Continúa la infatigable lucha de Álex Lequio (26 años), el hijo de Ana Obregón (63) y Alessandro Lequio (58), contra el cáncer que se le diagnosticó el pasado mes de abril. Una vez en España, el camino que tiene por delante es menos arduo, pero aún queda batalla por librar, tal como deslizó su progenitor. Después de que el joven empresario y su madre regresaran de Nueva York tras siete meses combatiendo la enfermedad allende los mares, lo único que se sabía de su evolución de salud era su visita a la prestigiosa Clínica Universitaria de Navarra.

Noticias relacionadas

Fue hace unos días, el 19 de octubre, cuando Álex hacía pública en su Instagram una imagen en la que se lo intuía en una sala de aislamiento acompañado de sus padres y, días después, la actriz de Ana y los 7 le restaba importancia a este ingreso de su vástago: "Es algo normal cuando se te bajan las defensas por la quimio, pero Álex está perfecto". Sin embargo, tal como ha podido confirmar JALEOS, no se trataría de un hecho puntual el desplazamiento de la familia a la citada clínica, una de las más prestigiosas de España en materia de cáncer. 

Según la información que maneja este periódico, Álex tendrá que visitar las instalaciones de este célebre centro de salud "cada tres semanas" con el fin de hacerle un seguimiento pormenorizado a su nueva fase de tratamiento. Además, pese a que el joven se ha mostrado entusiasmado con el retorno a su querida España, lo cierto es que de momento no podrá despedirse para siempre de la ciudad de los Rascacielos, ya que deberá viajar "cada tres meses" al Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSKCC), enclave médico de élite donde comenzó su lucha el pasado mes de abril.

Así las cosas, todo indica a que en los próximos meses su lucha contra el cáncer tendrá dos importantes escenarios: a caballo entre Navarra y Nueva York. Teniendo en cuenta que Ana Obregón y su hijo llegaron a España el 27 de septiembre, a este medio se desliza que el próximo viaje estipulado a Estados Unidos se produciría "antes de que acabe el año o, como tarde, en enero". Sea como fuere, estas serán unas Navidades especialmente emotivas para la familia García Obregón, siempre tan unida; las primeras en la que, de seguro, habrá motivos por los que brindar y celebrar. El más importante, la salud. 

Álex, centrado en un evento solidario contra el cáncer

Fue el pasado 17 de octubre -dos días antes de que publicara la imagen de su aislamiento en la clínica de Navarra- cuando Álex Lequio reaparecía ante los medios de comunicación para apoyar a una franquicia con la que colabora su empresa Polar Marketing. No es ningún secreto que uno de los mayores deseos del joven era incorporarse cuanto antes al trabajo y, por eso, hizo acto de presencia en el citado evento. Visiblemente nervioso, con una gorra calada y parco en palabras, Aless -como lo llama su entorno- quiso mandarle un mensaje a todos los luchadores como él y en eso centró sus energías. 

"Muchas gracias por venir. Os agradezco a todos el apoyo que me habéis dado. Animo a todos los luchadores", aseguró antes de abandonar el photocall sin atender a los medios. Y es que, como él mismo aseveró en su red social los días posteriores, no está aún preparado para hablar de la enfermedad. Eso sí, desde que llegó a Madrid ha aprovechado su Instagram no solo para dar ejemplo con su positivismo, sino para promocionar su próximo evento mediático que tendrá un fuerte carácter benéfico: "Miles y miles y más miles de gracias a todos los que han venido hoy al décimo aniversario de Miss Sushi. Me hubiera gustado hablar más con el equipo de medios tan maravilloso que ha asistido, pero todavía no es el momento. Os veo a todos en el evento solidario que estoy organizando con la fundación #CAICO". 

Esta acción solidaria impulsada por Álex Lequio tendrá lugar a finales de año en la Comunidad de Madrid. "Se va a hacer en diciembre, pero seguimos cerrando temas de espacio y la logística general del evento. Se va a hacer sí o sí en diciembre. De momento, no te puedo dar más detalles concretos", manifestaba hace unos días el joven empresario a LOC

Alessandro, cauto: "Tengo miedo de que se precipite"

Alessandro Lequio en imagen de archivo. Gtres

Al día siguiente de la comparecencia ante los medios de su hijo, Alessandro, en El programa de Ana Rosa, se expresaba así: "Esto no ha terminado, pero el camino ya es menos difícil. Como padre, después de esas imágenes, me da miedo de que se esté precipitando. Por otro lado, me parece maravilloso porque él necesita volver al día a día del trabajo". Y es que, apostillaba, si le pueden las ganas de reincorporarse a su negocio "quiere decir que está volviendo a su vida y eso me emociona".

Por primera vez desde que el joven empresario iniciara esta dura travesía por el cáncer y las respectivas quimios, Alessandro habló con una media sonrisa en la boca y no tuvo reparo en hablar del notable cambio físico del joven: "Ha adelgazado muchísimo. Ha perdido peso voluntariamente y se parece mucho a mí. Se está cuidando muchísimo, y eso es maravilloso". No cabe duda de que son momentos de cautela en la familia García Obregón. 

[Más información: Álex Lequio muestra la nueva fase de su tratamiento contra el cáncer]