Toñi Moreno (45 años) y María Casado (40) se conocieron hace años cuando la primera brillaba en Andalucía, su casa patria, y la segunda hacía lo propio en TVE. En realidad, la que las presentó un buen día fue Mariló Montero (52), buena amiga, a su vez, de las dos. La televisión unió a Toñi y María, andaluza y catalana de pro, pese a la distancia geográfica. Se hicieron íntimas y brindaron por el éxito indiscutible por el que atravesaban. Cenas, comidas y viajes juntas fueron quehaceres habituales entre ellas. Parecían almas gemelas y no disimulaban ese feeling que sentían. 

Noticias relacionadas

En 2013 su hermandad fue a más cuando Toñi aterrizó en TVE con el programa Entre todos. Entonces compartieron vacaciones de verano juntas -en la memoria quedará los días de verano de 2015 cuando María fue cazada en topless- en Sanlúcar de Barrameda en casa de la Montero. Sin embargo, los años y los cambios profesionales las han ido separando sin remedio. A partir de ahora, no tendrán las mismas cosas en común de las que se jactaban entonces cuando Casado se puso al frente de La mañana de La 1 en 2016, y Toñi dio un tumbo en Antena 3 antes de aterrizar con éxito en Telecinco con Viva la vida. La vida les sonreía, hasta que dejó de hacerlo. 

Moreno junto a María Casado en 2014. Gtres

Son las obligaciones de la profesión las que las han 'separado' pero, pese a los reveses laborales, ambas han seguido manteniendo con los años una excelente relación personal. No obstante, hay una gran diferencia entre ellas en su actualidad como presentadoras. Ya no existen aquellos tiempos de festejos por la vida y el trabajo. Al menos, por parte de Toñi. En los últimos días ha recibido el peor batacazo profesional al quedarse sin su espacio de televisión de los fines de semana y ser relegada a la parrilla de Cuatro con Mujeres, hombres y viceversa

Lo cierto es que la Moreno no está pasando por su mejor etapa a ningún nivel, ni laboral, pero tampoco personal. Su corazón es inexpugnable -"Yo no hablo de mi vida privada" ha sido su mantra siempre que le han preguntado- y nada se sabe de sus relaciones sentimentales, más allá de sus íntimas amigas con las que sale y entra y se lo pasa bien. Hasta donde se conoce, está soltera y, de hecho, aseguró hace unos meses que su intención es ser madre en soledad. No cabe duda; Toñi, sola y relegada por sus jefes, tiene poco por lo que brindar.

La andaluza en el programa 'Viva la vida'.

Cómo son las cosas; en su antípoda se encuentra María Casado. A ella sí le acompaña la buena suerte. De encabezar Los desayunos de TVE durante años y darle el emblemático paso a su compañera Mariló Montero, pasó a hacerse con su puesto cuando esta abandonó la cadena pública en 2016. Desde ese momento, es la reina de la mañana del ente público y, pese a la criba de personal que ha sufrido el canal recientemente y el recorte en la sección de corazón, se ha 'salvado' del despido fulgurante de tantos compañeros.

Se puede decir que Casado es la niña mimada de TVE, el rostro por el que los jefes quieren apostar. No puede decir lo mismo Moreno, la cual ha visto cómo Emma García (45) ha arrasado con su puesto y su franja horaria. Eso sí, hay algo por lo que la gaditana más pizpireta de Viva la vida todavía puede sonreír: es la más profeta en su tierra y su programa Gente maravillosa no conoce techo de éxito y en Canal Sur la veneran tanto o más como a Juan y Medio.  

La nueva ilusión de María Casado

Fue hace unos días cuando la publicación Corazón TVE se hizo eco del dulce momento personal por el que está atravesando María Casado. A su buena racha laboral se unía, de este modo, la vertiente personal. Y es que, la presentadora de La Mañana de Televisión Española ha vuelto a encontrar el amor junto a la prestigiosa abogada Natalia Martos (39). 

A tenor de las imágenes, la pareja se encuentra en un momento dulce, feliz y en el que comparten situaciones cotidianas como un paseo a media tarde por las calles de Madrid con su mascota a la vez que se profesan algún que otro cariño. La catalana, muy celosa de su vida privada, conoció a la abogada en una cena organizada por amigas en común. Según fuentes cercanas a la pareja, entre ellas hubo un flechazo que se potenció desde un principio al tener aficiones en común el deporte y la lectura.

Natalia es licenciada en Derecho por la Universidad en Granada. En su labor por formarse en el campo del Derecho realizó a continuación un Máster en Derecho de las Telecomunicaciones por Instituto Católico en Dirección y Administración de Empresas (ICADE). Martos también ha ejercido sus funciones como letrada en el prestigioso despacho Pérez-Llorca, abarcando el área de ciberseguridad y protección de datos. Ha trabajado en el grupo Prisa como asesora jurídica o en la red social Tuenti. ¿Se dejará ver algún día Toñi tan feliz como María? 

[Más información: Toñi Moreno pasará a presentar ‘MyHyV’ y Emma García ‘Viva la vida’]