Edmundo 'Bigote' Arrocet (70 años) regresará a España el próximo 18 de enero después de varias fechas de retorno que nunca terminaron por materializarse. Ni siquiera se dio cita con el juez el pasado 13 de enero, como estaba decretado para someterse a la prueba de ADN que certificase que es el padre biológico de Alexis Ledgard. No acudió y siguió refugiado en Londres. Finalmente, será el próximo fin de semana cuando el cómico pise suelo español. 

Noticias relacionadas

Y son varios los planes que el humorista tiene a corto plazo. JALEOS conoce que todos profesionales y mediáticos; ninguno que tenga que ver con María Teresa Campos (78) y las pertenencias que todavía tiene en Molino de la Hoz. Están allí a la espera de que el chileno las recoja. No obstante, este medio maneja una información que lo aleja de la casa de Teresa: Bigote no recogerá él mismo los objetos. Mandará a un amigo y a una empresa de mudanzas. Se desliza que no quiere encontrarse con la presentadora. Al menos, "no de momento". 

Edmundo Bigote Arrocet a las puertas de la casa de Teresa. Gtres

Entiende que no es el momento de hablar cara a cara. Se apostilla que "Teresa está al tanto de sus planes y no le ha hecho ninguna gracia que no tenga el valor de acercarse en persona". ¿Concederá una exclusiva?, interpela este medio. A priori, no. No está en sus planes: "Quiere que todo pase, que hablen los demás y ya se planteará hacerlo. Está en su derecho". No es su prioridad. Lo que sí hará es acudir a FITUR para visitar los stands de Canarias y Málaga, como se informado Jesús Manuel Ruiz. Si nada cambia, ese será el primer acto público en que reaparecerá el humorista. 

Y hay novedades en lo que respecta a la polémica con su hijo Alexis. Después de que Bigote no se sometiera el pasado 13 a las pruebas de ADN en el Instituto de Toxicología y Ciencias forenses de Las Rozas -estaba citado para ello-, Ledgard ha cargado duramente contra su progenitor y ha asegurado que él es fruto de una infidelidad de Edmundo. Acusaciones que, se informa, han molestado sobremanera al cómico, que "no descarta" emprender acciones legales si la cosa va a más: "No comprende la actitud de Alexis. Considera que está mal asesorado y que él no se ha portado mal como padre". 

Bigote, declarado en rebeldía 

Al conocer que la expareja de Teresa Campos no se iba a presentar ante el juez, este medio se puso en contacto con Fernando Osuna, el abogado que defiende los derechos de Alexis. Este letrado habló de las consecuencias a las que se podría enfrentar el humorista. Y es que, no cumplir con la justicia -con el artículo 767 apartado 4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil por delante-, puede complicarle el futuro. De momento, "el juez lo ha declarado en rebeldía" y se presume "que oculta la verdad". Así las cosas, el juez lo puede declarar padre de Alexis. En la opinión de Osuna, este comportamiento de Arrocet beneficia sobremanera a Ledgard. 

El 'funeral' de Teresa, su 'reencuentro'

Nadie podía imaginar que la grabación del funeral ficticio de Teresa en El cielo puede esperar iba a convertirse en la última aparición pública de la presentadora y su pareja por entonces. Los gestos de cariño y complicidad que desprendieron ambos se podía apreciar cómo su amor seguía latente después de casi seis años de relación. Una situación que estaba muy alejada de la realidad por lo que se ha podido ver después.

A los pocos días de grabar este espacio para el canal #0, Edmundo envió un mensaje de WhatsApp a María Teresa para romper su relación. Un final muy abrupto que llegaba después de que el propio chileno le dedicase estas bonitas palabras de 'despedida' a su pareja en el programa: "Estoy muy contento de ver tanto amor y tanto cariño a María Teresa", empezaba diciendo el cómico, "la humorista era ella, ella era la buena para chistes. A la hora de las comidas no comía nada, pero los pasteles la volvían más loca que a Terelu una porra", bromeaba. "Una de sus canciones favoritas era Gracias a la vida y yo hoy doy gracias a la vida por haber conocido a María Teresa", concluía emocionado.

[Más información: Bigote Arrocet, declarado en rebeldía por el juez: la otra delicada situación a la que se enfrenta]