Carme Chaparro (47 años) es uno de los rostros más conocidos de nuestra televisión, pero está afrontando la crisis del coronavirus desde la tranquilidad de su casa, desde donde se ha sincerado en una entrevista. La periodista desvela cómo está viviendo el confinamiento y hace un análisis de esta situación. Además, aprovecha para salir en defensa de las últimas polémicas mediáticas y televisivas que competen a Cristina Pedroche (31) y Terelu Campos (54).

Noticias relacionadas

¿Cómo está llevando estos días?

Al final somos afortunados los que podemos quedarnos en casa sin tener que salir a las trincheras de esta lucha contra el coronavirus. Yo estoy en casa con mis hijas. Mi marido sí que sale a trabajar, pero también tengo la suerte de tener un piso que es cómodo, es grande y no como otras muchas familias españolas que están viviendas muy pequeñas.

¿Qué es lo que más le está costando?

Creo que es la incertidumbre, pensar qué va a pasar. Soy mucho de darle vueltas a la cabeza en todo y me está costando mucho manejar la incertidumbre. Estoy disfrutando mucho con mis hijas, haciendo un montón de cosas. Hemos reciclado todas las cajas de cartón que había por casa, hemos hecho un tren por casa, no puedo ni andar casi... De alguna manera para ellas es un pequeño regalo por todo el tiempo que les he robado y no he podido estar con ellas.

Carme Chaparro en una imagen de archivo. Gtres

Es un parón para poder aprovechar junto a las personas más importantes

Es una pena que tenga que ser por esto. Creo que si no fuera por el horror que se está viviendo fuera de las paredes de las casas de los españoles, también dentro de algunas, sería fantástico estar tantas horas con mis hijas.

¿Le pesaba mucho eso?

Paso poco tiempo, el año pasado me quedé sin vacaciones por estar en Cuatro al Día y ellas están en el cole. Yo trabajo, viajo, ahora estábamos con Mujeres al Poder y ellas me echan mucho de menos y yo a ellas. Esto es redescubrirnos, se levantan, vienen a mi cama por la mañana, vemos la tele un rato, bajamos a desayunar...

Decía que su pareja sí tiene que seguir trabajando, ¿hay preocupación?

Él está en informativos en Mediaset. Va a grabar a los hospitales, va protegido y cuando llega a casa todos los días se quita los zapatos, los pone en un barreño, se mete en la ducha sin vernos, tiene ropa preparada y la ropa que ha utilizado la pone una bolsa y la ponemos a lavar. Cumpliendo todas las medidas higiénicas, va con guantes y mascarilla, procura no tocarse la cara... La verdad es que estamos bastante tranquilos. El problema lo tienen los sanitarios que están trabajando sin equipos de protección y la tasa de contagios entre los sanitarios es algo que nos debería dar vergüenza como país, vamos a tener que investigar y vamos a tener que ver quién ha tenido la responsabilidad de que se estén contagiando.

Todos coinciden en que estamos sacando la parte más humana, ¿los políticos también?

Otro gallo cantaría... He estado más de 20 años haciendo programación en directo y cuando trabajas en directo sabes que si pasa algo hay que tirar para adelante y acabar el programa de la mejor manera posible. Cuando acaba el programa se exigen responsabilidades, creo que es lo que nos toca hacer ahora, intentar salvar todas las vidas posibles, poner lo mejor de todos nosotros porque esto lo vamos a superar como sociedad todos juntos y luego ya investigaremos. Claro que tenemos que estar vigilantes en cada momento, claro que tenemos que exigir y claro que tenemos que actuar como prensa y sociedad, pero ahora hay que remar todos juntos, no podemos malgastar energía en cosas que no sean salvar a las personas.

También está la peor cara del ser humano, la gente se ha ido a pasar la Semana Santa a la playa

Me parece tremendo, yo leía el fin de semana que había cientos de multas de gente que se ha ido a la playa, pero qué nos está pasando como sociedad. Igual eso son el 3 por ciento de la sociedad, tenemos toda la parte maravillosa de la gente que se juega la vida, toda la gente que se queda en casa y tenemos unos pocos que hacen lo que les da la gana, que son personas con ninguna empatía, con un egoísmo brutal y que están copando los titulares de las noticias porque son los que más destacan. Yo me niego a darles publicidad a esas personas. ¡Una multa y que se acuerden toda su vida de lo que han hecho!.

Chaparro en un acto público. Gtres

Están falleciendo muchas personas, ha fallecido la abuela de Cristina Pedroche y han atacado sin piedad

Es tremendo, pero lo que hablábamos antes, al final los que hacen más ruido son los malos. Una de las cosas que tienen las redes sociales es que hay mucha gente que puede parecer educada y amable en su entorno pero en las redes sociales son unos auténticos desgraciados. A Cristina le pasó cuando contó lo de su abuela, los mensajes que recibió fueron tremendos.

Está pasando con un montón de periodistas que nos están poniendo en la diana y lanzando amenazas en las redes. Si todas esas personas que lo hacen en su mundo, donde tienen relación con su entorno, se replicaran los mensajes que mandan amparándose en el anonimato, te digo yo que su familia y sus amigos alucinarían. Hay gente que no lo parece y de alguna manera dejan escapar su odio y su envidia a través de las redes sociales, son pocos pero hacen mucho ruido.

A usted leer esos insultos le hizo estallar

Claro que sí, cómo no iba a saltar en defensa de ella, de cualquier persona a la que le hubiera pasado. Alguien comparte un hecho tan doloroso en su vida como es que ha fallecido su abuela y de repente se lanza una jauría de buitres carroñeros a insultarla, prácticamente a decirle que se lo merece, a inventarse cosas como que si había equis muertos por coronavirus ella enseñaba las tetas. Sentí el impulso, ella se sabe defender sola, pero sentí el impulso de darle cariño.

Este virus le pilló con la grabación de 'Mujeres al Poder', un reto muy bonito

Estoy muy contenta, es un proyecto fantástico con un equipo que es un regalo y nos pilló grabando en Soria a una mujer fantástica. Tuvimos que parar la grabación y estamos cada una en nuestras casas esperando a que acabe esto. Ahora tenemos una videollamada para vernos. Tengo una suerte de tener este equipo y de poder hacer televisión bonita, un programa que me llena mucho como periodista. Le va a encantar al espectador. Vamos a contar historias de esas que llegan al alma.

Usted pertenece a Mediaset y están tratando la profesionalidad, o no, de Terelu, ¿se quiere mojar?

Pero por qué no va a ser profesional. 

Muchos compañeros la catalogan de clasista, elitista...

Yo con Terelu y con su madre he tenido relación. Yo conocí a Teresa antes, una relación fantástica. Cuando me las he encontrado por los pasillos, Teresa siempre que me ha pasado algo bueno me ha mandado un mensaje al móvil; con Terelu nos hemos cruzado por los pasillos y nos hemos dado un abrazo. Yo no voy a sus cumpleaños porque no somos amigas, no tenemos una relación cercana, pero la relación de compañeras en la tele es como con cualquier otra compañera, muy buena. Cada uno es profesional a su manera, cada uno es un tipo de profesional diferente. Pregúntame lo que quieras, más allá de verla por los pasillos, y de una relación súper cordial siempre, no tengo más relación con ella.

¿No le ha parecido clasista ni elitista?

Conmigo, no; al contrario. Siempre ha tenido palabras de cariño, como todo el mundo en la tele. Al final la televisión es un gran equipo, es una manera de trabajar en la que hay una persona que brilla pero para que esa persona brille tiene que haber un equipo tremendo detrás y todos nos cuidamos y nos queremos mucho. Al menos en Mediaset España, que es dónde yo llevo 23 años trabajando.

[Más información: Carme Chaparro desvela nuevos detalles sobre la enfermedad que padece]