La ruptura entre María Teresa Campos (78 años) y Edmundo 'Bigote' Arrocet (70) continúa dando de qué hablar y todo apunta a que las especulaciones e informaciones no se detendrán en los próximos días. Todo lo contrario: vienen semanas bastante agitadas para la ya expareja sentimental. Desde que la presentadora emitiera su comunicado no se habla de otra cosa y ya comienzan a desfilar por los platós de televisión presuntas infidelidades del chileno que, se cuenta, Teresa no habría pasado por alto. Llueve sobre mojado, pero en esta ocasión la razón de la ruptura no es esa. 

Noticias relacionadas

JALEOS maneja otra información. María Teresa discutió con Bigote el día del 70 cumpleaños de este porque "estaba cansada" de que el humorista no la acompañase en el día a día como a ella le gustaba. No desea estar tanto tiempo sola y los viajes de él la tenían hastiada y triste. Se apostilla sin titubeo: "Ella necesita un hombre a su lado, siempre lo ha necesitado". Y con Edmundo el arropo era intermitente. Eso sí, se aclara: "Esto no quiere decir que ella lo atase en corto o le prohibiera hacer su vida. Sabía cómo era él, pero también pedía que se la entendiera". 

Demasiados meses sola, demasiados viajes de los que Teresa sabía solo el día de partida, pero no el de regreso. Y fue el día del 70 cumpleaños de él cuando existe "una fuerte discusión". ¿El motivo? El hecho de que Bigote quisiera -como así hizo- pasar las Navidades fuera de España. Esto molestó sobremanera a Teresa y fue cuando el cómico rompió la relación. Él se lo comunicó a María Teresa vía WhatsApp y, desde ese día, nunca más volvieron a hablar. Ella lo intentó llamar, pero él no lo cogía. Arrocet se fue a Londres y allí sigue. 

Teresa Campos y Edmundo en una imagen de archivo. Gtres

Este periódico ha podido conocer que Bigote "está muy disgustado" por todo lo que se está diciendo en los platós de televisión y por la "imagen distorsionada y de hombre manipulador y mujeriego" que se da tan ligeramente. Sobre todo, lo que más le escama es que no detenga estas informaciones quien debe hacerlo: Teresa. Habla en su entorno de "linchamiento mediático" y está dispuesto a hablar vía exclusiva para contar su verdad. Para contar la verdadera razón de la ruptura. 

Lo va a hacer, pero primero quiere conocer el contenido de la entrevista que Teresa dará este miércoles en la revista ¡HOLA!. De momento, este medio conoce que María Teresa ha dado un paso al frente: no quiere saber nada de Bigote, ha bloqueado temporalmente su número "para no sufrir" y tiene recogidas todas las pertenencias de Edmundo de su casa de Molino de la Hoz. No las quiere en la casa y ya se lo ha hecho ver a través de un amigo en común.

María Teresa y Edmundo: fin a su historia de amor

Terelu Campos leyendo el comunicado de su madre. Mediaset

El pasado 29 de noviembre, día en el que Edmundo Arrocet cumplía la redonda cifra de 70 años, decidía abandonar el domicilio que compartía con su hasta entonces pareja, María Teresa Campos. El día 10 de diciembre, ya con la relación rota, el humorista decidía enviar a todos sus contactos de WhatsApp una felicitación navideña acompañada de un vídeo grabado hace años en el que canta un villancico junto a la matriarca del clan Campos.

18 días más tarde y tras pasar la Nochebuena y la Navidad separados, Campos decide enviar el siguiente comunicado al programa Viva la vida: "Yo, María Teresa Campos, quiero comunicar a través de este programa, algo relativo a mi vida personal. A lo largo de estos años, en mi relación sentimental con Edmundo Arrocet, se ha especulado en numerosas ocasiones con crisis y rupturas que eran infundadas. Por eso, ahora quiero ser yo misma quien os comunica que las relaciones duran más o menos en el tiempo, a veces, toda la vida, o casi 6 años, como ha sido mi caso con Edmundo. Quiero manifestar, para evitar cualquier especulación, que nuestra relación se ha roto recientemente"

Y continúa: "También quiero pedirle a mis compañeros, y a las personas que me quieren, que, dentro de lo posible, me dejen vivir tranquilamente estos difíciles momentos tan difíciles para mí. Repito: tan difíciles para mí". Entre tanto, este diario ha podido saber que la célebre comunicadora se encuentra "sacando fuerza y optimismo" y "rota de dolor". Edmundo Arrocet, por su parte, está en Londres mientras disfruta de las Pascuas junto a su hijo Maximiliano, su nuera, la interiorista griega Natalia Andriotis, y su nieto, el pequeño León Arrocet, de dos años y medio. 

[Más información: Los verdaderos motivos de la ruptura entre María Teresa Campos y Bigote Arrocet]