Toñi Moreno habla de su etapa más amarga.

Toñi Moreno habla de su etapa más amarga. Mediaset

Famosos EN 'LA VIDA CON SAMANTA'

Toñi Moreno desvela el mayor fracaso de su carrera: "Pensé que estaba muerta profesionalmente"

La presentadora se ha sincerado y ha hablado de los peores momentos y de su año laboral más amargo por el que perdió la autoestima.

Este pasado martes Cuatro ha emitido una nueva entrega de La vida con Samanta, el programa que presenta la periodista Samanta Villar (43 años). El eje central del espacio era la temática del éxito y, para conocerlo, Villar se ha reunido con diferentes personalidades del mundo de la televisión, la música y el espectáculo. Entre ellas, Toñi Moreno (45). La presentadora andaluza ha hablado sin tapujos sobre la mejor época de su vida desde que salió con 14 años en la televisión de Sanlúcar de Barrameda, pero, sobre todo, de esa amarga etapa que vivió en TVE. 

Aunque ahora es uno de los rostros más mediáticos de Mediaset, el camino laboral de Moreno no ha sido nada fácil en el terreno nacional. Durante su charla con Samanta, ha confesado lo mal que lo pasó cuando se fue de TVE y dejó de hacer el programa Entre Todos. Pese a los intentos, el espacio se descubrió como un fracaso en audiencia y eso minó su autoestima y seguridad personal. "Me vi en mi casa. Aquello fue un centrifugado, pensé que profesionalmente estaba muerta", ha asegurado, visiblemente emocionada. 

La presentadora andaluza durante su charla con Villar.

La presentadora andaluza durante su charla con Villar. Mediaset

Fue un año arduo, de sequía profesional y de desplantes constantes en las productoras que visitaba: "Llegaba con ideas, formatos nuevos, guiones y veía las caras de la gente, que te miraban como pobrecilla". Sin embargo, lo peor de ese proceso, según Toñi, es la pérdida del arrojo: "Empiezas a pensar en qué fallas, qué haces mal... Ya sabes que la tele es así. Estaba anímicamente destrozada". En su catarsis emocional, la presentadora prosigue: "Empecé a pensar que la que fallaba era yo. Que ya no gustaba".

Aquello fue uno de los rasgones más importantes después de todo lo que había trabajo y todo lo que se habían esforzado sus padres:"Perdí la fe en mí misma. No me reconocía". Durante un sosegado paseo por la playa que tanto significa para Moreno, la periodista ha ahondado sobre la frontera que limita el éxito del fracaso: "Cuando te van bien las cosas el teléfono suena, te invitan en los restaurantes, etc, pero cuando van mal no te invitan a nada. Este es el ejemplo más gráfico". 

Más allá de lo profesional, lo cierto es que en el terreno personal Moreno tampoco ha tenido demasiada suerte en los últimos años. Su padre, a quien perdió tras sufrir un cáncer, era otro de los pilares de su vida. Especialmente emotivo fue el momento en que narró el último paseo por la playa junto a su progenitor. Al poco le diagnosticaron la enfermedad: "Lo de la muerte es una putada porque se va y se va"

A sus 45 años, Toñi está muy unida a su madre, con quien se deshace en halagos en el programa de Villar. "Tenía tres trabajos", comenta Toñi, que se siente especialmente orgullosa de la reforma que ha hecho su madre en casa, pese a su "paga pequeña". De hecho, no ha tenido reparo en dejar claro que la ayuda económicamente. Pese a que hace unos meses Telecinco movió ficha y la alejó de Viva la vida para reestructurarla en el programa de Cuatro Mujeres, hombres y viceversa, Moreno se ha confesado en un buen momento profesional, y en un tierno personal, ya que sigue buscando ser madre: "Quiero ser madre y tengo 45 años. Y si no lo tengo, seré la tía de Pepe (su único sobrino)"

Preocupada por la baja audiencia de 'MyHyV'

Fue a finales de febrero cuando JALEOS se hizo eco de la preocupación de Toñi por la baja audiencia que está cosechando Mujeres, hombres y viceversa. En concreto, en una semana de febrero el espacio cosechó unas paupérrimas cuotas de pantalla de 2,9% de share. En otras palabras, tan solo conectaron con ella una media de 112.000 personas; un evidente hundimiento irreversible. Según pudo conocer este medio, ese dato se notó en el ambiente y esta delicada situación profesional tiene a Toñi Moreno "pasándolo realmente mal".

Claro está, hay muchos factores que confluyen en su estado de ánimo en estos momentos. Cabe recordar que abandonar Viva la vida fue un duro golpe para la andaluza, que no se esperaba semejante cambio por parte de las altas esferas de Mediaset. No obstante, se lo vendieron como una gran oportunidad laboral y como una ventana a revitalizar el programa de los tronos, algo que no ha conseguido.

[Más información: Toñi Moreno, destrozada por la baja audiencia de 'MyHyV': "Está realmente mal"]