Carlos Falcó y Esther Doña.

Carlos Falcó y Esther Doña. Gtres

Famosos ESPOSA DE CARLOS FALCÓ

Esther Doña, el lado oscuro de la nueva señora de Griñón

Ha tenido problemas jurídicos en varias de sus empresas. Cuando comenzó a salir con el marqués de Griñón, mintió acerca de su edad. Tan solo dos hijos del empresario aprueban la relación de ambos.

Hace solo un año y cinco meses que Carlos Falcó (80 años) y Esther Doña (39) hicieron público su noviazgo y desde entonces solo han encontrado impedimentos para su historia de amor. La modelo y empresaria malagueña tiene un pasado intenso que no convence a los hijos del marqués de Griñón, ni a Tamara Falcó (35) fruto del matrimonio del bodeguero con Isabel Preysler (66) ni a Manolo y Sandra, los hijos que tuvo con su primera mujer, Jeannine Girod. Tan solo los menores Aldara y Duarte, fruto de su relación con su tercera mujer, Fátima de la Cierva, aprobaron la relación.

El empresario y su recién esposa, con la que contrajo matrimonio en secreto el pasado fin de semana, tienen una diferencia de edad de 41 años. Se conocieron a finales de 2015 y antes de casarse el pasado sábado, ya se habían registrado como pareja de hecho. Cuando comenzaron a salir, ella afirmó que tenía 41 años, aunque pronto la periodista Beatriz Cortázar sacó a la luz que tenía dos menos. La edad no ha supuesto un problema para ninguno de los dos, que se han mostrado muy enamorados desde el principio. Eligieron la residencia del marqués de Griñón en el Palacio El Rincón de Aldea del Fresno (Madrid) para celebrar el enlace civil que ofició el alcalde de la localidad, Guillermo Celeiro, amigo de ambos. Esa misma tarde, tomaron rumbo a África, donde recorrerán distintas localizaciones para celebrar su luna de miel.

[Más información: Carlos Falcó se casa en secreto con Esther Doña: luna de miel en África]

No es la primera vez que la pareja viaja a África. Ya han estado juntos en Kenia y Tanzania, donde han podido disfrutar de safaris, o en el lujoso hotel Mamounia de Marruecos, uno de los más caros del mundo. Precisamente los opulentos regalos que el empresario ha hecho a la modelo y empresaria son uno de los motivos que más han hecho desconfiar a la familia del empresario de ella, aunque hay más razones relacionadas con su pasado que no les convencen.

Dos matrimonios fallidos

Igual que su recién marido, Esther Doña no ha tenido demasiada suerte en el amor, y a la corta edad de 39 años ya ha contraído matrimonio tres veces. La primera vez, con un empresario español 25 años mayor que ella, con el que convivió en Madrid. Se casó por segunda vez en Reino Unido con otro empresario español que también le sacaba 18 años y con el que residió en Londres. Por último, ha contraído matrimonio con Carlos Falcó.

La modelo y empresaria Esther Doña.

La modelo y empresaria Esther Doña. Gtres

Problemas jurídicos con sus empresas

Precisamente dos sociedades en las que entró a formar parte con sus exmaridos, una de estética y otra inmobiliaria, ambas en Madrid, trajeron pasados los años algunos problemas jurídicos graves a Esther Doña. De hecho, tuvo que ir a declarar a los juzgados de Majadahonda por un presunto delito de estafa para recuperar su patrimonio, dos pisos que habrían estado embargados por sus impagos, según avanzó EL ESPAÑOL en diciembre de 2016.

[Mas información: La novia del marqués de Griñón, denunciada por presunta estafa para recuperar su patrimonio]

Amistades 'íntimas' con famosos

El pasado amoroso de Esther Doña no se ciñe a sus exmaridos. Al parecer, habría tenido devaneos con otros hombres, todos famosos: se le ha relacionado, por ejemplo, con Julio Iglesias, también exmarido de Isabel Preysler. Aunque ella misma explicó que su relación con el cantante fue únicamente artística, puesto que participó como corista en su banda.

Carlos Falcó y Esther Doña en una entrega de premios al empresario.

Carlos Falcó y Esther Doña en una entrega de premios al empresario. Gtres

También han querido ligarla al cantante y empresario Bertín Osborne (que preguntado por ella dijo que ni siquiera recordaba conocerla), al empresario andaluz José María González Caldas o al actor Máximo Valverde. Luis Miguel Rodríguez (el Chatarrero) también reconoció que disfrutó de varias fiestas con Esther Doña, aunque niega haber tenido ninguna relación con ella.

Su claridad a la hora de hablar de su relación con Carlos Falcó ha traído a la malagueña, de clara belleza física y actitud alegre, más problemas que alegrías. En todo caso, a ninguno de los dos les han importado las habladurías y han seguido adelante con su relación, llegando al altar el pasado sábado.