Aurah Ruiz (29 años) ha salido de la casa de Guadalix, y menos de una semana después ya ha ofrecido una entrevista en exclusiva donde narra su relación con Jesé (25) y la lucha contra la enfermedad de su hijo. 

Noticias relacionadas

"Hasta los diez meses mi hijo solo conoció el sufrimiento, y yo tenía que presenciarlo porque era algo que le tenían que hacer a diario", explica sobre los primeros meses de vida de su pequeño. 

Portada de 'Lecturas'.

"Mi hijo de 19 meses tiene una enfermedad rara incurable en el nivel más grave. Hay que estar 24 horas pendiente de él, controlando la hipoglucemia. Es grave a nivel neurológico. Hasta los tres años necesitará muchísimos cuidados. Entré en GH VIP para dar a mi hijo otro tratamiento y buscar algo fuera de España", asegura la canaria a Lecturas

Para tratar de conseguir unas mejores condiciones en el tratamiento de su hijo, Aurah quiere trasladarlo a Estados Unidos, donde existe un tratamiento que puede costar "por día entre 3.000 y 4.000 euros. Me advirtieron de que era genético y que podría necesitar muchísimo tiempo de ingreso". 

Un tratamiento que podría cambiar drásticamente las condiciones de vida del pequeño. Aunque Aurah también aprovecha esta entrevista para señalar el buen trato recibido por un médico en el hospital de La Paz, a quien está muy agradecida por cómo se preocupó por ella y el pequeño. 

Jesé, el hombre que cambió su vida (y no para bien)

Aurah conoció al futbolista cuando este "pidió mi número de teléfono, y poco a poco nos fuimos conociendo. pasamos unas navidades juntos con su familia. Yo estaba en Madrid sola, me enamoré".

Sin embargo, ya al poco tiempo las cosas cambiaron y empezaron los indicios de lo que sería una relación tormentosa. ¿La razón? Solo cinco meses después de empezar a salir él quedó con la madre de su primer hijo y la dejó embarazada. Ella, no obstante, le perdonó. Era el inicio de su relación y todavía había muchas ilusiones y promesas que nunca se cumplirían. 

Jesé Rodríguez y Aurah Ruiz en una imagen de archivo.

Así, Aurah no dudó en dejarlo todo para mudarse con él a París, que no hizo honor a su nombre y para ella fue más la ciudad en la que se inició el desamor. Jesé se estaba distanciando y ella se sentía muy agobiada porque él no estaba a su lado, ni siquiera cuando se quedó embarazada. 

El punto álgido llega cuando nace su hijo, y tras varios meses de tratamiento Jesé desaparece por completo. Ya no acude al hospital, ni se preocupa por la salud del pequeño. Una situación que desemboca en una ruptura en streaming: Aurah se entera a través de una publicación del futbolista en Instagram. 

Ahora se comunican a través de abogados, y la canaria ha conseguido que Jesé tenga que pagarle 4.000 euros mensuales según un convenio regulador: "Le he pedido lo mínimo, solo para las necesidades vitales. Dada la enfermedad de mi hijo, también buscaba no arruinar a mi familia. Mi padre se ha gastado 20.000 euros. Los aparatos que necesita mi hijo no son baratos y no están subvencionados". 

[Más información: Jesé pierde la batalla contra Aurah: le deniegan la custodia temporal de su hijo]