María Teresa Fernández de la Vega (70 años) ha reaparecido este fin de semana en el Espacio Cultural de Santa Cruz de Tenerife. Allí ha participado en una charla junto a Gabriela Bravo, consejera de Justicia, Gobernación y Reformas Democráticas de la Generalitat valenciana, dentro del ciclo El Mundo que Queremos, organizado por la Fundación CajaCanarias. Una vez más, la que fuera la mano derecha de José Luis Rodríguez Zapatero (59) ha presentado un rostro que ha llamado la atención. Esta vez no por sus retoques estéticos -como sucedió hace tan solo unos meses- sino por su inquietante parecido físico con la colaboradora de televisión Mila Ximénez (67). 

Noticias relacionadas

No es ningún secreto que ambas mujeres se han sometido a algún que otro tratamiento u operación de cirugía estética. No obstante, mientras que María Teresa Fernández de la Vega lo ha negado hasta la extenuación, Mila Ximénez no solo lo ha comunicado públicamente sino que también lo ha rentabilizado a través de entrevistas exclusivas en revistas y platós de televisión.

María Teresa Fernández de la Vega y Mila Ximénez en un combo de Jaleos.

El pasado mes de enero, De la Vega apareció fotografiada junto al primer ministro saliente de Letonia, Maris Kucinskis (58), con un rostro completamente irreconocible: hinchada, con los ojos hundidos y sin apenas movilidad. Este periódico contactó con la doctora Barba Martínez, de la Clínica Médica Estética Doctora Barba para conocer desde el punto de vista experto a qué tratamientos u operaciones de cirugía estética se habría sometido Teresa Fernández de la Vega

En palabras de la citada cirujana, "María Teresa Fernández de la Vega se ha sometido a varias intervenciones de carácter médico y quirúrgico a lo largo de estos años. Lo primero que se realizó fue un lifting facial para estirar el exceso de la piel y una blefaroplastia para eliminar el exceso de piel de los parpados superiores. Su precio oscila entre los 8.000 y los 10.000 euros".

Y no solo eso, sino que según deslizó en su momento la doctora, "la actual presidenta del Consejo de Estado después se realizó un tratamiento de láser facial para estirar la piel, eliminar las arrugas y las manchas. El precio aproximado son unos 3.000 euros. También lleva ligeros rellenos de bótox o toxina botulínica, cuyo precio son unos 1.000 euros". Según sus palabras, "actualmente, además, presenta una cara más diferente después de los últimos tratamientos y es debido al aumento de volumen, muy marcado en los pómulos. El hecho de que presente ese rostro puede deberse al ácido hialurónico o tratamiento con grasa (técnicamente conocido como lipotransferencia). Tiene un efecto voluminizador de áreas como pómulos y mejillas. Su precio ronda los 1.000-2.000 euros".

María Teresa Fernández de la Vega en Santa Cruz de Tenerife. Sergio Méndez

De manera paralela, en el año 2017, justo cuando Mila Ximénez cumplía 65 años, decidía pasar por quirófano. La sevillana se sometió a una operación -lifting cervical- cuya intervención duró más de cuatro horas y media y que necesitó más de 400 puntos de sutura. En declaraciones para la revista Lecturas, la periodista declaró: "Tenía mucha inseguridad cuando me veía en televisión o en reportajes. No me gustaba mirarme, me dolía verme y a veces lloraba. Tenía la autoestima por los suelos".

No solo aprovechó su paso por e l cirujano para tocar su cara sino también su cuello y sus labios: "Me han levantado la parte flácida de la cara, lo que se me caía por el paso del tiempo. También me han hecho un cuello nuevo y un relleno en los labios para siempre, no se reabsorbe. Estuve en el quirófano cuatro horas y media", explicó. En aquel momento, JALEOS contactó nuevamente con la doctora Barba Martínez y aseguró que Mila habría desembolsado unos 13.000 euros por todos esos retoques. 

Mila Ximénez en la portada de 'Lecturas' tras un 'lifting' cervical.

"El precio de un lifting cervical se sitúa alrededor de los 6.800 a 10.000 euros, mientras que la liposucción de cuello está en torno a los 2.000 cuando se hace dentro de una cirugía general. Si se realizara por sí sola aumentaría el coste. Hay que tener en cuenta que cuando se hacen por separado sube el precio porque hay que volver a utilizar instrumental desechable como gasas o paños estériles, entre otros. Por su parte el aumento y relleno de labios está en los 600 euros", apuntó Barba a este medio.

Cabe destacar que el ojo experto de la cirujana apuntó un nuevo retoque en su rostro que ni siquiera Mila había reconocido: una blefaroplastia, es decir, subida de párpados superiores: "Ahora tiene la cuenca más definida y le han quitado la piel sobrante". Hace apenas unos meses, justo antes de enrolarse en la aventura de participar en la vigente edición de Gran Hermano VIP, Ximénez se sometió a otra intervención. En esta ocasión, relativa a su cuerpo: un balón gástrico que la ayudaría a adelgazar unos 15 kilos. "He estado deprimida, comiendo y bebiendo sin parar", confesó la tertuliana en una entrevista para la anteriormente citada publicación. "Ahora con el balón gástrico, si estoy los tres meses -en Gran Hermano-, puedo adelgazar hasta 15 kilos".

Mila Ximénez y María Teresa Fernández de la Vega en un combo de Jaleos.

El razonable parecido físico entre Fernández de la Vega y Mila Ximénez va más allá de la forma de su rostro. En los detalles, ambas comparten el mismo de arqueado de sus cejas, el rasgado de sus ojos e incluso un similar tono ceniza en el rubio de su cabello. 

[Más información: Es la ex vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega aunque no lo parezca]