Montaje JALEOS con Franceska, Rebeca y Jesús Hermida.

Montaje JALEOS con Franceska, Rebeca y Jesús Hermida.

Famosos SITUACIONES TENSAS

Los problemas de Franciska tras desvelar que Jesús Hermida es "el padre de Rebeca"

La veterana artista fue agredida por uno de sus vecinos y la familia del que fue su marido no le habla.

Franciska del Toro (79 años) no está atravesando su mejor momento tras desvelar que mantuvo una relación con Jesús Hermida y que el periodista es el padre de su hija Rebeca, según ella. La revelación de la noticia ha llevado a que algunas personas se metan con ella y con su hija. 

Los incidentes son de tal gravedad que, como la propia Franciska explica a JALEOS, un joven de casi dos metros de alto (acompañado por su mujer, su hijo pequeño y sus dos perros) se dedicó a insultarla a ella y a su hija. El enfrentamiento tuvo lugar cuando ella salía al paseo, enfrente de su casa, a tomar el sol y relajarse. Fue en ese momento cuando "me agredió sin ninguna causa aparente", relata. La cantante llamó a su hija Rebeca que bajó y se enfrentó a ellos. El enfrentamiento le ha afectado, y es que la artista asegura que ahora no sale. "Tengo miedo. Fue muy fuerte", explica a este medio. 

También ha tenido problemas con la familia de su marido José María Pous, sobre todo con sus sobrinos. "Desde que salió la noticia no me hablan, no hay ningún contacto", y eso cuando antes su "relación era más o menos normal". 

Franciska de joven.

Franciska de joven.

José María ya se imaginaba algo de su historia con Hermida cuando estaba vivo: "Decía: 'Mira, ya sale tu amor en la tele'. Y yo le respondía: '¿Qué amor?' Y él me contestaba: 'El del flequillo...' y se reía". Sin embargo, desconoce si podía saber que Rebeca era hija de Jesús: "Él estaba muy enfermo y era muy raro. No sabías nunca lo que pensaba,lo que sentía'". 

Unas consecuencias inesperadas tras desvelar su relación con Jesús Hermida, a lo que hay que añadir que Franciska lleva varios días soñando con el periodista. "Te lo juro, sueño con él, hablo con él. El otro día me decía :'La sopa que me has preparado me ha encantado'". Pero esto no es la única ocasión en la que ve a Hermida: "Otro día entré en un bazar que tengo cerca de casa y entró un chico de veintitantos años que era su vivo retrato, como si fuera su nieto. Era clavado a él con su flequillo y todo. Se lo dije a mi hija y me dijo que dejara de decir tonterías", explica la veterana artista.

[Más información: La revelación de Franciska: "Jesús Hermida es el padre de mi hija Rebeca"]