Tana Rivera ha decidido donde vivir. Cuando todavía era una menor sus padres -Fran Rivera (44 años) y Eugenia Martínez de Irujo (49)- se enfrentaron judicialmente por su custodia, ahora la nieta de la Duquesa de Alba es una joven mayor de edad y ella misma ha decidido al lado de quien va a vivir.

Noticias relacionadas

Fran Rivera ha desvelado en Espejo Público como vivieron la mediática puesta de largo de Tana, confesando que con el inicio del curso su hija ha decidido mudarse a Sevilla. Al lado de Fran y Lourdes, Tana continuará con sus estudios asegurando su padre que seguramente allí esté más centrada, después de suspender el acceso a la universidad durante dos años consecutivos.

En cuanto a la batalla pública que protagonizó al lado de Eugenia, el torero ha explicado: "yo no tenía nada en contra de Eugenia, ni pensaba que fuera mala madre, solamente demandaba pasar más tiempo al lado de mi hija, como era mi derecho", además ha añadido: "pero ahora ya es mayor de edad y ella misma ha decidido venirse a Sevilla".

Padre e hija siempre han estado muy unidos y Tana siente auténtica devoción por su hermana pequeña, Carmen, y está deseando recibir al nuevo hijo que esperan Fran y Lourdes, siendo este también uno de los motivos que la hayan llevado a la ciudad hispalense.

Por su parte, su madre visita mucho Sevilla y la joven continuará viniendo a Madrid, por lo que la distancia entre ambas apenas será notable.

[Más información: Tana logra reunir a los Rivera y a los Alba en su puesta de largo]