Lidia Valentín, sobre el amor: Mi prioridad es Tokio 2020. Lo demás, puede esperar

Lidia Valentín, sobre el amor: "Mi prioridad es Tokio 2020. Lo demás, puede esperar"

Famosos MEDALLA DE PLATA

Lidia Valentín, sobre el amor: "Mi prioridad es Tokio 2020. Lo demás, puede esperar"

La deportista acudió este martes a 'El Hormiguero', donde le prepararon una ceremonia de entrega de su medalla de plata.

Casi diez años después de los Juegos Olímpicos de Pekín, Lidia Valentín (32 años) se ha colgado la medalla de planta en la categoría de -75 kilos tras la descalificación por dopaje de tres de las levantadoras que la precedieron. Y aunque nadie le ha podido devolver la emoción de aquel momento, El Hormiguero quiso recompensarle por ello con una ceremonia en directo a la que acudieron sus padres y sus dos entrenadores.

Ha sido un acto precioso con mis dos entrenadores, con mis padres que son reacios a aparecer en medios y conceder entrevistas, y por el sitio en el que se ha entregado. Estoy muy agradecida”, dijo la deportista.

La de Ponferrada confesó además que “es bastante penoso que se descubra diez años después y se entregue una medalla tan tarde. Me enteré antes de Río de Janeiro que era medalla de plata en Pekín y oro en Londres. Han tardado demasiado".

“No se puede ganar de cualquier manera. Hay que ganar con horas de dedicación y con años de trabajo. El deporte siempre tiene que estar limpio”, ha añadido la deportista, que no ha admitido que el dopaje es habitual en la halterofilia.

Lidia Valentín.

Lidia Valentín.

“Siempre digo que hay dos tipos de halterofilia: la oscura, la que vale todo, en la que no son deportistas, la que no es un deporte sino un show; y la halterofilia de verdad, la que se respeta los valores, la que la gente disfruta”, ha contado.

Un deporte que le lleva a entrenar cada día seis horas. “Vivo con agujetas. Sobre todo cuando todo un tiempo de descanso. Pero hay que tener una rutina porque tienes un objetivo. Si no haces eso, otras personas lo están haciendo. Eso marca la diferencia para ganar una medalla o no”.

“¿No te da tiempo a enamorarte?”, le ha preguntado Pablo Motos.  “No. Ahora mismo tengo unas prioridades que es centrar toda mi atención en Tokio 2020. Todo lo demás puede esperar”.

“Pero no siempre estoy preparando competiciones. También tengo vacaciones. Ahí sí me da tiempo a conocer a alguien, hacer vida social…”, ha añadido la leonesa, que ha confesado que su secreto para aguantar es comer Botillo del Bierzo.