Jon Kortajarena y La vecina rubia en sus alter ego de muñeco.

Jon Kortajarena y La vecina rubia en sus alter ego de muñeco. Instagram

Famosos 'AFFAIRE' CIBERNÉTICO

La loca historia de la vecina rubia que persigue a Kortajarena

Tras un año de mutuos mensajes en las redes sociales y de llenar de ilusiones a la Barbie más conocida del mundo virtual, el modelo ha dado el paso y se ha citado con ella en París.

La romántica ciudad de París ha sido el lugar escogido por Jon Kortajarena (32 años) y La vecina rubia para su primera cita en persona. Tras casi un año de 'flirteo' virtual con comentarios descarados, el modelo y la Barbie "con pelazo" han tomado la decisión de dar el paso y conocerse. Así lo hizo saber el bilbaíno en su cuenta de Instagram en la que ha afirmado que él y su Ken personalizado tendrían una cita con la rubia más conocida de internet y su alter ego en muñeco. Finalmente se ha llevado a cabo y ha sido la más rubia de Twitter la encargada de anunciar el esperado encuentro.

El esperado mensaje del encuentro entre Jon Kortajarena y La vecina rubia.

El esperado mensaje del encuentro entre Jon Kortajarena y La vecina rubia.

Todo comenzó con un inocente "me gusta" del modelo a una, como siempre, creativa respuesta de la vecina rubia. Era 19 de junio de 2016 y Kortajarena requería un masajista a domicilio. La de la melena dorada se ofreció de inmediato. Ese click en el icono del corazón en Twitter fue el inicio de un culebrón del que no han quitado ojo miles de usuarios que han sido los que insistentemente han pedido un acercamiento real -de carne y hueso- de los protagonistas.

Tuits de Jon Kortajarena y la vecina rubia.

Tuits de Jon Kortajarena y la vecina rubia.

La emoción de La vecina rubia fue creciendo a medida que veía que sus comentarios en las fotos del maniquí tenían respuesta por su parte. Así creó el hashtag #meestoyhaciendoilusionesymeestánquedandopreciosas que enseguida fue adquirido por el propio Jon para contestar a su amada virtual. Y es que fue tanta la repercusión de su idilio en las redes que tenían incluso nombre de pareja, los Rubijarena, al estilo de los Brangelina o los Bustapaula.

El modelo, lejos de permanecer impasible ante los elogios de la Barbie, siguió alimentando la ilusión de todos aquellos fans de la historia de amor. Contestó con humor a todas las ocurrencias de La vecina rubia, compartió montajes de imágenes de Barbie y Ken en diversas escapadas, y cuando la reina de las redes le envió como regalo por su 32 cumpleaños un muñeco personalizado, no dudó en mostrarlo a sus seguidores de Instagram con un vídeo en el que le daba las gracias y le prometía que algún día se verían.

Su relación fue tomando forma y llegó hasta el punto de que La vecina rubia decidió 'avisar a la policía' para que investigaran el 'robo de su corazón'. Esta petición la hizo vía tuit y en cuestión de minutos la propia Policía Nacional respondió a su curiosa 'denuncia' y asegurando que estaban al tanto del caso y que Kortajarena sería llamado a declarar. Instantes más tarde, el modelo entraba en el juego y pedía que se le rebajara la condena por aceptar una cita con La vecina rubia.

Una semana después de contactar con las autoridades, el móvil de la Barbie rubia sonó y era de un número que no estaba en su lista de contactos: "Tenía una llamada perdida de un número desconocido y he pensado: ¿Y si era Jon Kortajarena?". La respuesta de su amado no tardaba en llegar con la que el vasco le insinuaba que si hubiera sido él lo hubiera sabido.

De esta forma tan espontánea se fraguó el primer paso hacia su ansiada cita. Porque en tan solo unos días el modelo puso a prueba sus seguidores y les preguntó si debería pedirle una cita a La vecina rubia. Como era de esperar, una avalancha de usuarios contestaron con un rotundo sí y a la aludida se le multiplicaron las ilusiones por él e incluso creó un montaje de cómo sería el día de su boda.

Montaje de la boda de Jon Kortajarena y La vecina rubia.

Montaje de la boda de Jon Kortajarena y La vecina rubia.

Hace solo una semana que el modelo advirtió que "esto acabaría en cita" y este jueves, el maniquí confirmó que ya existía fecha y lugar de la ansiada quedada. Jon llevaba unos días en París, y La vecina rubia cogió un vuelo esta semana a un destino desconocido y aseguraba estar "muy nerviosa" por este viaje, lo que hizo saltar las alarmas. Este viernes, 26 de mayo, ya podemos confirmar que su historia ha tenido un nuevo capítulo en la ciudad del amor. ¿Cuándo veremos la foto?