Dulceida en su viaje por África.

Dulceida en su viaje por África. Redes sociales

Famosos Redes sociales

Dulceida en el centro de la polémica por las imágenes de su viaje por África

La influencer ha respondido a las críticas y asegura que no tiene que dar explicaciones constantemente de su vida. 

La influencer por excelencia se ha vuelto a posicionar en el centro de la polémica y es que el nombre de Dulceida (28 años) ha vuelto a verse empañado por las críticas, esta última vez el motivo es el viaje que está realizando por África.

Aida Domenech -Dulceida- y su novia Alba Paul han viajado hasta el continente africano para mejorar su inglés con una prestigiosa agencia internacional. Han aprovechado el viaje para realizar varios safaris por Masai Mara y conocer algunos de los poblados más pobres de la zona, y cómo no lo han publicado en sus redes sociales como no podía ser de otra forma, lo que ha dado lugar a un aluvión de críticas que ha convertido a Dulceida en trending topic a nivel nacional y que incluso la han obligado a dar sus explicaciones.

La fotografía de la polémica que Dulceida ha compartido en sus perfiles.

La fotografía de la polémica que Dulceida ha compartido en sus perfiles.

Y es que Dulceida ha publicado una story en su Instagram en el que aparecían tres niños africanos y la influencer comentaba: "¡Una hora con ellos no ha sido suficiente! Feliz por haberlos hecho sonreír", mientras los niños posaban con unas gafas que llevan el nombre de la catalana, a lo que explicaba: "ahora tienen nuestras gafas, yo sus sonrisas y el tiempo con ellas". Estas declaraciones le han valido a Dulceida las críticas más duras de sus haters y gran parte de la red, que acusan a la influencer de frivolizar con la pobreza y de superficial.

Además, una imagen de Dulceida con la bañera llena en una zona africana en la que se sufre una grave escasez de agua se suma a las críticas, recibiendo comentarios los cuales los más suaves la tildan de "ignorante" y "asquerosa".

Dada la polémica generada, Dulceida se ha visto obligada a pronunciarse al respecto explicando en twitter: "por suerte pudimos darles lo que más necesitaban, pero no tengo que dar explicaciones de las aportaciones que hago, cosa que criticaríais también" y termina zanjado: "No miréis mi perfil cada dos minutos si tanto me odiáis. Daos una ducha de educación".