Cargado de generosidad. Así ha sido el último mensaje que Ana Obregón (65 años) ha dedicado a sus seguidores desde su cuenta de Instagarm. La actriz ha escrito un texto de agradecimiento a todos aquellos que se sumaron, tanto física como emocionalmente, a la misa funeral que se celebró este martes 30 de mayo en honor a Álex Lequio (27). Una cita en la que se pudieron ver multitud de caras conocidas y con la que se rindió homenaje al joven empresario. 

Noticias relacionadas

"En nombre del 'Gladiador que sonrió al cáncer'", así ha empezado el mensaje de Ana, que ha puesto en voz de su hijo las siguientes palabras: "Gracias de corazón por todos vuestros miles de mensajes de amor y ánimo a través de las redes de toda España. Gracias también a los medios de comunicación por apoyarnos ayer y por el respeto que han tenido estos últimos años rogándoles que a partir de ahora respeten el dolor de una madre que ha perdido a su hijo y pueda vivir el luto en mi intimidad con mi familia. Ayer no fue una despedida, Aless vivirá para siempre en el corazón mutilado de los que le queremos", ha escrito Ana junto a una imagen de ella vestida de riguroso luto y que fue captada a las puertas de la Parroquia de Nuestra Señora de la Moraleja, lugar donde se realizó la eucaristía.  

"Hoy honramos tu vida", así es cómo definió la propia Ana la misa celebrada este martes, frase que delata que para ella su hijo sigue estando muy presente. Una sensación que ha vuelto a reafirmar en su última historia de Intagram, en la que se puede ver el anuario que ha editado este año el colegio donde estudió Álex.

Libro que en esta ocasión ha estado dedicado a su persona. "Te han dedicado el yearbook de tu cole", dice la polifacética estrella de la televisión sobre un collage de imágenes de su hijo. Documentos que hacen adivinar la mezcla de emociones que experimenta Ana Obregón en estos momentos, sentimientos que combinan el orgullo de madre con un profundo dolor por la pérdida.

Historia de Instagram de Ana Obregón.

Ana atraviesa el peor momento de su vida, y es que la muerte de su único hijo víctima del cáncer le ha supuesto un revés que jamás imaginó vivir. A las puertas de la ya citada iglesia madrileña, Obregón no tuvo reparos a la hora de mostrar un gesto de cariño a todos los medios que allí se concentraban colocándose la mano en el corazón justo antes entrar en el templo. Y es que Ana ha sabido capear con gran elegancia y temple el enorme interés mediático que ha generado la tan temprana pérdida. 

La lucha de Ana Obregón

En marzo de 2018 a Álex Lequio le fue diagnosticado un cáncer, el inicio de una pesadilla tanto para él como para sus padres, que no dudaron en viajar hasta Nueva York para que recibiera tratamiento. Si bien es cierto, aunque Alessandro Lequio (60) ha estado siempre muy pendiente de su hijo, la persona que no le ha dejado en ningún momento ha sido Ana Obregón.

Ana Obregón junto a su hermana Celia y la novia de su hijo, Carolina Monje.

La actriz dejo de lado todos sus compromisos profesionales para volcarse en estar junto al joven, una lucha contra la enfermedad que finalmente no han podido vencer. Han pasado dos años desde entonces y el final ha sido más trágico de lo deseado, un desenlace difícil de superar que ha marcado para siempre la vida de la mujer con la sonrisa más destellante de la pequeña pantalla. 

[Más información: El emotivo gesto de Ana Obregón con los medios y el guiño estilístico a su hijo que ha pasado inadvertido]