Llegó el día en el que Rafa Nadal (33 años) y Xisca Perelló (31) se darán el 'sí, quiero' después de 15 años juntos. Su enlace es uno de los más esperados del año, y aunque existe un gran misterio sobre cómo se desarrollará la ceremonia debido a la intimidad que ambos han querido preservar, son varios los datos que han salido a la luz en el gran día del tenista y de su futura mujer.

Noticias relacionadas

La pareja contraerá matrimonio ante la presencia de 500 invitados en una exclusiva finca en Pollensa, ubicada en la isla de Mallorca. Se trata de Sa Fortalesa, un castillo del siglo XVII, construido en 1628, en el cual hay seis casas, dos calas privadas y un helipuerto. Una lujosa propiedad que ya se encuentra blindada, y que ya ha sido escenario de otras grandes bodas de deportistas como la del futbolista Gareth Bale (30) o la del jugador de baloncesto, Rudy Fernández (34).

Además, en la mañana de este sábado ha llegado a la finca una tuna, que será la encargada de poner la nota musical a un momento especial. Con una gran expectación por parte de la prensa para ver llegar a la pareja y a los invitados, la seguridad es máxima, y hay vigilantes y policías en la entrada del recinto.

La tuna y la finca blindada para la gran boda del año.

La finca tiene 88.000 metros cuadrados, siendo 1.100 de espectaculares jardines y 20.000 de zona construida. El alquiler cuesta al día 25.000 euros, por lo que siendo tres los días alquilados por el tenista pagará 75.000, uno de los precios más elevados en cuanto a mansiones de nuestro país.

Entre los invitados destacarán rostros del mundo de la política, la cultura y el deporte de nuestro país y resto del mundo, como son sus socios en Tatel como Enrique Iglesias (44), Pau Gasol (39) o Cristiano Ronaldo (34). Otro de los nombres que suenan con fuerza son los de los Reyes eméritos Juan Carlos (81) y Sofía (80), quienes han seguido siempre de cerca la carrera del tenista y con el que tienen muy buena relación.

Rafa Nadal y Xisca Perelló en una imagen de archivo. Gtres

Los novios no venderán la exclusiva de su boda y no han prohibido los móviles, como sí hicieron Sergio Ramos (33) y Pilar Rubio (41), pero ambos han pedido a sus invitados que les ayuden a preservar su intimidad y no compartan su boda en las redes sociales.

Otro de los grandes secretos desvelados es el menú de la cena nupcial, que estará a cargo del chef Quique Da Costa, cuyo precio es de unos 210 euros. Pero uno de los secretos mejor guardados, como en casi todas las bodas de famosos, es la elección del vestido de novia.

[Más información: El pelotazo urbanístico de Rafa Nadal en la Costa del Sol antes de su boda]