María Teresa Campos vuelve a sufrir un susto con su salud.

María Teresa Campos vuelve a sufrir un susto con su salud. Gtres

Famosos SIN GRAVEDAD

María Teresa Campos, de nuevo ingresada

La presentadora ha sufrido un nuevo susto en su salud que le ha llevado a tener que pasar unos días hospitalizada.

María Teresa Campos (76 años) vuelve a verse entre esas cuatro paredes blancas de hospital que tan poco le agradan. La presentadora se levantó este sábado con un fuerte dolor intestinal. Sus quejas comenzaron a las cinco de la mañana y hacia las siete su pareja, Edmundo Arrocet (68) , y su chófer y amigo Gustavo no dudaron trasladarla de inmediato al hospital.

Allí recibió atención sanitaria y se decidió su instantáneo ingreso para comprobar el estado real de su salud. Sus hijas Carmen Borrego (51) y Terelu (52) recibieron la llamada sobre la hospitalización de su madre, una vez que ya estaba asentada en el centro sanitario.

Durante todo el día del sábado se le realizaron diferentes tipos de pruebas y todas descartaron cualquier gravedad. Así lo hizo saber su hija menor durante la emisión de Sábado Deluxe: "No es nada grave, las pruebas están saliendo bien y esperamos poder llevárnosla a casa mañana o pasado". No obstante, nadie podía quitarles el susto del cuerpo al oír el nombre de su madre y la palabra 'ingreso' en la misma frase: ""Estamos preocupadas porque siempre que oyes la palabra ingreso te preocupas y a nadie le gustan los hospitales, pero a mi madre menos. Así que por eso, para que mi madre pida ir al hospital... es que se sentía muy mal. Pero por la mañana estaba tranquila, y según avanza el día está más nerviosa porque se ve entre esas parece, y ha tenido vómitos".

Carmen, además, aseguró que su hermana se encontraba con su madre mientras ella ejercía de colaboradora en la noche de Telecinco y más tarde la propia Terelu hacía llegar a Jorge Javier Vázquez (47) un mensaje en el que le contaba que tanto ella como María Teresa estaban viendo el programa desde la habitación del hospital.

Así que decidieron llamarlas en directo. Tras unas breves palabras de la primogénita Campos tomó el teléfono la matriarca y declaró: "Buenas noches, he pasado un mal ratillo esta mañana, pero yo ya lo veía venir desde el año que me quitaron la vesícula. Porque desde entonces me han pasado cólicos y cosas así. Pero hoy sentía unos dolores insoportables. Y me alegro en parte de estar aquí porque lo tenia que arreglar en algún momento, ya que ninguna mañana me sentía bien. Gracias a todos por el interés".

Carmen Borrego ha apuntado también que los médicos aún no han dado un diagnóstico: "No saben si puede ser de la operación de vesícula, como apuntaba mi madre, que le haya dejado una adherencia. Ahora quieren dejar el intestino limpio, por lo que no están dándole comida, sino todo por suero. También han apreciado una distensión del intestino delgado, pero eso puede ser por muchas causas".

María Teresa junto a sus hijas a la salida del hospital el año pasado.

María Teresa junto a sus hijas a la salida del hospital el año pasado. Gtres

Y es que hablar de hospitales y sustos trae al recuerdo de ambas hermanas en duro momento vivido en mayo del año pasado cuando su madre sufrió un ictus que asustó rotundamente a sus hijas. En aquel difícil momento, Terelu y Carmen no solo tuvieron que hacer frente a la situación de su madre, al desconocimiento de su avance o a las continuas preguntas de los medios por saber de la salud de María Teresa,sino que además, la pareja de la presentadora, Edmundo Arrocet se encontraba a 5.000 kilómetros de distancia, en Honduras, concursando en Supervivientes y ellas vivían con el eterno dilema de si contárselo o no.

Esta vez, Bigote está presente y al lado de su amada. La veterana presentadora tiene a todos sus seres queridos pendientes de ella, a su vera y las pruebas médicas están de su parte. Seguro que en unas horas camina hacia la salida del centro hospitalario apoyada en sus hijas y su pareja y con la sonrisa que le caracteriza.