Quién no ha envidiado los cuerpos esbeltos de algunas de las famosas que aparecen por televisión. Al verlas se da por hecho que la fama y el estrellato les otorga un nivel adquisitivo suficiente para tener un entrenador personal que les asesore en temas de ejercicio y nutrición, y estos personal trainer suelen tener un coste muy alto, lo que supone un desembolso exagerado para el común de los mortales. Pero no todas las famosas derrochan. Actrices como Andrea Duro (28 años) y protagonistas de la prensa rosa como Marta López Álamo (22), novia de Kiko Matamoros (63), saben ahorrar con cabeza sin perder calidad en su elección de entrenador.

Noticias relacionadas

Sabrine Toumi es la mujer que ha enamorado a las famosas. Su forma de trabajar, su talento, su trato con el cliente y los objetivos que cumple han cautivado a parte del star system español. Pero lo que más gusta de la entrenadora es su tabla de precios, mucho más barata que la de sus colegas de profesión.

Sabrine junto a la actriz Andrea Duro tras un entrenamiento.

La experta en prácticas deportivas tiene una cartera de clientas que no quieren gastar dinero de más si pueden tener el mismo servicio por mucho menos. Y es que las tarifas de Sabrine son muy atractivas para cualquier bolsillo. Con que se junte un pequeño grupo de tres o cinco personas máximo solo habría que pagar 15 euros para recibir clases durante 60 minutos de uno de los métodos más completos del panorama deportivo: el TST, un tipo de ejercicio con el que se trabajan los músculos de todo el cuerpo.

Pero si se prefiere una atención más personalizada, el entrenamiento individual es lo más demandado. Por 28 euros la sesión -en un bono de diez- se puede disfrutar de un training exprés de 30 minutos tipo cardio, los más efectivos; y por 48 euros por sesión se obtiene el pack de una hora sin parar de entrenar todas las partes del cuerpo.

Debido a ese mismo listado de precios al que ha tenido acceso JALEOS, famosas, actrices, influencers y socialité no dudaron en convertir a Toumi en su entrenadora fetiche. Además, los centros deportivos en los que trabaja se encuentran en el centro de Madrid, una zona de gran tránsito y núcleo vivo al que acuden a diario personajes de fama reconocida.

El trabajo de Sabrine va mucho más allá que el de crear tablas de ejercicios. De hecho, es tal la unión que se crea entre entrenadora y alumna, que Andrea Duro y la deportista se han hecho grandes amigas y comparten horas fuera de los gimnasios, eso sí, siempre controlando su dieta saludable. Una confianza que aún no tiene con Marta López Álamo, que vive con Kiko Matamoros muy cerca del local en el que imparte clases la trainer. La joven modelo ha compartido varias de sus sesiones de entrenamiento en sus redes sociales, en las que demuestra lo contenta que está con Toumi.

Otra de las influencer del momento y top model española Teresa Bass también es una fija en la clientela de la entrenadora low cost de las famosas. Bass practica deporte desde hace años y no hay día que no se ponga las mallas para salir a entrenar, y parece que gracias a Sabrine le cuesta menos -en todos los sentidos-.

[Más información: Descubrimos a la responsable del 'cuerpazo' de Pilar Rubio (y sabemos cuánto cobra)]