Apenas han pasado unos meses desde que Kiko Rivera (35 años) aceptara participar en el reality de Mediaset, GH DÚO, con el fin, según declaraba el hijo de Isabel Pantoja (62), de recaudar dinero para hacer frente a la situación de inestabilidad económica en la que se encontraba. A pesar de no haberse llevado el codiciado maletín, su estancia semana a semana en el concurso le permitía, a él y su mujer, Irene Rosales (28), embolsarse una cantidad con la que poder hacer caja. 

Noticias relacionadas

En aquel momento, Kiko logró hacerse con el cariño y la empatía de los espectadores al hundirse y confesar todos sus problemas de dinero y sus grandes deudas. Algo que ahora, sin embargo, se ha vuelto en su contra. Rivera ha publicado una fotografía en su Instagram en la que alardea de un coche que acaba de comprarse: "Feliz con mi nuevo @mercedesbenz", escribe. Las críticas no han tardado en producirse, debido a que el coste del vehículo varía entre los 30 mil y los 45 mil euros. Sus seguidores no han pasado por alto esta venta, debido a que en su paso por el reality hizo muchas referencias a su mala situación económica. 

Hablan de "tomadura de pelo", "inoportunidad" y "vergüenza" al referirse a Kiko: "Mira el que debía dinero a Hacienda y tenía que pedir dinero a la familia para comer...", comenta un seguidor, "Todo lo que contó en Gran Hermano... ¡un bulo!", dice otro. Y así una larga lista de desacuerdos.

Ante ellos, Kiko ha contestado con un mensaje: "Simplemente a quien no le mole que no mire.... buenos días a todos. Eso es que no tenéis nada mejor que hacer... a los demás, os quiero a rabiar ". Atrás parecen haber quedado las muestras de afecto ante la sinceridad con la que Rivera habló en el concurso sobre su adicción a las drogas y las consecuencias personales y económicas que su estilo de vida habían desencadenado en la familia. 

El entorno de la noche es uno de los factores a los que Kiko achaca sus problemas del pasado. Durante las sesiones en las que ejercía de DJ y las fiestas a las que acudía consumía alcohol y sustancias estupefacientes. Su mujer era consciente de aquello. Y gracias a su apoyo logró salir adelante con mayor facilidad, como él mismo ha reconocido en diferentes ocasiones. 

Irene Rosales y Kiko Rivera en 'GHDUO' Mediaset

Todo esto sucede al tiempo que su madre, Isabel Pantoja, se encuentra concursando en la isla de Supervivientes. Su participación fue toda una sorpresa, dado que ella siempre había renunciado a este tipo de propuestas televisivas. El propio Kiko recibió la noticia de que la tonadillera había aceptado el reto cuando él aún estaba en la casa de Gran Hermando Dúo. Su reacción fue la de no dar crédito, aunque sin dejar de animar a su madre.

Por otro lado, la hermana de Kiko, Isa Pantoja (23), está en estos momentos en Honduras, lista para dar una sorpresa a su madre. Su encuentro supone la esperada imagen de madre e hija juntas, sin plató de por medio, y en medio de una isla desierta. El 'Clan Pantoja' siempre es un reclamo televisivo sin igual. 

[Más información: Kiko Rivera, destrozado por la muerte de José Antonio Reyes: “Qué pena más grande tengo en el corazón”]