José Antonio Reyes falleció el pasado mes de junio en un accidente de tráfico cuando solo tenía 35 años de edad. Tras de sí dejaba dos familias que lloraban su pérdida: Noelia López (33 años), su esposa en el momento de su muerte, y las dos hijas que tenían en común; y Ana López, su primera pareja con la que tuvo un niño que lleva su nombre. Siete meses después de su muerte, con la llegada de la Navidad (la primera sin el futbolista), ambas mujeres han decidido reunirse en la localidad jiennense de Baeza junto a sus hijos para hacer más llevaderas estas fiestas. Según ellas, lo importante es que los hermanos estén juntos. 

Noticias relacionadas

Las niñas pequeñas, Noelia y Triana, y el primer hijo de José Antonio Reyes, que lleva su mismo nombre, han posado sonrientes y abrazados ante las cámaras del móvil de sus madres a la vez que decoraban el pequeño árbol de Navidad colocado en una de las esquinas del salón. El joven se ha encargado de coger los adornos para dárselos a su hermana Noelia, que con gran ojo estilístico los ha colocado en el abeto, mientras la pequeña Triana jugaba con las bolas que ya colgaban. 

Noelia, Triana y José Antonio Reyes decorando el árbol de Navidad.

Durante este encuentro, la más pequeña ha estado especialmente cariñosa, y no ha dudado en colgarse del cuello de su hermano para terminar fundidos en un abrazo sobre el sofá. 

Todos han querido recordar esta visita con un posado en uno de los sofás de la casa familiar de Noelia López. En el extremo izquierdo de la imagen está Noelia López, la esposa de José Antonio Reyes en el momento de su muerte, que viste un jerséy negro de cuello alto y unos vaqueros claros, descoloridos, a juego con los pantalones del primogéntio del futbolista, hijo de Ana López. El joven luce también un jersey de cuello alto, en color blanco, y posa sonriente con las manos colocadas sobre su regazo. 

Las viudas de José Antonio Reyes junto a sus hijos en una imagen de sus redes sociales.

A su lado están sus hermanas pequeñas, fruto del segundo matrimonio de su padre, y con las que ha formado una piña tras la muerte de José Antonio Reyes. Noelia, la mediana, lleva un jersey negro, una falda de tul blanco y dirige una mirada seria a la cámara. La estampa familiar la completan la más pequeña de la familia, Triana, que sonríe sentada sobre el regazo de Ana López. 

Las dos exparejas de José Antonio Reyes han entendido que en estas fechas tan importantes "lo importante de una familia no es vivir juntas, sino estar unidas", según la propia Ana López. Aunque en el día a día hacen su vida por separado, en ocasiones especiales e importantes han demostrado que tienen que estar juntas y que "siempre quedará la amistad". 

Triana estuvo muy cariñosa con su hermano, José Antonio Reyes.

En esta reunión han vivido un momento de amor, pero también de dolor por recordar a José Antonio Reyes: "Sentimientos encontrados", opinó Ana López, a la vez que ha dejado claro que, aunqeu este reencuentro ha sido duro, es necesario por el bien de la familia: "Por un hijo se hace todo" y "educando con valores de amor y respeto", ha añadido. 

Unos meses difíciles

Estos últimos meses han sido especialmente duros para Noelia López, la viuda de José Antonio Reyes, que ha convertido sus redes sociales en un recuerdo constante del futbolista. 

"Amor de mi vida, no puedo soportar este dolor, que solitas nos dejas. Te llevas mis ganas de vivir. Hoy tengo que despedirme de ti pero no tengo fuerzas, te diré un hasta pronto porque tú y yo estaremos eternamente juntos. Espérame mi vida, volveremos a ser una familia donde estés. Ese día llegabas de un largo viaje y llegaste con quienes te daban vida, esa vida que ayer se nos fue. Ayúdame gordito porque no imagino la vida sin ti. Ayúdame a criar a nuestras hijas. Dame fuerzas, esas que no tengo. Te llevaremos en el pensamiento y vivirás por siempre en nuestros corazones. Nos has dado la mejor vida y nos dejas los mejores recuerdos. En los ojos de Noelia me mirarás y en la sonrisa de Triana sonreirás conmigo. Te amo y te amaré por siempre papi", escribió al poco de su muerte. 

En estos meses Noelia ha tenido que hacer frente a su aniversario de boda, al cumpleaños de una de sus hijas y al intento de una persona de suplantar su identidad para conseguir dinero. 

El 25 de julio la viuda de José Antonio Reyes denunció a través de sus redes sociales que alguien había estado pidiendo dinero para poder "criar a mis hijos". "No sé quién puede estar detrás de esta cuenta, haciéndose pasar por mi persona. Nadie sabe la realidad de la situación que estamos viviendo. Al inmenso dolor de la pérdida de una figura tan importante en una familia, se le pueden añadir más circunstancias. Pero jamás, fuera cual fuere la situación económica de mi hogar, habría pedido ayuda y mucho menos de esta manera. Gracias a Dios y a mis padres, comemos todos los días. Agradezco a quienes nos aprecian por hacerme saber la existencia de estos mensajes. Pido la máxima difusión para parar esto. Gracias", escribió. 

Un año sin padre

El primer hijo del futbolista ha sido otro de los que más ha mostrado cómo ha vivido la pérdida del deportista, y es que el joven ha querido recordar a su padre en diversas ocasiones en sus redes sociales.

José Antonio Reyes junto a su hijo, en una imagen de redes sociales.

Una de las últimas publicaciones tuvo lugar el 1 de septiembre, en el cumpleaños de su padre. El futbolista compartió una emotiva dedicatoria en su memoria: "Feliz cumpleaños papá, ¡te echo mucho de menos! ¡Gracias a mamá y a ti por enseñarme el significado de la palabra respeto! Felices momentos que nunca olvidaré ¡Te quiero papá!", escribió junto a un vídeo de varias fotografías de su infancia junto a su padre. 

[Más información: El desgarrador testimonio del padre de José Antonio Reyes: "Lo único que hacemos es llorar"]