Belén Esteban (44 años) ha disfrutado de uno días de vacaciones junto a su pareja, Miguel, para disfrutar su victoria sobre Toño Sanchís (45), quien tiene que pagar 600.000 euros a su exrepresentada. Aunque su vuelta a la capital ha sido amarga por algún que otro comentario desafortunado. 

Noticias relacionadas

La colaboradora de Sálvame, al igual que hacen cientos de personas, compartió una serie de fotografías donde se la veía luciendo un bikini totalmente relajada en distintas posiciones y lugares, como en el barco o la hamaca. 

Sin embargo, la fama también tiene un lado negativo, y es que en algunas de sus instantáneas se podían leer comentarios bastante ofensivos: "Es la foto más grotesca que vi en mucho tiempo", "pareces un chorizo a punto de reventar" o "hay bikinis más grandes a la vente, dos o tres tallitas más no le vendrían mal", son solo algunos de los mensajes en su perfil. 

Belén, no obstante, no es una mujer que se quede callada ante las críticas, y esta no ha sido una excepción. La colaboradora ha aprovechado la polémica para compartir otra publicación en su instagram con un mensaje dirigido claramente a estos usuarios: "A los que me criticáis por las fotos que pongo en Instagram, un consejo: daros un bañito", decía la tertuliana. 

Belén y Toño están viviendo uno de sus mejores momentos, tanto profesional como personalmente. Desde 2014 que llevan saliendo, la relación se ha ido reforzando tras superar numerosas crisis juntos, y es que la colaboradora asegura que tiene a su "lado a alguien que me quiere y me cuida. Miguel me ha enseñado a ser feliz, y me encantaría que estuviéramos juntos siempre, le pese a quien le pese". 

[Más información: Toño Sanchís responde tras perder el juicio contra Belén Esteban]