Shakira y Piqué también se han mantenido al margen y no se han pronunciado al respecto. Y es que la pareja siempre ha tratado este proyecto con discreción. 

El restaurante se encuentra en el edifico Ocean, ubicado en el paseo Joan de Borbó, Barcelona, y cuenta con una privilegiada vista panorámica de la costa y el puerto de la Ciudad Condal. En su página web se define como "cocina basada en producto. Brasa, pescados y arroces", dando así una idea de lo que pueden encontrar los comensales en su carta, en la que, dependiendo del plato, los precios varían entre tres y 32 euros. También ofrece una amplia variedad de cócteles y clásicas copas.

Además de disfrutar de las ganancias del local, Shakira y Piqué han hecho vida nocturna en los espacios de este restaurante. Así lo hizo saber la interprete de La bicicleta en su cuenta de Instagram, en septiembre de 2018. "Anoche fue una noche de cita", escribió entonces la colombiana, junto a una imagen en la que aparecía con el futbolista en el restaurante del que son socios. Por allí también han pasado importantes personalidades del fútbol como Lionel Messi (33) y Luis Suárez (33).

El fracaso de Piqué en la restauración

Blue Spot no es el primer negocio hostelero de Piqué. Antes de abrir las puertas de este local, el futbolista ya había incursionado en el sector con un restaurante de hamburguesas gourmet, que cerró sus puertas después del verano de 2017. Sin embargo, la noticia se dio a conocer a comienzos de 2018, cuando el catalán y Shakira trabajaban en la apertura de un local más ambicioso. 

La compañía encargada de gestionar el primer proyecto de Piqué en el sector hostelero fue Bas Alimentaria, la empresa que fundó el propio deportista en 2013, junto con Noel Alimentaria y la cárnica La Vall d’en Bas, debido a su pasión por la carne.

[Más información: Shakira y Gerard Piqué presumen de sus vacaciones en familia: su paradisíaco hotel en Maldivas]