Cristina Cifuentes y María Dolores de Cospedal en el desfile.

Cristina Cifuentes y María Dolores de Cospedal en el desfile. EFE

Famosos FIESTA NACIONAL

Del moño militar de Cospedal al bolso españolista de Cifuentes

Los asistentes al desfile de la Fiesta Nacional han cuidado mucho la vestimenta y han elegido prendas con un alto significado. 

Elena Bustamante

La Fiesta Nacional de este año se ha sucedido en medio de un clima de tensión tras los últimos hechos acaecidos en Cataluña. Razón por la cual no extraña que los políticos hayan elegido prendas con un alto significado. Por un lado, María Dolores de Cospedal (51 años) ha elegido un look setentero con formas geométricas y colores apagados que ha rematado con un moño militar, en clara alusión a su cargo como ministra de Defensa. El atuendo que luciría Cospedal este día era muy esperado después de que eclipsara a la reina Letizia (45) en el desfile del año pasado con su apuesta conservadora (falda larga verde y un suéter negro). 

Por otro lado, Cristina Cifuentes (53) ha elegido un outfit donde el color azul era el predominante y con un corte en capa que recordaba a los atuendos que suele vestir Melania Trump (47) y al vestido rojo que lució la reina Letizia en el 50 cumpleaños de Guillermo de Holanda (50).

Sin embargo, el detalle que más ha llamado la atención de la presidenta de la Comunidad de Madrid es un bolso de mano con la bandera de España y personalizado con sus inciales, que ha cobrado un alto significado después del desafío soberanista que se ha desarrollado en Cataluña y con el que Cifunetes ha sido muy crítica, repitiendo en varias ocasiones que "Cataluña es España". 

Respecto a Soraya Saenz de Santamaría (46), la vicepresidenta ha preferido un conjunto total black donde los únicos detalles que llamaban la atención eran un collar corto de pedrería y unos guantes largos de color burdeos. Un detalle muy sesentero que ha vuelto a traer a la mente la semejanza de Santamaría con Jackie Kennedy desde que se cortó el pelo. 

Un atuendo similar es el que ha lucido Manuela Carmena (73), alcaldesa de Madrid, que ha escogido un traje en color negro a la altura de las rodillas rematado con un collar de perlas y el pelo suelto.

De su asistencia al desfile ha llamado la atención la actitud relajada que ha mostrado en una conversación con Mariano Rajoy (62), María Dolores de Cospedal y Cristina Cifuentes, en los momentos previos al desfile. Asimismo, ha destacado que en el saludo al rey Felipe VI (49) la alcaldesa de Madrid ha sido la única no ha realizado la reverencia protocolaria. 

Susana Díaz (42) ha apostado por un vestido hasta las rodillas con un gran colorido en tono blanco y con detalles violetas ceñido en la parte superior y acampanado en la falda, lo que resaltaba la figura de la política. Austera en joyas, la presidenta de la Junta de Andalucía ha escogido un pelo suelto y listo. Ha sido una de las pocas representantes del PSOE que han estado en la primera línea en el desfile del Día Nacional. 

Isabel Tejerina (49), la Ministra de Agricultura y Pesca, ha lucido elegante y estilosa con un vestido negro y hasta la altura de las rodillas en el que destacaba la gran falda de campana. Se trataba de un look sobrio, algo habitual en sus conjuntos, donde el detalle que destacaba era un collar rojo con toques brillante que ha escogido como complemento. Respecto al pelo, también ha preferido dejarlo suelto, con la diferencia de haberle querido dar movimientos con algunas ondas. 

Por su parte, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha optado por un conjunto completamente en rosa crepe donde el elemento esencial era un abrigo grande de corte clásico y recto. Ha completado este outfit con unos complementos discretos que acompañaban a un pelo alisado que ha preferido dejar suelto. 

Esto en cuanto a las mujeres, y es que la gran mayoría de los hombres han apostado por un atuendo clásico con un traje a dos botones y con colores oscuros donde la única diferencia era a corbata. Sin embargo, sí es reseñable las gafas de sol que Felipe González (75) ha mantenido durante todo el acto oficial, a diferencia del resto de asistentes. 

• Todos los invitados a la recepción en el Palacio Real