El ministro de Cultura Màxim Huerta.

El ministro de Cultura Màxim Huerta. Gtres

Famosos EL PURGATORIO BY MARTA CIBELINA

¡Un respeto por el corazón de Màxim Huerta! Ya está bien de meterse con el ministro

No tiene que avergonzarse de nada. No olvidemos que Maruja Torres, cuya valía intelectual nadie ha cuestionado nunca, empezó a escribir en la revista 'Garbo'.

Hartita estoy de que se metan con Màxim Huerta (47 años) por su hipotético pasado corazonero. Que los de corazón también tenemos nuestro cerebro. Espero que no reniegue nunca de él. La web de Mediaset está llena de vídeos suyos, sin ir más lejos uno en el que habla de las bajadas de azúcar de Belén Esteban (44). Por cierto, la princesa del Pueblo ya ha pedido la cartera de Hacienda en Sálvame cuando la deje libre María Jesús Montero (52).

Màxim Huerta, nuevo ministro de Cultura y Deporte

Màxim no tiene que avergonzarse de nada. No olvidemos que Maruja Torres (75), cuya valía intelectual nadie ha cuestionado nunca, empezó a escribir en la revista Garbo. A él, me dicen, de su vida privada no le gusta que se hable, ni tampoco, me cuentan, que se especule con su condición sexual. No es, ni de lejos, un metrosexual, y por ahí van los tiros en cuanto a lo de su rechazo al culto al cuerpo y la exaltación de los supermazas a lo MHYV. Eso no quita que declarara a Informalia que le gustaría que lo pillaran con Ricky Martin (46).

Máxim como Ministro.

Máxim como Ministro. Gtres

Visita los bares y lugares de tapeo de la zona de Tribunal, donde vive, es un gran hedonista y no va a privarse jamás de un momento de placer por miedo al michelín. No es ni ortoréxico, ni vigoréxico ni papirofléxico ni fototóxico. Ya vimos que en la promesa, que no jura del cargo, no llevaba abrochado el segundo botón. Una curvita de la felicidad se lo impedía. No es que vaya en pantuflas para comprar el pan, pero casi, casi… Recordemos que en la jura se le olvidó quitarle la etiqueta al zapato. No es un hombre presumido. Se pone lo primero que pilla para salir a la calle. No gasta mucho ni en cosmética masculina ni en peluquerías. Usa productos de Avène y es un hombre de barrio, de los que mantiene trato con los dueños de los comercios y se sabe sus nombres. Y también de los que bajan todas las veces que haga falta a la calle a hacer recaditos. O tiene mala memoria o simplemente le gusta pasear.

Yo le conocí y me dijo hace muchos años que le gustaban mis columnas y mi blog con lo cual, como comprenderéis, creo en él y me ofrezco para una Subsecretaría, pero para que no se me vea el plumero he hablado con diversas personas que lo conocen más a fondo y han trabajado codo con codo con él.

Como Karina Caparrós, periodista de televisión, quien coincidió con él en el programa de Ana Rosa Quintana (62): "Es un gran compañero. No se lo tenía nada creído. Es divertido, ocurrente, sencillo, nada estirado, le encantaba mezclarse con la redacción. Cuando llegaban las revistas del corazón era el primero que se sentaba con todos para comentarlas y pasar un buen rato. Era y es muy cercano, uno más del equipo".

Huerta en la Feria del Libro.

Huerta en la Feria del Libro. Gtres

Con Ana Rosa, pese a lo que pudiera parecer en un primer momento por lo comedida que se mostró al retransmitir su toma de posesión, se lleva muy bien. De hecho fue a la primera periodista que le ha entrevistado tras su nombramiento. Después del nombramiento solo cogió el teléfono a los muy allegados. Bernardo Paz, un gran fotógrafo que también le conoce, le tiene por un hombre muy culto, honesto y buena persona. "¿Qué ha informado sobre corazón? Y eso que tiene que ver. Es un hombre preparado y con capacidad sobrada para hacerlo bien. Por ese Ministerio pasó Esperanza Aguirre (66), y recuerdo perfectamente que fue a visitar a Alberti y delante de todos le dijo al ver sus dibujos: "No sabía que usted pintara, don Rafael", y este me dijo por lo bajinis: "¿Pero que dice esta gilipollas?". Ocurrió exactamente así.

Pilar Eyre, columnista de Lecturas, donde trabajó antes Màxim, lo define como "trabajador, inteligente, culto, muy bondadoso y una persona muy entregada a la literatura". Ella, que es Premio Planeta y también ha hecho mucho corazón, reivindica el valor de la crónica social: "Truman Capote y Marcel Proust se dedicaron a esto… No tiene ningún sentido criticarle porque haya trabajado en un programa donde se hablaba de información del corazón. Yo a lo que le emplazo, como antitaurina que soy y antitaurino que es él, es a demostrar una coherencia con sus creencias, porque ahora sí tiene oportunidad de hacerlo. Por lo demás creo que va saber rodearse de un buen equipo y que puede hacerlo bien".

Fran Rivera (44) ya ha dicho que no se siente representado por un ministro antitaurino que no ha mencionado la Fiesta Nacional en su toma de posesión, y sí, en cambio, deportes como el rugby. Victorino Martín, presidente de la Fundación Toro de Lidia, ya le ha ofrecido su "colaboración leal" poniéndose a su "inmediata disposición para hacer un viaje de conocimiento" al sector taurino. O da muchos capotazos o en este tema le va a pillar el toro. Va a tener que definirse.

Màxim junto a Ana Rosa y Joaquín.

Màxim junto a Ana Rosa y Joaquín. Gtres

Me está quedando esto muy pegajoso y va a parecer que le estoy haciendo la pelota al ministro para conseguir el cargo. Está el detalle de los zapatos con la etiqueta recién comprada pero eso lo humaniza, no vale. Así que aquí va otro testimonio de una persona sobradamente preparada que le conoce muy pero que muy mucho: "Yo lo veo algo empalagosillo, linfático, diría yo. Demasiado sensible y demasiado empeñado en demostrar lo sensible que es. Pero es culto, muy culto. Es un cinéfilo de gran altura. Lo demostró el hecho de que iniciará su programa con una película de Rossellini, Roma Città Aperta, con una de las mejores escenas de la historia del séptimo arte, con Anna Magnani corriendo detrás del camión. Sabe también de literatura…Puede citarte palabra un párrafo de cualquier libro si estás hablando con él de cualquier tema a la hora de argumentar, y siempre viene al caso . Te sorprende con su cultura".

Añade mi fuente, admiradora como él del neorrealismo italiano, que lo único que le parece excesivo es que sonría tanto, que va sonriendo incluso cuando camina por la calle. Pues que queréis que os diga, ayer conocí en una ceremonia por la Paz en el Teatro Muñoz Seca de Madrid al venerable Lama Jampa Chojor que me dijo que me conocía, probablemente de otra vida, y sonreía como sonríe Màxim. Y hoy me siento nueva tras haber asistido a la ceremonia de la bendición del agua. Fui invitada por Mamen Díaz. El lama nos dijo anteayer que no hay que envidiar ni criticar, sino desear la felicidad ajena, y eso luego te rebota en tu beneficio.

Màxim posando con Isabel Rábago, Omar Suárez y Miguel Ángel Nicolás.

Màxim posando con Isabel Rábago, Omar Suárez y Miguel Ángel Nicolás.

No hay más que ver la sonrisa de Màxim en la foto hace algunos años junto a sus compañeros en el programa de Ana Rosa con motivo de un cumpleaños. En la foto están Omar Suárez, Miguel Ángel Nicolás y su ahora rival política Isabel Rábago (43), portavoz del PP en la Comunidad de Madrid y exconcursante de Supervivientes. Hay quien despotrica de que la política española pueda convertirse en un un remedo de Sálvame.

Algunas de las noticias que ha dado la política de nuestro país parecen cebos tomateros. Por cierto, la que parece aspirar a una sillita en el plató del programa estrella de Mediaset es la ministra de Hacienda. Muy fuerte su modelito en la toma de posesión. Hasta Pepi, la chica para todo de Isabel Pantoja (61), tiene un look más regio. No será que son los políticos los que quieren ir a Sálvame. Recuerdo que Pedro Sánchez (46) llamó a Jorge Javier un día en directo al programa. Nos queda mucho por ver. Yo del que más me fío es de Màxim. Nàmaste. Ministro.

[Más información: La 'cuchipandi' de Màxim Huerta, el ministro más inesperado y enrollado]