Hay personas que son una caja de sorpresas y una de ellas es Bea 'La Legionaria'. Cuando ya creíamos que sabíamos todo de ella, la ex gran hermana nos asombra con una de sus grandes habilidades: la cocina. Resulta que detrás de su imagen de 'tipa dura' (recordemos que fue una de las concursantes más polémicas de la sexta edición de Gran Hermano) se esconde una excelente cocinera. Así, al menos, se califica ella misma: "Soy muy buena cocinera. Además es que me relaja muchísimo hacerlo. Me gusta preparar platos de todo tipo, incluso hacer repostería".

Noticias relacionadas

Sin embargo, a la hora de elegir la receta que JALEOS le ha pedido para esta sección no ha tenido ninguna duda. De entre todas la opciones posibles, Bea ha elegido un plato saludable y sencillo de elaborar: el guiso de espárragos verdes que su abuela ha transmitido de generación en generación.

Descubrimos esta receta familiar, su elaboración y la historia que se esconde detrás.

1. Ingredientes

Ingredientes del salteado de espárragos.

2. Elaboración

1. Lo primero que hay que hacer es lavar muy bien, y uno a uno, todos los espárragos que vamos a cocinar.

2. Poner en una sartén unas gotas de aceite a calentar y cuando haya alcanzado una buena temperatura echar los espárragos para freírlos

3. Freír lo espárragos y aderezarlos con un poco de ajo.

4. Cuando ya estén fritos hay que añadirles agua y se deja hasta que se reduzca el agua.

5. Cuando el agua se haya reducido, apartar los espárragos y añadir un poco de pimentón y media cucharada grande de harina.

6. Mover todo, mezclado con los espárragos. Es el momento de añadir el vinagre al gusto.

7. Pasado unos cinco minutos se echa la pastilla de caldo de carne, los huevos escalfados y se deja todo a fuego lento. 

Guiso de espárragos verdes.

3. Historia 

Detrás de la receta de Bea 'La Legionaria' hay una de esas bonitas historias en la que la sabiduría pasa de generación en generación. Y como ocurre aún en muchas familias, esos conocimientos culinarios han sido transmitidos por su abuela: "Mi abuela, por parte de madre, tuvo nueve hijos y mi abuelo era legionario en el Sáhara. Ella cocinaba para todos y esta receta me la enseñó mi madre, a quién previamente se la había enseñado mi abuela".

Según la ex gran hermana "no hay mejor manera de comer verdura tan buena y saludable". Además asegura que siempre que tiene invitados en casa y prepara este plato es un éxito rotundo. "No hay a nadie que no le haya gustado este plato. Le encanta a todo el mundo". 

Bea se despide con su simpatía de siempre: "Buen provecho florecillas".

[Más información: La Receta de Arancha de Benito: el cocido que le recuerda a su padre fallecido]