Miguel Bosé durante una visita a Disneylandia con sus hijos.

Miguel Bosé durante una visita a Disneylandia con sus hijos.

Famosos EXCLUSIVA

Miguel Bosé se refugia en México, donde se pagan menos impuestos, con sus gemelos en un colegio de lujo

JALEOS desvela el nuevo refugio del cantante que ha decidido marcharse al país latinoamericano y asentar junto a sus pequeños una nueva vida ajena al panorama nacional. 

Hay dos pilares fundamentales en la vida de Miguel Bosé (62 años): sus cuatro hijos -Tadeo, Diego, Telmo e Ivo y su profesión. Sus dos ejes, los que le mantienen y le guían, le acompañan ahora en su cruce de fronteras y traslado definitivo a México. El intérprete reside en el país latinoamericano, lugar que siempre le ha acogido durante sus giras como si de su región natal se tratase, junto a su familia. 

Según ha podido saber JALEOS el cantante ha inscrito a dos de sus pequeños en un prestigioso colegio de la capital mexicana. Un gesto que le acerca, y le amarra, al país mexicano. Tal y como confirman las fuentes consultadas por este medio, "para que Miguel haya podido inscribir a los niños en la escuela ha tenido que tramitar previamente la residencia en México y se habrá dado de alta en la Embajada Española para evitar una doble imposición fiscal". 

Miguel Bosé junto a sus cuatro hijos en Disneyland París.

Miguel Bosé junto a sus cuatro hijos en Disneyland París.

En el momento en el que una persona va a dar de alta a los niños al centro, tiene que presentar su situación legal en México. Al llegar se pide la visa expedida desde Madrid y, una vez en la Embajada de España, se le da de alta como residente, previa demostración de un domicilio legal. "Cuando llevas más de 184 días en el país, ya no se debe presentar una declaración en España, así se evita una doble imposición y tan solo se declara en el país mexicano donde los impuestos son infinitamente más bajos", confirman. 

"Dicho trámite de residencia en México no es sencillo y conlleva pasar previamente por el Consulado de México en Madrid y después tramitarlo en el destino", aclara. Tal y como ha podido saber este medio, para poder matricular a los pequeños en la escuela, el cantante habría tenido que realizar los trámites de residencia en la embajada. 

Los problemas de Miguel Bosé con Hacienda salían a la luz el pasado mes de junio cuando se hizo pública la lista de deudores. El nombre del cantante aparecía como una de las personas que debía más de un millón de euros, en concreto, tenía una deuda de 1.869.096'04 con el fisco. 

La semana pasada, la que despedía al mes de agosto, se inauguró el nuevo curso escolar en los colegios mexicanos, incluido el centro en el que están inscritos los pequeños del cantante. "Es una escuela a la que acceden las élites, un lugar de prestigio y de renombre", explican a este medio. La escuela esta situada en la Zona de Interlomas, uno de los distritos más exclusivos de Ciudad de México y en el que viven las familias más alto standing

El precio de inscripción en la escuela es de 7.695 pesos mexicanos (343 euros), cantidad a la que hay que sumar la mensualidad de 3.999 pesos (1.780 euros) cada mes, durante diez meses. El hombre que entonaba aquel aclamado Amante Bandido en los años ochenta, disfruta ahora de la vida familiar y busca para sus descendientes la mejor educación, razón por la que desembolsa 4.246 euros al año en la escolarización de los dos hijos. La elección de Bosé está hecha con la madurez que otorgan las responsabilidades y la prudencia de la paternidad, por ello, escoge un centro que ofrece una enseñanza bilingüe: en castellano y en inglés. 

MIguel Bosé durante un concierto en una imagen de sus redes sociales.

MIguel Bosé durante un concierto en una imagen de sus redes sociales.

El centro, que JALEOS ha decidido mantener en el anonimato, cuenta con los servicios más personales y exclusivos. En las aulas de los pequeños Bosé se desarrolla el sistema de neuropsicopedagogía aplicada a la educación que se basa en el desarrollo de las habilidades mentales, aprendiendo de forma razonada y natural. 

La importancia de la educación artística está presente en los niños desde su temprana infancia, una realidad que se plasma en las actividades que se despliegan en su ideario donde fomentan el tratamiento cultural. 

El cantante es el más aclamado, y discreto, de la saga Dominguín-Bosé, pero, a pesar de su cautela, no ha conseguido escapar de las informaciones alrededor de la familia que ha formado gracias a la gestación subrogada. En junio de 2013 el cantante anunciaba al mundo, en la portada de Shangay Express, la noticia de que era padre de cuatro niños y no de dos, como se suponía hasta ese momento. "A los siete meses de nacer Diego y Tadeo llegaron otros dos mellizos, Ivo y Telmo. Muy poca gente lo sabía", dictaminó. 

Tal ha sido el interés que suscita la vida del intérprete que él y sus hijos fueron fruto de un terrible extorsión en septiembre del año pasado. "Me han hackeado el correo. Me han robado archivos fotográficos de familia y me están extorsionando desde hace semanas y por eso no paso. Están tratando la venta del material a terceros. Por esa razón y para interrumpirle el negocio a mi agresor me veo obligado a hacer esto y a mostrar las identidades de mis hijos", escribía junto a una imagen en la que mostraba las caras de los niños con el único objetivo de evitar que salieran en ningún medio de comunicación. 

Bosé deja atrás su vida en Panamá, país que le vio nacer, para acercarse a su querido México, el lugar en el que ha pasado gran parte de su tiempo. Un destino al que siempre le ha guardado un fuerte cariño y que es el lugar idóneo para sus hijos.

[Más información: Miguel Bosé, duramente criticado tras conocerse su millonaria deuda con Hacienda]