Todo estaba previsto para que este lunes Sara Carbonero (35 años) abandonara la Clínica Ruber Internacional tras su operación de un tumor maligno, pero finalmente no ha podido ser. Tal y como se ha informado en el programa Ya es mediodía, de Sonsoles Ónega (42), el equipo médico le ha aconsejado que permanezca ingresada al menos un día más para estar bajo supervisión. 

Noticias relacionadas

Eso sí, pese a la noticia, desde el citado espacio de Telecinco se ha querido dejar claro que no hay por qué temer por la salud de Sara. Todo se encuentra controlado. Así, su evolución "sigue según lo previsto". Sin embargo, esta cautela a la hora de trasladarse a casa obedecería a una mera recomendación de sus doctores. La mujer de Iker Casillas (38) se encuentra "con fuerzas y animada", tal y como se ha deslizado en el programa, tras contar este con información directa del equipo médico del hospital. 

Iker Casillas durante una de sus últimas visitas al hospital. Gtres

Hace justo una semana, el pasado martes, Carbonero anunciaba que había sido intervenida quirúrgicamente tras haberle sido detectado un tumor maligno en el ovario. Ante la complicada noticia, tanto sus seguidores, como buenos amigos y famosos de toda índole se volcaron con ella mostrándole su apoyo, fuerza y cariño, igual que el resto de España que continúa pendiente de cualquier noticia sobre su estado de salud.

"Ha sido intervenida quirúrgicamente por el equipo de ginecología oncológica para extirpación de tumoración ovárica, con éxito y sin incidencias", recogía el parte que aseguraba que la periodista deportiva recibiría el alta en los próximos días si no hubiese complicaciones en su recuperación. No obstante, esa alta no se ha producido hasta el momento, una semana más tarde. 

Al lado de Sara se encuentran sus padres, su hermana y su marido, quien tan solo hace tres semanas sufría un repentino infarto de miocardio mientras entrenaba con su equipo de fútbol, el Porto FC. También ha querido estar a su lado su amiga y compañera, Isabel Jiménez (36), que se suma así al inmenso apoyo que está recibiendo Carbonero.

Los últimos que quisieron sumarse a la oleada de mensajes cargados de esperanza fueron la semana pasada Kiko Narváez (47) y Manu Carreño (49), los presentadores del programa en el que trabaja, Deportes Cuatro: "Lo primero, Sara, un beso de parte de todo el equipo, muy grande. Y un abrazo. Sara ha sido operada de un cáncer de ovario y está bien. Lo más importante es que está perfectamente".

[Más información: Las emotivas palabras de 'Deportes Cuatro' a Sara Carbonero tras ser operada de cáncer]