La fecha del 20 de septiembre de 2018 ha marcado completamente la vida de Sandra Gago (23 años). Ese día la modelo se casó con Feliciano López (38). Un enlace que fue organizado al detalle por la propia joven, planificándolo en conciencia durante los meses anteriores, tal y como confirmó el tenista en las semanas previas a su 'Sí, quiero': "Va a ser un día muy especial para ella, es un día para ella. Quiero que ella sea la protagonista, sobre todo porque lo está preparando con tanta ilusión que quiero que salga todo bien y que ella está feliz". Y así fue. El resultado de su boda encantó tanto a la novia que cree haber encontrado su vocación: la de wedding planner.

Noticias relacionadas

Sin formación sobre organización de eventos nupciales, la joven ha sabido sacar adelante la boda de sus sueños, llena de detalles románticos a su gusto. Además, lejos de lo que la mayoría de novios opina respecto a la preparación del enlace, Sandra ha disfrutado de todas las etapas de la planificación: "La verdad que estoy disfrutando muchísimo de cada preparativo, me está gustando todo este proceso de preparar todo y la verdad es que lo estoy haciendo con muchas ganas".

Feliciano y Sandra mostraron las fotos de su boda en las redes sociales.

Mucho le ha debido de gustar para inscribirse, solo siete días después de su unión, a un curso de Wedding Planner. El viernes pasado comenzó las clases a las 16 horas en el Conde Nast College de Madrid, lugar al que acudirá presencialmente cada fin de semana hasta el 23 de noviembre, fecha en la pone fin el curso.

Parece que la obsesión de Sandra por las bodas es rotunda, ya que además del gran desembolso que supuso su enlace ha decidido sacar de su cuenta corriente 2.300 euros más para convertirse en una experta organizadora de bodas. Sin embargo, su primer gran reto ha ocurrido mucho antes de adquirir el título y nada menos que con una boda que ha sido portada de todas las revistas nacionales del corazón.

En estos 'estudios' la modelo compartirá aula con otros 24 alumnos, pues se trata de un curso con plazas limitadas. Los compañeros de Gago podrán así evaluar, como si de un caso práctico se tratara, el reciente enlace de la joven con el tenista.

A lo largo de seis módulos temáticos, los estudiantes aprenderán todo aquello que hay que tener en cuenta a la hora de organizar un evento de estas características, que no solo consiste en reservar iglesia, restaurante y elegir una tarta. Desde planes de comunicación, gestión de empresas, tipos de contrato, seguridad o psicología del consumir hasta lo requerido en temas de protocolo, fotografía, gastronomía, decoración o maquillaje. Todo ello es esencial para conseguir la acreditación de auténtica Wedding Planner.

El sexto módulo corresponde a las prácticas, que van desde caligrafía, decoración floral, cata de vino hasta controlar el estilismo de las invitadas. Y en la séptima parte del curso tendrán que presentar un Trabajo Final que reúna todos los conocimientos adquiridos y exponerlos con un caso práctico.

Entre los consagrados profesores que darán clase a Sandra Gago se encuentran: el diseñador Lorenzo Caprile (52), la estilista María Baras, la wedding planner Marina de Herrera o el DJ Mickey Pavón, entre otros.

Sandra tenía todos los detalles planeados para el día de su boda.

Como su boda ya se ha llevado a cabo, y -por el momento- piensa que va a ser la única, la maniquí quiere ayudar a otras parejas a cumplir su sueño y conseguir que sean tan felices como ella lo fue en su íntima cita marbellí.

La modelo y estudiante de Periodismo conoció a Feliciano López el 20 de septiembre de 2017 y desde entonces no se han separado. Dos años después de su primer encuentro han decidido sellar su amor para siempre, y gracias a esa boda Sandra no solo se casó con el tenista sino que además se enamoró de la experiencia de organizar desde cero ese gran día, hasta el punto de que quiere convertirlo en su profesión.

[Más información: Las fotografías más íntimas de la boda de Feliciano López y Sandra Gago]