Hay platos con un sabor y un olor capaces de transportarte a un momento determinado de tu vida, como le pasa a Arancha de Benito (50 años) con su cocido madrileño. Durante años, esta receta ha sido capaz de reunir a su familia en torno a la mesa de casa de su madre y ha conseguido convertirse en el plato estrella de la presentadora. Es imposible hablar de él sin acordarse de su padre fallecido.

Noticias relacionadas

JALEOS se ha puesto en contacto con la empresaria para conocer cómo es la elaboración de este manjar (donde lo más importante es que los materiales sean de primera calidad) y cuál es la historia tras este plato que la ha acompañado toda su vida.

1. Ingredientes

Ingredientes del cocido de Arancha de Benito.

2. Elaboración

1. Lo primero es comprar ingredientes de primera calidad, ya que es lo que diferencia un buen cocido. 

2. A continuación hay que lavar todos los ingredientes y colocarlos en una olla grande con agua. En este paso, en vez de ponerle sal lo que hago es echarle los huesos de espinazo fresco y la punta y el hueso del jamón. 

3. Se coloca la olla a fuego lento para que se cocine durante cuatro o cinco horas (nunca se debe hacer rápido). En este tiempo, hay que estar atento a la preparación y hay que ir quitándole la grasa sobrante. 

4. Dejarlo reposar un día para que todos los ingredientes se mezclen bien y el cocido coja sabor. 

5. Para comerlo, en mi familia separamos todos los ingredientes para comer tres platos. Primero se sirve la sopa con el fideo recién cocido; luego se separan los garbanzos que se comen con verdura (yo no le pongo repollo) y por último comemos el resto todo junto y troceado (el jamón, el pollo, la morcilla...). 

3. Historia

Cocido con garbanzos, patatas, zanahoria y algo de carne.

Este plato, tan sencillo a la par que tan completo, ha acompañado a Arancha de Benito desde su más tierna infancia. "Es el plato estrella de los domingos", ha explicado la presentadora a este medio. "Es un plato que he comido en casa de mi madre y de mi padre siempre" y por ello tiene ese "cariño especial" que se tiene por los platos con historia. 

Con el paso de los años Arancha ha ido adaptando lo que llama como "el cocido a mi bola, porque el mejor de Madrid es el bola". Ha quitado ingredientes clásicos como el repollo y ha optado por materia prima natural como alternativa para aportarle sabor, en vez de recurrir a especias. Durante una época, además, lo cocinaba en una cazuela de barro en un horno de leña que tenía, y con lo que conseguía un sabor único. 

Eso sí, por muchos cambios que hace, no puede compararlo con el cocido de su madre: "En invierno, domingo sí y domingo no nos reunimos en casa de mi madre para comer cocido, que es a la que mejor le sale", ha afirmado, explicando que es casi una excusa para reunirse. Este plato tiene "sabor a familia, a domingo, a hogar", que les ayuda a recordar a algunos que ya no están presentes, como su padre. 

[Más información: La Receta de Isabel Jiménez: la pizza nori que desvela su lado desconocido]