Paula Vázquez: No hace falta la erección para hacer feliz a una mujer

Paula Vázquez: "No hace falta la erección para hacer feliz a una mujer"

Famosos SU ENTREVISTA MÁS PICANTE

Paula Vázquez: "Muchos hombres siguen pensando que necesitan cabalgarnos"

La presentadora se sincera esta noche con Lorena Berdún en el programa de Telemadrid 'Sexo y etcétera'.

Paula Vázquez (43 años) se ha convertido en una abanderada del feminismo. De hecho, durante los últimos tiempos no han sido pocas las veces que ha saltado a los titulares de los medios por sus mensajes contra el machismo que ha vivido en el mundo de la televisión.   

Algo de lo que hablará esta noche en Telemadrid con la sexóloga Lorena Berdún en Sexo y etcétera, donde se reivindica como feminista y dueña de su cuerpo y como una mujer que ya ha aprendido a saber pedir lo que quiere cuando de sexo se trata. "No hay nada más atractivo que una mujer segura de sí misma", explica.

"Nunca he vivido con una pareja. Desde los 17 años he vivido sola, así que a los hombres no les he pedido mucho. En ellos también he notado que les gusta una mujer independiente económicamente, que tengas planes, que seas libre. Empieza a haber un cambio de conciencia", cuenta.

"Vivir con alguien para toda la vida lo veo como una utopía. Me gustaría que me funcionara si algún día lo hago, pero no veo muy real lo de que hasta que la muerte nos separe. Por lo menos no es para mí", continúa.

En cuanto a lo que tiene que tener un hombre para conquistarle, éste tiene "que tener sentido común con todo y mirar la vida y tener curiosidad, que tenga un mundo muy enriquecedor, que no me necesite. No quiero completar, quiero ser la acompañante de alguien que ya sea completo".

Paula Vázquez con Lorena Berdún.

Paula Vázquez con Lorena Berdún.

Paula y el sexo

Respecto al sexo, Vázquez cuenta que "el porno ha hecho mucho daño porque muchos hombre siguen pensando que necesitan cabalgarnos. Y no: queremos hombres sensibles, que sepan dar masajitos y darte besitos en el cuello. Y, a veces, cuidarte es dejarte el tupper hecho".

Y va más allá. "No hace falta la erección para hacer feliz a una mujer. Están las manos, la boca… Con los años he aprendido a pedir. Antes me daba vergüenza pedir lo que me gustaba. Ahora lo pido incluso antes de llegar al postre. No pasa nada por pedir. Te hace una mujer segura de ti misma y no hay nada más atractivo que una mujer segura de sí misma".

Asimismo cree que "en fingir el orgasmo hay una parte moral de engañar a alguien y otra de engañarte a ti mismo porque no le estás haciendo saber qué es lo realmente te da placer, cual es el patrón que te hace llegar al orgasmo".

La gallega también hablará sobre el físico y el machismo. "Quienes realmente nos hacen pasar a todas las mujeres por una criba son las revistas del corazón, es lo más misógino y machista que puede haber (...) Cuando trabajo mucho y tengo estrés adelgazo, y todo el mundo me daba por todos lados con mi imagen por estar delgada. Sentía que tenía que explicar mi vida a cada paso. Me veía por los ojos de los demás. Creía que era lo que la gente decía de mí. Lo que decían las revistas,  google…Ahora me he dado cuenta de que no".

"Para mí el feminismo es la libertad, el que tú eres la dueña de tu cuerpo y puedes usarlo como te dé la gana. Exigir tus derechos, tener las mismas oportunidades. A partir de ahí, si Ronaldo se puede hacer fotos en calzoncillos, ¿por qué no puedo hacerme yo fotos en bikini?", añade.