Isabel Pantoja en un montaje de JALEOS.

Isabel Pantoja en un montaje de JALEOS.

Famosos REGRESO LABORAL

Isabel Pantoja negocia su participación como jurado en un 'talent show'

Hace tiempo que Isabel Pantoja (62 años) está alejada de la música. Sacó su último disco, Hasta que se apague el sol, en noviembre de 2016 y su voz resonó por última sobre un escenario hace un año. No obstante, según ha podido confirmar JALEOS, aún queda tonadillera para rato. 

En medio de los diversos proyectos en los que está inmersa y su renovada faceta como abuela, la artista estaría preparando su regreso al mundo laboral por todo lo alto, con un gran cambio de registro: actuar "en un talent show como jurado". Isabel se encontraría inmersa en "negociaciones" para participar en este espacio que podrá ver la luz en marzo.  

Isabel Pantoja en una imagen de archivo.

Isabel Pantoja en una imagen de archivo.

Un programa perfecto para una artista del calibre de Pantoja que lleva en el mundo de la música desde 1971, cuando lanzó su primer LP Tablao Triana, y que ha alcanzado una fama internacional, con largas giras en nuestro país y en Latinoamérica. 

Esta larga trayectoria, además, ha motivado la creación de un biopic sobre su vida, que ya está tomando forma. Un tipo de producción que se ha puesto muy de moda en el último tiempo gracias el empujón de las productoras de la talla de Netflix o HBO. Sería tanta la implicación de Pantoja en este espacio, que ella formará parte de la productora del proyecto, según avanzó 20 Minutos y rubrican a este periódico. 

Isabel Pantoja en una imagen de archivo.

Isabel Pantoja en una imagen de archivo. Gtres.

Todo ello gestionando su regreso como cantante. Tras más de cuarenta años sobre los escenarios y casi 30 álbumes en su currículum (entre discos y LP), Isabel Pantoja está deseando volver a lucir sus característicos trajes pomposos y ponerse ante los focos para deslumbrar a su público con su imponente chorro de voz. 

Pero no todo tiene que ser el trabajo. La tonadillera también se encuentra en estos momentos "muy ocupada" en su función como abuela. Sobre todo con los hijos de Kiko Rivera (34) e Irene Rosales (28), Ana y Francisco, desde que estos entraran el pasado 8 de enero en la casa de Guadalix para participar en GH Dúo

En este cuidado, sin embargo, no está sola: "Se alterna el cuidado de sus nietos con la madre de Irene", aseguran esas fuentes a JALEOS. Lo cierto es que las dos abuelas mantienen muy buena relación y ambas están entregadas en el cuidado de sus pequeños.  

Cantora, lista para salir a subasta

La necesidad de Isabel Pantoja por regresar al mundo laboral podría estar motivada, además, por la difícil situación económica de Cantora. Según desvela Lecturas, sobre esta finca pesan desde finales de 2018 dos nuevos embargos por un valor de 397.371,98 euros. 

Una de estas deudas corresponde a Kiko Rivera y otra a Isabel Pantoja. Una obligación que se reparte entre ambos ya que los dos fueron los que heredaron la titularidad de Cantora tras la muerte de Paquirri en septiembre de 1984: un 52,40% para la cantante y un 47,60% para el Dj.

El punto álgido de los problemas económicos en los que se ha visto envuelta Cantora tuvo lugar el pasado 11 de diciembre, cuando el fisco embargó la parte de la finca en poder de Kiko por un valor de 58.555,82 euros. Pero esta no era la primera vez que el Dj tenía que enfrentarse a un embargo por parte de la administración pública. En abril de 2017, además, la Tesorería de la Seguridad Social le embargó su parte de Cantora por una deuda de 9.089,42 euros. 

Cantora en una imagen de archivo.

Cantora en una imagen de archivo.

En cuanto a las deudas de Isabel Pantoja, la tonadillera tiene contraída con la Agencia Tributaria una cuenta a pagar por la que el fisco embargó la finca por valor de 338.818,16 euros. 

A estas deudas con las administraciones públicas hay que sumar las dos hipotecas que Isabel Pantoja pidió de Cantora. La primera de ellas, por un valor de 2,7 millones a través de su empresa Pantomar S.L. Una cantidad que ha tenido muchos problemas en devolver, hasta el punto de que en 2009 solicitó un periodo de carencia (estar un tiempo sin pagar). En 2015, mientras estaba en prisión, pidió una segunda hipoteca a favor de la Agencia Tributaria por un valor de 1.100.000 euros. 

Muchas deudas acumuladas año tras año que sumadas, alcanzan un total de más de 4,2 millones de euros, según el Registro de la Propiedad. Una cantidad muy cercana a los 4,3 millones de euros en los que Cantora fue tasada en 2015.

[Más información: La drástica decisión de Isabel Pantoja que en Cantora nadie se espera]