Miguel Frigenti en una imagen de Instagram

Miguel Frigenti en una imagen de Instagram

Famosos ENTREVISTA

Descubrimos el lado más íntimo de Frigenti, el colaborador al que 'GH' le cambió la vida

Miguel Frigenti tiene 31 años y nació en Talavera de la Reina. Todos le conocen por sus múltiples intervenciones televisivas comentando Gran Hermano. Pero en esta ocasión, JALEOS ha querido hablar con él para conocer el lado más íntimo y personal de uno de los colaboradores más 'conocidos' y a la vez desconocidos por el gran público.

Tuvo una infancia complicada, en la que la soledad y el bullying que sufrió cuando era pequeño marcaron su infancia y la pre-adolescencia. Una etapa que le cambió la vida y que le marcó su personalidad en la actualidad. Pero ahí estaba Gran Hermano, su pasión, para hacer que todo eso cambiase y empezase a cobrar otro sentido mucho más positivo.

Lejos de lo que piensan los más críticos sobre la prepotencia del colaborador, se define como alguien "sensible, apasionado y auténtico", que simplemente se protege a su manera para que no le hagan daño, tanto dentro como fuera de los focos. Ha hablado, también, de sus relaciones sentimentales y de cómo se comporta él en la intimidad, cuando las cámaras de televisión se apagan.

Gran Hermano fue su evasión al sufrir acoso de pequeño

Miguel Frigenti en el plató de 'GH DÚO'

Miguel Frigenti en el plató de 'GH DÚO'

Por todos es sabido que el apellido Frigenti y Gran Hermano van unidos con fuerza. Miguel lleva 19 años viviendo y sintiendo el formato más allá de lo profesional, y tiene un significado muy especial en su vida: "Para mí Gran Hermano va mucho más allá de un concurso de televisión. Es un hobbie y una profesión a la vez. Es muy importante para mí. Y es que cuando era pequeño lo pasé muy mal en el colegio porque sufrí acoso y bullying, no sólo de pequeño, sino hasta los 15 años. Cuando empezó la primera edición para mí supuso una vía de escape. Cuando salía del colegio me iba a casa de mis abuelos y ponía Vía Digital para ver el 24 horas", confiesa emocionado.

"Me salvó de una época muy complicada de mi vida, una época que te marca para siempre y que va a decidir tu personalidad futura". Por esto y muchas cosas más, no le molesta que digan que su vida es Gran Hermano, aunque evidentemente no es sólo eso, como algunos piensan. Le gustan otros realities y afirma que también le gustaría hacer más cosas en televisión. Actualmente compagina su faceta de colaborador en el programa de parejas con sus intervenciones en el programa moderado por Sonsoles Ónega (44), Ya Es Mediodía, donde la gente puede ver otra faceta distinta suya. 

Falsa prepotencia

Miguel Frigenti en una imagen de Instagram

Miguel Frigenti en una imagen de Instagram

Prepotencia. Ese concepto es el que considera el colaborador que mucha gente tiene de él. A su forma de verlo, erróneo: "Doy apariencia de persona prepotente, pero es una falsa prepotencia. De primeras soy muy tímido y tiendo a protegerme muchísimo, pero cuando tengo cierta confianza me abro en canal. Soy de extremos y no tengo término medio. 

A diferencia de muchas personas que en la tele siguen la apariencia de un determinado personaje, considera que en su caso actúa exactamente igual que en su vida normal. Simplemente lo que se ve de él es otra parte más de su personalidad, la parte irónica y más atrevida: "Lo que no conocen de mí es que soy un chico muy sensible y sentimental. Melancólico y auténtico. Si hoy tuviese que escribir mi epitafio escribiría que siempre he sido yo mismo a pesar de las consecuencias." 

Se reitera en que siempre ha sido él mismo, y eso en ocasiones le ha jugado una mala pasada: "Mi talón de Aquiles es que soy un libro abierto y quedo al descubierto, por lo que tengo que aprender a protegerme con las personas". Hace un uso muy activo de las redes sociales, donde tiene la necesidad de escribir cosas que piensa sobre otros aspectos de la vida, quizá para que la gente conozca otra parte de él, no solo la parte de comentar y criticar a concursantes de reality.

Belén Esteban, su amiga especial

Miguel Frigenti y Belén Esteban

Miguel Frigenti y Belén Esteban

Asegura que el hecho de ser un personaje público es algo que lleva con la mayor naturalidad, tanto fuera como dentro del plató. Se lleva bien con todos y cada uno de sus compañeros, pero como en todo trabajo, siempre hay 'debilidades' y personas con las que tienes más afinidad. En su caso, Nagore Robles (35), Marta López (45) o Belén Esteban (45), forman su círculo más cercano. En especial esta última, hasta el punto de que será uno de los afortunados en acudir a su boda con Miguel Marcos el próximo 22 de junio.

Relaciones sentimentales

A diferencia de otros rostros televisivos, entre los que acaban surgiendo vínculos amorosos, Miguel "nunca ha mantenido una relación con un compañero del trabajo, ni famoso ni anónimo". Asegura que en caso de que surgiese algo, "no tendría ningún problema y se dejaría llevar". No le gusta la gente que lo calcula todo y que piensa en las consecuencias, porque de esa manera dejas de vivir.  

"En pareja soy muy generoso y sentimental. Tengo mucho carácter y soy muy apasionado. No me gusta la monotonía, y cuando tengo mis propias ralladas pues al estar en pareja se multiplican las complicaciones, y ya no solo te tienes que aguantar tú, sino también la otra persona -risas-". 

En la actualidad está soltero, y es que ahora mismo está centrado en la edición de GH DÚO. Además, reconoce que "le cuesta muchísimo enamorarse y encontrar a alguien". Eso sí, cuando lo hace va hasta el final: "Me he enamorado solo una vez en la vida de una persona que me marcó mucho... Aquello supuso un punto de inflexión en mi vida, tanto que ha marcado mi forma actual de ver la vida, porque descubrí lo que era pasarlo mal, tener ansiedad por echar de menos a alguien, sentirte a la deriva y sin rumbo... Fue muy complicado", confiesa. 

Su gran cambio físico

Miguel Frigenti

Miguel Frigenti

Ha perdido más de diez kilos en menos de un año y medio. Y no hay un día que su disciplina le impida ir al gimnasio, donde además de por cuestión estética, acude para sentirse mejor consigo mismo: "En lo que soy en la actualidad ha influido muchísimo el deporte. Antes no hacía nada de ejercicio, y desde hace un año y medio estoy haciendo deporte cinco días a la semana y me ha cambiado muchísimo, tanto físicamente como en mi personalidad. Ya no podría pasar sin ello", confiesa el colaborador a JALEOS. Además, son muchos los que le escriben a diario para pedirle consejos y motivación para comenzar el proceso. 

[Más información: Las redes critican a 'Ya es mediodía' por contratar al "machista" Suso]