David Bisbal y Mónica Cruz.

David Bisbal y Mónica Cruz.

Famosos 'DEFECTOS PERFECTOS'

¿Fue Mónica Cruz la otra infidelidad de David Bisbal a Chenoa?

La hermana de Penélope Cruz protagonizó un videoclip con el cantante. La pasión y la química que desprendieron hicieron saltar las rumores de una relación entre ellos.

Cristina Rodrigo

Las confesiones que Chenoa (42 años) arroja en su libro Defectos perfectos sobre su traumática ruptura con David Bisbal (38) es la gran historia de la semana en la prensa del corazón. No se habla de otra cosa. El mundo entero siguió su historia de amor a comienzos de los 2000, pero hasta ahora nunca se habían conocido los motivos que llevaron a la pareja a poner punto final a su relación años después y, sobre todo, cómo lo vivió la cantante en sus propias carnes. De un día para otro se dijeron adiós y la imagen de una Chenoa en chándal llorando casi sin poder hablar en la puerta de su casa quedó para siempre grabada en la retina de todos.

Doce años después de aquello, la mallorquina se ha atrevido a desvelar que el almeriense le fue infiel. Y por lo que cuenta lo hizo en más de una ocasión. Elena Tablada (36) es el único nombre que Chenoa escribe con todas sus letras y el primero que viene a la mente a todas aquellas personas que en aquel momento vivieron con ella el desamor. Chenoa y Bisbal rompían y sólo dos meses después aparecía en escena la madre de la única hija que por el momento tiene el extriunfito.

[Más información: Chenoa relata cómo David Bisbal la dejó tirada después de ponerle los cuernos]

Pero hay otro nombre que calla en su libro y sólo expone la siguiente situación: "Dos años después de nuestra ruptura se dio un Expediente X de lo más curioso: una colaboradora suya (refiriéndose a una persona que en su momento trabajó con David) se me sentó al lado en un avión para contarme los detalles pormenorizados de su historia con mi ex. Yo pensé que me encontraba en un programa de Cuarto milenio, todo muy surrealista. Para entonces ya no lloraba las penas y no veía la necesidad de semejante confesión. "Querida, si necesitas desahogarte o limpiar tu conciencia, ahí están los confesionarios"".

¿Quién fue la misteriosa amante de David? Del examen de las palabras de Chenoa se podría resaltar una frase que podría ser clave: "para entonces ya no lloraba las penas", que coincide con el título exacto de uno de los temas del cantante (Lloraré las penas) y que tuvo precisamente a Mónica Cruz (40) como protagonista en su videoclip. ¿Quiere decir esto que la hermana de Penelópe Cruz (43) es la mujer con la que le fue infiel?.

JALEOS se ha puesto a la ardua tarea de investigar quién es la misteriosa mujer de la que habla Chenoa y ha descubierto que en 2002 ya se especuló con una posible relación entre Bisbal y Mónica. La química que desprendieron en el videoclips que grabaron juntos no pasó inadvertida por los medios de comunicación. La revista ¡Hola! incluso apuntó a la bailarina como "la nueva musa de David Bisbal".

"Aunque coincidieron poco durante la grabación, la química que desprende la pareja en varias escenas despertó las especulaciones sobre la posibilidad de que existiese entre ellos algo más que una simple amistad", se puede leer en la noticia de ¡Hola!.

El tema en cuestión que rodaron juntos es Lloraré las penas, en el que Bisbal se lamenta por un amor que le he traicionado, siendo Mónica Cruz la mujer que le hace sufrir. Ambos se marcan un baile que derrocha pasión. 

El cantante, quien por esa época ya había conseguido vender más de 800.000 copias de su primer disco, enseguida desmintió los rumores: "No hay nada de nada. La gente te relaciona con personas de tu entorno, del trabajo, pero que se le va a hacer, me río y ya está". 

Ella en cambio guardó silencio. Ese mismo año, la bailarina y actriz comenzaba una relación con el también actor Miguel Ángel Muñoz (34). Si Mónica y David tuvieron un romance o vivieron una noche tórrida, sólo ellos y Chenoa lo saben. Pero esa persona que se metió en la cama de la mallorquina como ella misma relata en su libro es alguien que se mueve en el mismo mundo que ellos.

"En los mundos del brilli brilli no priman los principios éticos y morales que devoran a la gente. Ellos consumen fast food, no somos amigos por estar conectados en Facebook, por salir una noche de fiesta, por pasearnos juntos por playas famosas".