Este miércoles de madrugada Jorge Brazalez (28 años) ganaba la quinta edición de Masterchef. No pasaban ni 24 horas cuando la noticia de su triunfo pasaba a un segundo plano tras filtrarse los sueldos y las condiciones de los concursantes de este 'talent show' de La 1 de TVE.

Noticias relacionadas

1.000 euros netos al mes. Al menos eso es lo que el periódico El Mundo ha publicado que cobran los concursantes de Masterchef. Una cifra que a este periódico también han confirmado fuentes desde dentro del programa. No obstante, dicha cantidad ha sido totalmente desmentida por Shine Iberia, la productora del programa. "Lo que se ha publicado es totalmente falso. Sí es cierto que los aspirantes a cocineros cobran una cantidad porque dejan su trabajo durante el tiempo que están en Masterchef, pero la cifra de la que se habla no es real", asegura a EL ESPAÑOL el jefe de prensa de la compañía, que no ha querido aclarar el sueldo correcto.

Lo que sí reconoce la productora es que los concursantes viven aislados durante los 90 días de grabación. "Se les proporciona una casa a las afueras de Madrid, en Aldea del Fresno, donde conviven todos juntos. Ni mucho menos están hacinados. La casa es como una pequeña mansión", afirma la misma fuente en respuesta a las informaciones que apuntan supuestas condiciones lamentables de vida de la vivienda. En la web del programa se pueden visualizar algunos vídeos, realizados por los propios concursantes, donde se muestra la casa en la que habitan. El inmueble cuenta con una amplia cocina con isla en medio, un gran salón con chimenea de diseño, varias habitaciones y cuartos de baño, una sala de juegos con billar y una piscina. 

"La razón de apartar a los concursantes de la realidad es para que estén totalmente concentrados en los platos que tienen que elaborar y no influyan factores externos. Lo que se intenta desde Masterchef es ayudarles a conseguir su sueño de ser cocineros. Les ayudamos a formarse. El 85% de los participantes del programa están hoy en día trabajando en una cocina como profesionales", explica el responsable de comunicación de la productora a EL ESPAÑOL.

LOS CULINARIOS

Según publica el mismo artículo de El Mundo "en las pruebas en las que nosotros les vemos enfrentarse en solitario a los fogones están acompañados por cocineros que les ayudan a realizar el plato". Se trata de los llamados 'culinarios' imprescindibles para el funcionamiento correcto del programa. Son unos cocineros expertos que se encargan de poner todo a punto. Su tarea es comprobar que las cocinas están en correcto funcionamiento, poner los ingredientes en su sitio y, sobre todo, estar pendientes de los concursantes. Ellos son los que les enseñan en los exteriores a usar las cocinas y explicarles dónde está cada utensilio que necesiten. Además, están encima durante la prueba como medida de seguridad. Las grabaciones se realizan los lunes, viajan los martes y los jueves, y los fines de semana los concursantes reciben clases de cocina.

Jorge Brazalez, ganador de Masterchef. Instagram

PREMIO DEL GANADOR

A las cocinas de Masterchef solo entran los 15 mejores cocineros amateur de un casting en el que se inscriben más de 15.000 personas. Solo uno consigue alzarse con la estauilla del ganador, que supone un premio en metálico de 100.000 euros y la publicación de su propio libro de recetas. Además, como los otros dos finalistas, han tenido la oportunidad de completar su formación en la facultad de Ciencias Gastronómicas de San Sebastián Basque Culinary Center.