Este sábado 6 de julio Madrid celebra el gran día del Orgullo Gay 2019. En un largo recorrido, todos los presentes celebrarán su libertad, y también reivindicarán sus derechos luchando por la igualdad. EL ESPAÑOL ha podido hablar con diez de los rostros más conocidos y reconocidos del mundo del periodismo, televisión, del deporte y de la moda en España sobre sus 'primeras veces': la primera vez que fueron conscientes de su verdadera identidad sexual, la primera vez que se lo confesaron a sus familias, la primera relación...

Noticias relacionadas

Jesús Vázquez (53) o Pelayo Díaz (33) no han podido contener las lágrimas al hablar de su padre, reviven el momento en el que se lo contaron a sus familias, un proceso que resultó complicado al haber crecido en un entorno tradicional. Todo lo contrario que le pasó a Víctor Gutiérrez (28), jugador de waterpolo, que gracias a sus seres queridos logró, en gran parte, ser lo que es en la actualidad. Lo mismo le pasó a Sofía Cristo (36), hija de Bárbara Rey (69), que debido a la relación cómplice que siempre ha tenido con su madre, ha logrado darle normalidad y naturalidad a su bisexualidad, que a día de hoy algunos siguen cuestionando.

Los colaboradores de televisión Miguel Frigenti (31) o Aless Gibaja (31) son los rostros más jóvenes de esta lista, por lo que, en parte, han tenido una mayor aceptación en su familia. Ambos han pasado una infancia complicada en el colegio, donde fueron señalados y juzgados por su orientación sexual. También Boris Izaguirre (53), que a diferencia de los anteriores, sufrió bullying por parte de los profesores y de los padres, no de los alumnos. 

En el caso de Ángela Ponce (28), que se convirtió en la primera mujer transgénero en ganar Miss Universo España, no lo tuvo fácil en el colegio debido a la crueldad que manifestaron los niños con ella al sentir que vivía en un cuerpo equivocado.

Estas son las 'primeras veces' de estos diez famosos:

1. Jesús Vázquez, (Ferrol, 1965), presentador de televisión

Jesús Vázquez, presentador de televisión Gtres

Jesús Vázquez es uno de los presentadores más carismáticos y exitosos de la televisión en España. Además, también es considerado uno de los rostros más visibles dentro del colectivo LGTBIQ+. Hace dieciocho años que se casó con Roberto Cortés, y es todo un ejemplo de lucha por la tolerancia y la igualdad. Muy amablemente, se ha prestado a recordar cómo fueron sus primeras vivencias con los hombres.

"Supe que me gustaban los chicos desde que era muy pequeño. Eres lo que eres desde el momento en el que naces, pero cada uno va tomando consciencia de forma distinta. Yo nací en una dictadura en el que la homosexualidad era casi un crimen... aceptar eso fue complicado, y eso hacía que nos metiésemos todos en los armarios", cuenta Jesús, quien a su vez afirma haber pasado por un difícil proceso en su círculo familiar.

Sus hermanos, al pertenecer a su misma generación, lo aceptaron con facilidad, pero en el caso de sus padres las cosas fueron muy diferentes: "Senté a mi familia cuando yo tenía 19 años porque no podía seguir conviviendo con la mentira. No fue fácil, mi padre es militar y mi familia siempre ha sido muy conservadora. Les costó mucho aceptarlo, pero disculpo a mi madre porque al fin y al cabo fue víctima de la sociedad".

Su primera relación completa con un hombre la vivió a escondidas. Tenía 17 años cuando pasó su primera noche en casa de "su rollete". Por aquel entonces, ya había superado la etapa del colegio, donde fue víctima del acoso escolar: "me insultaban porque tenía pluma y era amanerado, y en aquella época eso no estaba permitido", concluye.

2. Lorenzo Caprile, (Madrid, 1967), diseñador de moda

Lorenzo Caprile, diseñador de moda español Gtres

Lorenzo Caprile es uno de los diseñadores españoles más queridos y respetados. En la actualidad, está considerado como uno de los homosexuales más influyentes de España. A sus 51 años es todo un ejemplo para muchos jóvenes que en su día pasaron por lo mismo. Incluso cuando le ven por la calle, se acercan a él para agradecerle el apoyo que ha brindado al colectivo.

Se considera todo un privilegiado, ya que, a diferencia de otros compañeros, su profesión como diseñador no le trajo consecuencias a la hora de confesar su homosexualidad. Todo lo contrario, ya que era algo muy habitual en el gremio. Sin embargo, cuando era estudiante sí pasó por lo que ahora se conoce como bullying: "A mí todos me cazaban por gordo, por sacar buenas notas y sobre todo por mariquita, porque a nada que te salieses del rebaño... iban a por ti", confiesa a EL ESPAÑOL

Aunque confiesa que sus primeras relaciones con hombres las tuvo de manera "muy precoz"; no fue hasta cumplir la mayoría de edad cuando decidió sentarse frente a sus padres y decirles todo lo que sentía: "Mi padre se lo tomó bien, pero mi madre hizo un poco de melodrama al principio". Eso sí, como anécdota cabe destacar que, unos años más tarde, cuando Lorenzo apareció en una lista de los homosexuales más influyentes, su madre le llamó por teléfono para decirle que "no le parecía justo en la posición en la que le habían puesto".

3. Ángela Ponce, (Sevilla, 1991), modelo y Miss Universo España

Ángela Ponce, Miss España 2018- Gtres

Ángela Ponce se hizo conocida el pasado año por ser la primera mujer transgénero en convertirse en Miss Universo España. Participó para el certamen de belleza Miss World Spain 2015, donde abordó la lucha para visibilizar a las mujeres transexuales. Sin embargo no tuvo posibilidades de ganar la corona debido a que no permitían que una mujer transexual se alzase con el triunfo de acuerdo a las reglas del certamen.

"No me di cuenta de que algo fallaba en mí, vi que algo fallaba en la sociedad. No me di cuenta de que estaba en el cuerpo equivocado en un momento concreto, porque es una cuestión de identidad, y eso viene con nosotros desde que nacemos. Llega un momento en el que ves que eres distinta al resto, porque no encajaba con el resto de personas. Nací conociendo mi identidad", confiesa a este periódico.

En lo que respecta a su familia, no hubo una conversación entre Ángela y ellos, ya que según ella todo fue muy evidente: "La verdad que no hizo falta decirle nada a mi familia. Se me veía en la forma de caminar, en la forma de expresarme y en cómo sonreía, porque a veces el cuerpo habla más que la boca. Cuando fui más mayor ya les dije a mis padres que quería hacerme un tratamiento hormonal, porque ya fui consciente de que me lo podía hacer.

Ponce ha reconocido que aceptarse a sí misma no fue tarea fácil cuando era pequeña, no por ella, sino por la sociedad que le rodeaba: "La gente fue muy cruel conmigo en el colegio. Es una etapa difícil en general. El que está en mi situación es porque es mariquita. En mi caso me hizo más fuerte porque eso forjó mi personalidad. Sigo con la misma esencia, pero ahora soy un poco menos mal guerrillera, porque he ido madurando y me he relajado con todo". 

4. Pelayo Díaz, (Oviedo, 1986), estilista y experto en moda

Pelayo Díaz, estilista e 'influencer'. Gtres

Pelayo Díaz se hizo conocido en 2011 gracias a su blog personal. Lo que no se imaginaba por aquel entonces es que, unos años después, la revista Times le nombraría como uno de los bloggers más relevantes a nivel mundial. Con más de un millón de seguidores en su cuenta de Instagram, el asturiano vive por y para la moda, su pasión desde que era pequeño. Compagina su profesión con la relación que mantiene con Andy McDougall, con el que contrajo matrimonio en septiembre de 2018 en una bonita y emotiva ceremonia. 

Orgulloso, en el sentido más amplio de la palabra, cuenta cómo fueron 'sus primeras veces': "No tuve un momento concreto para darme cuenta de que me gustaban los hombres. Me preguntaba, ¿por qué los demás no son como yo?. Mantuve relaciones con chicas y llegué a tener una macedonia grande en la cabeza. En el colegio sí lo pasé mal, y nunca olvidaré cuando una amiga mía me dijo que una de las monjas había dicho que las chicas debían jugar con las chicas, y los chicos con los chicos, y que yo estaba siempre con niñas y eso no estaba bien". Comentarios de este tipo hicieron de Pelayo una persona más fuerte.

Cuando cumplió 18 años e hizo selectividad, inició su primera relación homosexual: "Mi primera relación fue con un chico de Barcelona. Me mudé allí y me alquilé un piso para estar con él, mientras trabajaba vendiendo bolsos de Carolina Herrera". No fue hasta más tarde cuando decidió abandonar España para irse a vivir a Londres: "Allí empecé a ser la persona que yo quería ser. Conocí a un chico con el que estuve tres años, y ya decidí dar el paso de contárselo a mi familia. Para ello, juntó a sus padres en Galicia, y se enfrentó a la situación, aunque con cierto miedo por "miedo a decepcionarlos": "Era un tabú absurdo, pero yo siempre fui el hijo que daba disgustos en casa. No quería decepcionar a mi padre. No dije que era gay, pero sí dije que tenía novio. Pese a que pensaba que mi padre se lo tomaría peor, me preguntó que si el chico sabía esquiar -insinuando que le invitase a venir con nosotros-.

5. Víctor Gutiérrez, (Madrid, 1991), jugador de waterpolo

Víctor Gutiérrez, jugador de waterpolo Redes Sociales

Víctor Gutiérrez Santiago el waterpolista español, miembro de la Selección Nacional, decidió hacer pública su identidad sexual en el 2016 con el fin de dar visibilidad a los deportistas de élite homosexuales. No se esconde, pero la expresión "salir del armario" no considera que defina lo que hizo hace tres años: "lo único que hago es mostrar a mi pareja igual que hacen otros deportistas homosexuales".

"Cuando entré en la pubertad, a los 13 o 14 años, me empecé a fijar en los chicos. Yo soy de los que piensan que gay se nace, no se hace. Rodeado de mis compañeros empecé a notar que sus intereses no me llamaban la atención. Llegué a pensar que podía estar enfermo, y ese era mi mayor secreto. Entendí que era homosexual, pero tenía mucho miedo a comentarlo con mis compañeros y con mi familia. El miedo a rechazo, a que te insulten y a que te aparten", cuenta Víctor. 

Respecto a su familia y a su entorno más cercano, no lo tuvo especialmente difícil, a pesar de ser consciente que al ser un deportista podría implicar un mayor rechazo: "Tengo un hermano pequeño, pero no necesité sentarme con el para explicarle nada, lo intenté hablar pero ya sabía lo que le iba a decir. A mi madre tampoco se lo tuve que decir y empezó a sospechar cuando yo tenía 19 años. Me sinceré con ella y me dijo que estaría siempre a mi lado y que me iba a apoyar". Ha querido destacar, a su vez, que fue a su mejor amigo a la primera persona que se lo contó, con mucho miedo a que se lo tomase a mal y a que todo se volviese en su contra.

"Mi primera experiencia sexual con un hombre fue con 17 años, con otro compañero. La verdad que lo recuerdo con cariño, porque aunque no lo viviese como una pareja heterosexual, lo recuerdo así. Mi primera relación de pareja fue con 24 años, lo viví ya en su plenitud y siendo consciente de que no estaba haciendo nada malo". 

6. Boris Izaguirre

Boris Izaguirre, presentador y escritor Gtres

El presentador y escritor Boris Izaguirre incrementó su popularidad gracias al famoso programa Crónicas Marcianas. Fue el primer colaborador de televisión que se atrevió a subirse a la mesa y a quedarse prácticamente sin ropa. Hizo pública su homosexualidad desde sus inicios en televisión, y fue a través del humor. Durante los años 90 fue objeto de críticas por parte del colectivo LGTBIQ+.

"Los padres del colegio al que acudía en Caracas organizaron una reunión porque no era una buena influencia. Sufrí bullying de profesores y padres, no de los alumnos, que me defendían", cuenta el venezolano, quien asegura que durante su pre adolescencia la homosexualidad se veía como una enfermedad. "Les decían a mis padres que había que enderezarme y llevarme a un psiquiatra y ellos, en cambio, no veían en mi homosexualidad ningún problema".

En lo que respecta a sus progenitores, para su padre Boris siempre fue diferente, desde el momento en que nació. Su madre, que era bailarina, siempre ha sido muy importante para él porque desde el principio le enseñó que lo diferente no era sinónimo de algo malo".

A los seis años ya sentía cierta fascinación por algunos cuerpos masculinos, como el de su hermano mayor: "Es que mi hermano es muy atractivo y es ocho años mayor que yo. Cuando yo tenía 6, él tenía 14. Mi mamá no contó con eso de ninguna manera. Mi hermano me decía: "No me mires tanto", porque yo estaba fascinado con lo que veía. Lo tenía cerca, compartíamos habitación, y yo decía: “Qué maravilla, vivo realmente en el paraíso", concluye Izaguirre.

7. Sofía Cristo, (Madrid, 1983), Dj y colaboradora de televisión

Sofía Cristo, Dj y colaboradora de televisión Gtres

Sofía Cristo es conocida desde el momento en el que nació, hace 35 años. Hija de Bárbara Rey y el ya fallecido Ángel Cristo, se hizo un hueco en televisión gracias al auge mediático de sus padres. Confesó su bisexualidad en la revista Interviú hace justo 10 años, poco después de actuar en las fiestas del Orgullo Gay. Su relación con Nagore Robles (36) le convirtió en uno de los referentes para muchas chicas que se han sentido identificadas con ella.

Su relación con su madre siempre ha sido de total complicidad. De ahí que siempre ha hablado con ella de su bisexualidad con total naturalidad. Pese a que confiesa que son muchos los que han cuestionado su orientación sexual, ella lo tiene claro: "me defino como bisexual, aunque muchos piensan que soy lesbiana. Eso sí, tiro más hacia las mujeres en la actualidad". 

"No me costó tanto como a otros decírselo al mundo. Pero sí que tuve muchos miedos cuando era pequeña, por sentir cómo me podría ver el resto del mundo". Una vez pasada la adolescencia reconoció que fue complicado hacer pública su sexualidad, aunque su paso por Supervivientes le ayudó mucho: "Acababa de dejarlo con mi primera pareja, y sí que tenía miedo de lo que pensara de mí la gente. Mi entorno sí lo sabía, y ahí me sentía libre, como un pez en el agua. Pero la presión social a mí me daba miedo, que la gente pensara mal de mí".

8. Aless Gibaja, (Madrid, 1991), 'influencer'

Aless Gibaja, 'influencer' Gtres

Aless Gibaja es un 'ídolo' entre los adolescentes y se ha hecho conocido por todos gracias a sus vídeos en redes sociales, en los que anima, con su peculiar personalidad, a que cada uno sea como quiera ser. Habla desde su propia experiencia, y para evitar que otros sufran los insultos y humillaciones que este vivió cuando era adolescente. Sin embargo, cabe destacar que pese a vivir esas situaciones, Gibaja considera que ha tenido una bonita infancia.

Tras haber vivido esa experiencia, se ha convertido en un verdadero ángel en la lucha de los derechos de los niños, y desde Instagram defiende la dignidad de los jóvenes que tienen problemas por ser homosexuales, a la vez que atiende a los miles de mensajes de personas afectadas por esta situación, a los que aconseja y anima a luchar por la igualdad.

Su homosexualidad no les parecía bien a todos y comenzó a sufrir las consecuencias de ser diferente en el colegio religioso de Madrid donde estudió. Esa distinción le ha hecho convertirse en un referente contra el bullying.

Aless siempre ha contado con el apoyo de su familia. Su padre es un millonario empresario que reside Gran Canaria, y su madre, una empresaria italiana que vive en Milán y con la que se ve menos, pero con la que siempre ha compartido sus experiencias.

9. Patricia Yurena, (Santa Cruz de Tenerife, 1990), Miss España 

Patricia Yurena, modelo española Gtres

Patricia Yurena es una modelo tinerfeña, ganadora del certamen de Miss España y finalista en Miss Universo. Además de sus logros profesionales y de su belleza, que es más que evidente, la joven ha conseguido ser un ejemplo para muchas chicas, que debido a su feminidad podía resultar 'difícil de creer' para muchos que fuesen lesbianas: "Todavía sorprende que a una chica guapa y femenina le gusten las mujeres", ha confesado.

"Desde pequeña vivió concienciada de que era algo común sentir atracción por personas de mi mismo género. Por las personas, vaya", cuenta Patricia a este periódico. Con total normalidad y sin sentirse en ningún momento diferente al resto, la tinerfeña, al igual que la gran mayoría, tuvo sus momentos en los que se sintió juzgada, sobre todo en el colegio: "Alguna vez escuché un comentario despectivo hacia mi, y me llamaban 'tortillera'. Eso me hacía sentir diferente y juzgada. Pero ni caso".

La miss se reunió con su familia, considerándolo un paso totalmente necesario para el proceso de normalización en su vida: "Sentí un alivio al compartir con los míos que mi pareja era mujer y sentir la naturalidad de su reacción, su aceptación. No esperaba tampoco sentir rechazo, pero fue maravilloso contar con ellos", afirma.

10. Miguel Frigenti, (Talavera de la Reina, 1987), periodista 

Miguel Frigenti, periodista y colaborador de realities. Gtres

Miguel Frigenti es uno de los colaboradores más habituales de Gran Hermano. Su exposición mediática le permite convertirse en un ejemplo de ayuda para muchos por su propia experiencia, que en ocasiones narra en primera persona a través de sus redes sociales. 

Me di cuenta de que era gay desde pequeño y lo he sabido siempre. A diferencia de la mayoría de los niños, nunca he tenido miedo a expresar mi condición sexual. Por ese motivo sufrí bullying y agresiones desde pequeño. Pero todo eso en vez de echarme para atrás y dejarme en una esquinita, hizo que me viniese más arriba porque siempre he defendido lo que soy y he estado orgulloso y contento. 

He contado siempre con el apoyo de mi familia, algo que agradeceré siempre. Además, mis dos hermanos también son gays y estoy muy orgulloso de todos ellos y de cómo hemos gestionado todo este tema. Su primera relación homosexual tuvo lugar cuando el periodista tenía 16 años, mientras que su pareja tenía 19: "Entró siempre en mi casa mientras estuvo conmigo, ya que mi madre siempre me dio toda la libertad del mundo

[Más información: Los 10 alcaldes gays que mandan en España: sus vidas en los pueblos]