Mucho se está hablando del trabajo de los influencers durante la crisis del coronavirus, convirtiéndose algunos en el centro de las críticas por sus consejos al respecto o la forma en la que han afrontado el confinamiento. Pero esta excepcional situación también está sirviendo para conocer mejor a quienes se esconden tras las idílicas fotos de las redes y así comprobar su calidad humana, como ha sido en el caso de Madame de Rosa.

Noticias relacionadas

La influencer especializada en moda ha sorprendido a todos sus seguidores, que son más de medio millón, cuando ha anunciado su decisión de abandonar las redes sociales durante el tiempo que dure este crisis sanitaria porque va a volver a ejercer su profesión de origen: enfermera.

Para dar a conocer esta decisión, la joven ha compartido un vídeo en el que se mostraba de lo más emocionada. Ángela ha desvelado que entregó su curriculum al Hospital Universitario La Paz de Madrid tras saber que estaban desbordados y necesitaban personal y desde el centro le respondieron que este mismo lunes se sumara a la lista de personal sanitario que está luchando con todas sus fuerzas para frenar las consecuencias de este virus.

Verificado

"VUELVO A TRABAJAR DE ENFERMERA. Espero que no me echéis demasiado de menos, me tengo que ir a ayudar a gente que lo necesita... Os quiero", es la frase que ha compartido Ángela Rozas junto a su especial publicación.

En el vídeo narra lo siguiente: "Hola a todos, he querido grabar este vídeo porque quiero informaros de que durante esta cuarentena no voy a poder subir contenido de moda a mi Instagram porque a partir del lunes empiezo a trabajar de enfermera. He tomado la decisión porque desde la semana pasada era una idea que rondaba mi cabeza cuando empecé a ver que la cosa se ponía más seria. Era algo que tenía todo el rato en mente. Recibí hace unos días un mensaje de una compañera mía enfermera diciéndome que necesitaban urgentemente más personal sanitario y mandé mi currículum al Hospital de La Paz, que, la verdad, están un poco desbordados y pasaron tres cuartos de hora y ya me llamaron. Así que empiezo el lunes, voy a trabajar en una planta en La Paz habilitada toda con gente infectada de coronavirus. Ha sido una decisión que me ha costado tomar porque al principio me daba miedo, el miedo es humano, sobre todo por mi familia, por exponerles, porque si me voy a meter en la boca del lobo pues obviamente cuando vuelva a casa lo que voy a hacer es exponer a mi familia pero me puse a pensar que si todos pensáramos igual, no habría nadie trabajando en los hospitales. Así que me sentía en la obligación moral de hacerlo, también es un poco egoísta por mi parte porque sé que si no lo hago no me voy a sentir bien y si lo hago, me voy a sentir mejor. Tuve unas horas de miedo, las vencí; creo que si hay un adjetivo que me describe es la valentía, soy una persona valiente. Quiero ayudar a mis compañeros, quiero ayudaros a vosotros, así que voy a estar un poco ausente por aquí porque cuando venga obviamente querré estar con Romeo (su hijo), con mi familia. Que me deseéis suerte, que espero no veros a ninguno por el hospital y que la fuerza me acompañe. Os quiero".

Una decisión que le ha valido para ganarse el aplauso unánime de los usuarios de las redes sociales, así como de muchos rostros conocidos como su amiga Dulceida (30), la presentadora Eva González (39) o la diseñadora de moda Vicky Martín Berrocal (47).

Sin duda todo un ejemplo a seguir de valentía, buen corazón y generosidad que ha recibido el apoyo masivo de la red y que ha emocionado a todos aquellos colectivos más vulnerables que se enfrentan al posible contagio del coronavirus.

[Más información: De María Luisa Mayol a Sara Carbonero: así respetan los famosos el #Quédateencasa con sus hijos]